|10/09/20 04:43 PM

"Extraño los insultos, son música para nuestros oídos"

El árbitro mendocino Fernando Espinoza contó una divertida anécdota que vivió en la cuarentena, de hinchas que extrañan el fútbol y le escribieron por facebook. La vida de un juez que le costó llegar y también mantenerse en primera

Fernando Espinoza, como el resto de los árbitros del fútbol argentino, a pesar de no tener competencia, se sigue preparando y capacitando para la vuelta. En el caso del oriundo de San Martín, también es árbitro internacional y está a la espera de poder realizar tareas en la Copa Libertadores, que inicia la próxima semana. 

En diálogo con El Ciudadano, se refirió a estos casi seis meses sin actividad, la llegada del VAR a la Argentina, sus inicios a dedo, la feroz crítica de Diego Maradona y una divertida anécdota que le ocurrió a través de Facebook. 

-¿Cómo estás viviendo estos casi seis meses sin actividad?

-Ha sido muy duro, difícil. Nunca ningún deportista en el mundo había tenido un receso tan grande. Pero como siempre digo, priorizo la salud y sobre todo la familia. Sabemos que estamos cerca y todos los árbitros nos estamos preparando para la vuelta, con muchas capacitaciones en las distintas plataformas virtuales.

-Desde tu opinión, ¿Está bien que vuelva la Copa Libertadores la próxima semana en este momento sanitario?

-Como siempre digo, nosotros (los árbitros) somos empleados. En mi caso, empleado de AFA y al ser internacional, también lo soy de Conmebol y FIFA, y tenemos que acatar las órdenes. El protocolo es muy estricto, con vuelos chárter, equipos que llegan en burbujas, se testean y vuelven a sus países. Creo que va a salir todo bien. Lamentablemente estamos en este pico que pensábamos que nunca iba a llegar.

-Hace poco Cristiano Ronaldo dijo que extrañaba los insultos de los hinchas rivales. En tu profesión, acostumbrado a las críticas, ¿extrañas eso también?

-La verdad que sí, son música para nuestros oídos (risas). Me río mucho cuando me cruzo con alguien en la calle y me dice que el domingo me puteó. Porque la gente se transforma en la cancha, pero luego en la vida cotidiana es distinto, hasta te invitan un café para charlar. Y voy a contar una anécdota que me pasó hace unos meses. Por facebook, que es mi única red social, me escribieron unos chicos desde un perfil y me pidieron permiso para insultarme. Me dijeron que necesitaban descargarse (más risas). Y nos pusimos a charlar un rato, me agradecieron y yo también les agradecí. El argentino es muy pasional y extraña el fútbol. 

-¿Les ha cumplido AFA con sus pagos, al margen de que no haya competencia desde marzo?

-Vale la pena resaltarlo. La AFA nos cumplió de manera estricta y se preocupó mucho en cuidarnos, nos controlan con nutricionistas y seguimos capacitándonos con cursos online. Es algo para agradecerles y más en este momento de tanta especulación.

-Hace mucho que se habla de la llegada del VAR a la Argentina. ¿Se dará en este 2020?

-Yo creo que lo vamos a disfrutar este año, porque se ha avanzado en los cursos. El VAR es de lo mejor que le ha pasado a los árbitros. No es lindo perjudicar a un equipo y no es sano para nosotros los árbitros tener que convivir con el error, sin la posibilidad de remendarlo. Hubo un grupo de árbitros que estuve diez días en el predio de AFA en Ezeiza, con todos los protocolos sanitarios, practicando con la tecnología del VAR.  Y a fin de mes vamos otro grupo, que ya estamos homologados, iremos a la parte de entrenamiento. Va a ser una linda prueba, saber si como sociedad vamos a estar preparados para todo lo que significa cambiar una decisión arbitral. Será un cambio para el futbolista, para el televidente, para los periodistas y principalmente, para nosotros. No es sencillo seguir dirigiendo el partido, sabiendo que cometiste un error. Se necesita de mucha fortaleza mental. 

-Además, hay cambios reglamentarios año tras año justamente por la utilización de la tecnología...

-Así es. Desde junio se han comenzado a implementar estos cambios reglamentarios en las ligas que han vuelto. Por eso creo que también, no se podrá seguir jugando sin VAR. El reglamento va cambiando según la tecnología y se va adaptando a las exigencias. Siempre digo lo mismo, la tecnología nos utilizó durante tantos años, que era momento que ahora la utilicemos nosotros, para solucionar errores de jugadas puntuales que no pudimos ver.  

-Sin embargo, la última decisión seguirá siendo del árbitro principal...

-Claro, no es como el famoso ojo de halcón del tenis, donde un sistema de software dice donde pica y no hay manera de refutar nada. El VAR es tecnología utilizada por personas, con distintos puntos de vista. Puede que los árbitros del VAR llamen al principal para mostrarle algo, pero la decisión final sigue siendo del juez de campo. Las polémicas van a seguir existiendo.   

-Siendo un árbitro de una provincia del interior como Mendoza, ¿Creés que te costó más que al resto llegar a donde hoy estás?

-No solo que soy del interior, sino que soy del interior del interior, de una ciudad como San Martín. Alguno podrá decir que llegué rápido, debuté a los 30 años en primera, tengo 36 y hace 5 que también soy internacional. Pero todo me costó muchísimo. Incluso me costó dirigir en la Liga Mendocina. Iba a mis partidos de inferiores a dedo, a todas las canchas de Mendoza. Y también me fui a dedo a hacer el curso de árbitro de AFA a Villa María, Córdoba. Fue difícil llegar, pero más difícil es mantenerse. El fútbol vive en Capital Federal y cuesta adaptarse a esa vida, tengo idiosincrasia de pueblo. Y ocupar un lugar en las grandes ligas, como decimos los árbitros, es un esfuerzo diario.  

-¿Y cómo fue haber tenido que escuchar una crítica tan fuerte como la que te hizo Diego Armando Maradona en un partido de Gimnasia?

-No es fácil. Vivimos de la crítica. Con el tiempo fui aprendiendo a escuchar y a leer. Antes escuchaba y absorbía todas esas críticas, que muchas veces eran destructivas y se metían en lo personal. En mis inicios la pasé mal, no podía creer que se dijeran esas cosas de una persona que cometió un error. Pero fui aprendiendo a escuchar y a saber a quién escuchar. Maradona sigue siendo mi ídolo futbolístico, tengo una cadenita con la forma del botín de él en el 86. Es cierto que me equivoqué, me hago cargo de mis errores. Pero como decía, aprendí a escuchar en este tiempo. Es cierto que dolió mucho lo que dijo, aunque creo que me hubiera dolido más esa crítica de Diego hace 15 años atrás. A buen entendedor, pocas palabras...

-¿Creés que será importante ver cómo se lleva adelante la Copa Libertadores para que vuelva el fútbol argentino?

-Mi opinión es que la próxima semana sabremos cuál es la realidad deportiva. La realidad social ya la conocemos. Pero será clave ver cómo se desarrollan estos juegos de copa. Porque aunque no haya público en las gradas, hay mucha gente alrededor de un partido de fútbol, sobre todo en los vestuarios. Pero como decía, el protocolo es bueno y muy amplio. Dios quiera que salga todo bien.