|17/11/21 01:18 PM

"Cuidar para prevenir": la importancia de concientizar sobre el niño prematuro

Las estadísticas señalan que cada año nacen aproximadamente 15 millones de bebés antes de la semana 37 de gestación

El 17 de noviembre es el Día del Niño Prematuro, es el día de esos pequeños grandes valientes que permitieron a padres y familias conocer lo que sería transitar una larga estadía, llena de desconocimiento, dudas y miedos: el mundo de la neonatología. Todo niño o niña que nace antes de las 37 semanas de edad gestacional, es un prematuro

No es el niño que luego de nacer, pasa con mamá a internación conjunta, donde los esperan con globos y risas sus seres queridos.

Ingresan a internaciones especializadas, donde ninguna mamá o papá conoce o entiende, llenos de protocolos, máquinas, personas desconocidas y en cunas distintas, llamadas incubadoras o servocunas, con cables y sensores conectados a nuestros pequeños, sondas antifaces y gorritos.

Un ambiente de ruidos, olores, colores y sensaciones que los llena de incertidumbre, miedos y preguntas... ¿Cómo sigue todo? ¿Qué podemos hacer?

Estos mismos padres son los que mágicamente se surten de una coraza de fortaleza y amor, y comienzan aprender, preguntar, participar en las decisiones de tratamientos, qué factores de riesgo deben evitaren sus niños para un buen neurodesarrollo (luz, ruido, intervenciones innecesarias, movimientos bruscos) compartir y empoderarse para ser la herramienta más importante en el día a día del crecimiento y desarrollo. 

Además de sortear las múltiple barreras a la que se enfrentan nuestros prematuros ( infecciones, encefalopatías hipóxicas, intolerancia alimentaria, enterocolitis necrotizante, retinopatía del prematuro, displasia broncopulmonar, hipoacusia, problemas motores).

Los que nacen de 32 o menos semanas de edad gestacional y pesan menos de 1.500 gramos, son prematuros de alto riesgo. Siempre deben tener en cuenta los padres que ellos son el principal e irremplazable herramienta y medicamento para sus hijos. El contacto piel a piel precoz, olor, voz, mimos y el mejor alimento que es la lactancia materna, que aporta todos lo necesario y da protección inmunogénica. La leche humana disminuyen la morbimortalidad de los internados.

Todo prematuro tiene derechos de nacer en maternidades preparadas para su edad gestacional y peso del niño. Deben haber profesionales formados y capacitados para su atención (regionalización perinatal), controlados en consultorios de seguimiento de alto riesgo, con prevención de retinopatías; por lo tanto, tienen que ser manejados por equipos multidisciplinarios, con abordaje integral. 

Este año el lema de la semana mundial es "Cuidar para prevenir en todos los niveles". Esto nos compromete a reforzar el control prenatal precoz, para poner en evidencia embarazos de alto riesgo (diabetes, hipertensión, infecciones, ETS, obesidad, adolescentes, tabaquismo, consumo de sustancias, COVID) y ser atendidos en consultorios especifico para riesgo, acompañamiento y derivación de estas madres, para que sus niños cumplan sus derechos de nacer por ser prematuros en lugares preparados para ellos. 

Para mejorar los indicadores de salud debemos garantizar el cuidado de la niñez desde el momento del embarazo. Abarca a múltiples actores de distintos niveles de atención, es una función compartida entre familia, comunidad y Estado. 

 

Por Graciela Amigorena, pediatra-neonatóloga (UNCuyo), especialista en Educación y Promoción de la Salud. Exjefa del Servicio de Neonatología del Hospital Perrupato en San Martín, Mendoza.

 

 

Las expresiones vertidas en este artículo de opinión corresponden al autor y, de ninguna manera, forman parte de la línea editorial de El Ciudadano.

TAGS