|07/07/21 04:47 PM

Conciencia ambiental: ¿qué hacer con los residuos de aparatos electrónicos?

Almacenar electrodomésticos y dispositivos que ya no usamos puede traer riesgos para el hogar y el medioambiente. ¿Qué hacemos con ellos?

Por Redacción

Los procesos de uso de la tecnología y los artículos que funcionan con electricidad han ido cambiando con los años. En nuestros días, los usuarios acostumbramos a cambiarlos rápidamente, variando según de qué aparato se trate, y esto ocasiona una acumulación de residuos que no se trata adecuadamente. Sobre esto habló la coordinadora del “Programa Residuos” de la UNCuyo, Cristina Pampillón, durante su participación en el programa El Interactivo.

Según la especialista, lo primero que hace falta es empezar a distinguir entre residuos y basura. Los residuos de aparatos electrónicos (RAES), pueden ser reutilizados, por lo que no es correcto referirse a ellos como "basura electrónica". 

“Los residuos de aparatos eléctricos son el resultado de un proceso de uso por parte de usuarios de diferentes aparatos. Cuando el usuario ve que llega el fin de la vida útil decide desecharlo o guardarlo en el hogar, en las instituciones estén en los subsuelos, apilados esperando ser gestionados”, explicó, en diálogo con los periodistas Luis Vidal y Gabriel Landart.

En relación a esto, la entrevistada resaltó que, según estudios hechos en Argentina en el año 2019, cada argentino genera casi 13 kilos de RAES. “En el país hablamos de 465 mil toneladas al año” precisó. “Esta corriente de residuos es la que más crece en cantidad, en el mundo. La pandemia ha habilitado nuevas formas de trabajar y estudiar, que tienen que ver con el uso de dispositivos y el recambio de muchos de ellos”.

Pampillón afirma que los hábitos de descarte que los usuarios hemos incorporado provocan que los residuos electrónicos no sean gestionados adecuadamente. Terminan, según describe, en un cajón de la casa junto a otros aparatos deshechados: “Se produce un acopio de estos residuos, en un cajón de la casa se encuentran 2 o 3 teléfono celulares, monitores viejos, televisores viejos que no se sabe qué hacer con ellos. El listado es grandísimo”.

Mirá la entrevista completa:

 

Consultada acerca de esta mala costumbre que se replica en la gran mayoría de los hogares, la coordinadora de la iniciativa universitaria local “Programa Residuos” explicó que cuando un usario no sabe qué hacer con sus RAES y termina guardándolos, se genera el denominado "efecto tesoro".

“Hay que aceitar los mecanismos para que estos residuos sean gestionados correctamente, para eso lo primero es que el usuario esté bien informado. Debe saber cómo almacenar ese aparato, en condiciones de seguridad para él, su familia y el ambiente”, advirtió. Asimismo, se refirió a la falta de eficacia con que se desarrollan los procesos estatales de tratamiento de residuos: “Hay una fracción que debe ir al depósito de residuos peligrosos. Esos mecanismos tienen cuellos de botella, lo que se busca ahora es aceitar esos mecanismos para que sea lo más eficientes desde lo ambiental y social”.

Por último, la profesional dio algunos consejos para evitar riesgos al deshacerse de instrumentos electrónicos que ya no sirven“En algunos casos hay que tener algunos cuidados especiales. De las pantallas, el tubo se debe romper porque tiene componentes que son peligrosos. Las pilas es conveniente quitarlas, informarse, llamar al municipio y preguntar dónde se reciben, de ninguna manera dejarlos en la vía pública porque empiezan los problemas para la salud de las personas como para el medioambiente”.

Ante cualquier consulta relacionada a la gestión de residuos peligrosos o residuos sólidos urbanos en Mendoza, El Ciudadano recomienda consultar la información y los contactos disponibles en el sitio oficial de la Dirección de Protección Ambiental de la provincia.