|12/05/20 04:54 PM

"Con Diego había llegado el momento de la venganza hacía los poderosos"

En dialogo con El Ciudadano, Giordano recordó el primer título napolitano y lo que provocó la llegada de Maradona. Además habló del fútbol argentino: “Me hubiera gustado jugar en Boca”

“Fue el equipo más fuerte en la historia del Napoli”, así lo definió Bruno Giordano, una de sus principales figuras. Se cumplen 33 años del primer scudetto del Azzurro. Fue la primera alegría en 61 años de existencia con Diego Maradona como emblema de esa inolvidable conquista.

Aquel 10 de mayo de 1987, el club conquistó la liga de Italia, y desató una fiesta sin precedente en la historia del fútbol de ese país, ya que la entidad del sur de Italia conseguía la primera estrella y el argentino fue el gran artífice de ese logro que lo forjó a la eterna idolatría de todo un pueblo.

Ese día, en un San Paolo colmado con más 90 mil almas desbordadas, el Napoli igualó 1 a 1 con la Fiorentina por la penúltima fecha y gritó campeón. A partir de ese día, la imagen del 10 se transformó en el Dios de la Ciudad. El oriundo de Villa Fiorito pasaba a ser el hombre más amado de Nápoles, adorado e idolatrado por los napolitanos, querido por sus compañeros y odiado por sus rivales.

Maradona convirtió a Napoli en un nombre mundial. Se acabaron las burlas de los equipos del norte. Los poderosos (Milán, Juventus, Inter) comenzaron a respetar a los del sur. Napoli convirtió a Maradona en un ser supremo. La ciudad empapeló sus calles con su figura. Argentina se convirtió en un país querido (para muchos, desconocido) por haber sido la tierra de su nacimiento. El resto de Italia se rindió a sus pies.

Su llegada fue en 1984, procedente del Barcelona. Arribó a un club que estaba acostumbrado a luchar para evitar el descenso. Con el correr de los años se colgó el equipo al hombro. Con todo lo que representaba siendo el mejor jugador del mundo y con la mochila que arrastraba desde hacía un año cuando llevó a la Selección Argentina a consagrarse campeón en México 86', el Diez encaminó al Napoli a ganar 5 títulos (Liga de Italia 86/87, Copa el Calcio de 1989-90, la Copa Italia en 1987, la Supercopa de Italia 1990 y la Copa UEFA 1989).

Indudablemente no lo hizo sólo. Estuvo acompañado, entre otros, por el defensor Ciro Ferrera y los delanteros Careca y Bruno Giordano que formaron el trinomio Ma-Gi-Ca. El tridente ofensivo se convirtió en el más trascendental del Mundo y hoy se lo compara con el que tuvo el Barcelona hace dos años: Messi-Suarez-Neymar (MSN), aunque Giordano no coincidió con esa comparación: “No es comparable a los tiempos actuales. Nosotros fuimos únicos”, recalcó a El Ciudadano, el hoy comentarista para la televisión italiana.

- ¿Como está pasando la cuarentena?

- Respetando las directivas del gobierno. Salgo lo menos posible, pero con una máscara. Paso mucho tiempo con mi familia, charló con amigos y observo series de televisión. Además, entreno un poco para mantenerme en forma.

- ¿Qué opina sobre la vuelta del fútbol en Europa y las consecuencias que podría generar?

- Será un problema económico porque las compañías ya no se podrán permitir compromisos importantes. Habrá más intercambios de jugadores y menos compras. También, será un gran problema que los partidos se desarrollen a puertas cerradas y, como consecuencia, los equipos no podrán contar con el apoyo de sus fanáticos, lo que para mí tiene un gran impacto en los futbolistas. En Italia, las infecciones están disminuyendo y los jugadores están súper controlados.

- Se cumplieron 33 años del primer scudetto del Napoli. ¿Fue el mejor equipo en la historia del club?

- Fue el equipo más fuerte en la historia del club, porque ganó dos títulos en una temporada: el campeonato y la Copa de Italia. Un conjunto de grandes jugadores realzados por el talento de Maradona y con un equipo fuerte detrás de él. Además, un inmenso deseo de darle a la ciudad de Nápoles y a sus fanáticos una alegría que nunca había tenido hasta ese día.

- Usted se incorporó y se entendió muy bien con Maradona. ¿Como lo logró tan rápido?

- Inmediatamente me encontré a gusto, me sentí aún mejor porque haber jugado con Diego es demasiado fácil, hizo todo fácil y sencillo…

- ¿Qué provocó en Nápoles ganar su primer título?

Se volvió completamente alegre, feliz. Era un pueblo triste, golpeado hasta ese día, pero la gente enloqueció y no se podía salir a la calle. Era una ciudad que siempre deseaba alcanzar grandes metas, pero nunca lo había logrado. Con la llegada de Diego, Napoli entendió que había llegado el momento de la venganza hacía los poderosos. La llegada de Maradona trajo sus buenas consecuencias, como el arribo de otros jugadores importantes. Diego no es el mejor futbolista en la historia del Napoli, es el mejor en la historia del fútbol…

Un tridente letal. Giordano, Careca y Maradona.

- ¿Por qué, tras la ida de Diego, el Napoli no volvió a ganar nada?

- Con Maradona fue el equipo más fuerte de Europa. Al irse, volvió a ser el Napoli con grandes esperanzas, pero con pocas victorias. Con la contratación de Diego y de jugadores italianos importantes, se construyó un gran equipo que ya en el primer año llegó a estar entre los primeros del campeonato, pero no logró el scudetto.

- ¿Qué sentía usted jugando a su lado?

- En primer lugar, le agradezco a Diego que hizo fuerza para que me contrate el Napoli. Jugar con él fue lo mejor para mí, tanto en términos de fútbol como de humanidad. Fuera del campo, tanto él como su familia han sido maravillosos conmigo y con mi familia. El primer año que llegué a Nápoles no tenía hogar y ellos nos recibieron en su casa, poniéndose a disposición y tratándonos como familiares. Vivimos un tiempo con ellos. Fueron muy generosos de afecto y le han hecho bien a muchas personas. Cada momento que pase con él fue algo sorprendente.

- Habla seguido con él. ¿Como lo encuentra? ¿Cree que está contenido?

- A menudo hablamos con Diego, estamos muy cerca de una profunda amistad. Siento que está bien porque vive y es feliz dentro de un campo de fútbol. Desafortunadamente, en algunos momentos de su vida, Maradona estuvo rodeado de personas que aprovecharon su amabilidad y su generosidad para hacerle daño.

- ¿Le hubiera gustado jugar en el fútbol argentino y en qué equipo?

- Si, el fútbol argentino es muy técnico, es similar al italiano y por mi amistad con Diego definitivamente me hubiera gustado jugar en Boca Juniors. Nunca tuve contactos para trabajar en Argentina.

- ¿Por qué Maradona no puede dirigir en Italia?

- Diego sería perfecto para que dirija el Napoli. Además, para que Nápoles reavive la esperanza en los napolitanos como hace más de 30 años.

- ¿Maradona? ¿Messi? ¿o ambos?

- Estimo mucho a Messi, pero para mí Maradona es fútbol. Es el mejor de todos. Desafortunadamente Napoli no tiene ni tendrá otro Maradona.