|03/01/21 10:14 PM

Temen una escalada de la desocupación en Argentina

Desde la UCIM observan un comportamiento muy preocupante de la economía argentina.

Como un rompecabezas casi imposible de resolver, ya algunos sectores empresarios analizan el desempeño de la economía nacional durante el año que recién inicia en la forma de dos escenarios desalentadores: el del procedimiento administrativo preventivo de crisis y el del distracto societario.

En otras palabras, es que diversas actividades se encuentran paradas y ante la encrucijada de perder negocios o tener a mano las herramientas legales a las que puedan recurrir. Sin entrar en tecnicismos, ambos panoramas no representan buenas noticias.

Y el temor de no caer más de lo ya se ha caído en términos económicos es lo que ha llevado a un estudio a calcular la cantidad de empleadores que podrían quebrar durante los próximos meses si el rumbo no cambia: 100 mil en el mejor de los casos, lo que podría representar unos 4 millones de nuevos desempleados más en Argentina.

Al menos esa es la mirada que comparten públicamente desde la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, UCIM, que en la voz de su titular, Daniel Ariosto, vienen documentando lo que viene sucediendo y manifestando una profunda preocupación por lo que vendrá.

“La UCIM a lo largo de todo el año -2020-ha publicado diversos documentos referidos a la economía, referidos a la pandemia y observado el aspecto de la salud por el que hemos sido siempre muy respetuosos. Pero muy preocupados por la actividad económica de las Pymes y la situación de los trabajadores”, admitió Ariosto.

Refiriéndose el reciente documento emitido que marca el fin de 2020 informó que “todo ha sido como resultado de los distintos trabajos de investigación que hemos venido realizando en nuestro observatorio de desarrollo económico. Donde participan desde economistas, profesionales ligados a la materia y con la opinión de los socios. Porque es fundamental la opinión de las cámaras territoriales y de las cámaras de cada área y del comercio en general”.

“Vemos que esto no solamente no funciona sino que vamos a una involución que nos va a afectar a todos. Aún a las actividades que están trabajando. Como la salud, la alimentación, el sistema financiero corre por sí solo y siempre le va bien, o los comercios relacionados con los materiales para la construcción. A ellos también les va a llegar la ola”, alertó.

En ese sentido Ariosto se quejó: “No encontramos fundamentalmente en el Gobierno, especialmente en el Nacional, por es allí donde está la plata, el entender que la situación es gravísima y que van a cerrar 100 empresas que nos hablan de unos 4 millones de trabajadores que van a quedar en la calle o más. Algunos hablan de 4 millones y medio”, lanzó.

El empresario turístico manifestó su preocupación “por las cartas que hemos enviado al ministro Kulfas -de Desarrollo Productivo-, al Jefe de Gabinete, Cafiero (foto) y al ministro Lammens -de Turismo- no obteniendo ninguna respuesta hasta el día de hoy”. Uno de los pedidos fue el brindarle lugar a un proyecto de Emergencia Económica para el Turismo que nunca prosperó.

Y más allá del golpe que le asestó a la economía la pandemia, Ariosto, explicó que Argentina no atrae inversiones extranjeras porque cambiamos constantemente las reglas del juego. No confían en nosotros en el exterior. Argentina no es confiable a los ojos del Mundo. Mientras la media de impuestos en el Mundo está cerca de un 43 por ciento Argentina tiene el 106. Y esa media mundial los gobiernos están tratando de bajarla por la pandemia mientras en el país se están proyectando más impuestos”.

Apuntando al sector del turismo manifestó que “hacen 300 días que no ingresa un solo peso y mientras tanto tiene que seguir cumpliendo con todas sus obligaciones. Cuando se informa del logro o éxito del Turismo Interno en Mendoza se debe aclarar que significa que se está hablando de entre el 20 y el 25 por ciento de la oferta total. Este es un ejemplo dramático”.

Amparado en este último ejemplo es que desde el titular de la UCIM aseguró que “ya se está hablando de recursos legales como el del distracto societario. Es cierto que los empresarios Pymes van a tratar de proteger a sus trabajadores pero también lo es que van a tratar de salvar a sus empresas. Y desde ATM siguen cobrando como si acá no pasara nada. En el Impuesto Inmobiliario hay que tratar de no atrasarse y lo mismo sucede con las municipalidades con las tasas y los servicios”.

“Hay varias actividades que han pedido la declaración de la emergencia económica y solamente, afortunadamente para ellos, la han obtenido desde el sector agropecuario por las heladas o el granizo. Pero a la construcción, al turismo y a muchas otras otras como el comercio no se les ha brindado un solo beneficio”, achacó.

Por ello Ariosto se mostró molesto “porque estamos viendo que nos tratan con una indiferencia en la que el consejo parecería ser que cada uno se arregle como pueda. Pero cuando quede 4 millones de gente en la calle y cierren 100 mil empresas estaremos hablando del quiebre del país”, sentenció.

El empresario mendocino en tanto confirmó que “nosotros nos nutrimos de la información del Observatorio de la Cámara Argentina de Comercio, de todas las cámaras territoriales y empresarias de Mendoza, y especialmente del economista Marcelo Elizondo (foto)”.

Respecto a las necesidades planteadas desde UCIM, el hombre plantó que “necesitamos un plan de gobierno. Nosotros arrimamos a los gobiernos las propuestas que necesitamos. Porque creo que el Gobierno debe ocuparse de la salud, de la Justicia y de la educación, porque cuando se mete en los negocios es pésimo. Si no veamos el caso de Aerolíneas Argentinas, el fútbol argentino, Ferrocarriles Argentinos o YPF, entre otros”.

Repasando los flagelos de la inflación y del dólar paralelo “que es el verdadero que marca el problema de la economía”, Ariosto anticipó que “la gente va a tener para comer, para la salud y, si le sobra un peso, tendrá para vestirse. Pero otra cosa no va poder hacer”.