|18/11/21 06:37 PM

Subió la carne: ¿se la puede suplantar con otros alimentos?

Los precios en góndola superan los porcentajes especulados de aumento y hay productos que se consiguen $200 más caros que la semana anterior

Por Redacción

Desde este lunes los trozaderos mendocinos aumentaron sus carnes rojas y blancas en porcentajes que, en general, rondan entre el 20% y el 35%, un número superior a los especulados y que impacta de lleno en el bolsillo de los consumidores.

Desde la FM 91.7 realizaron una visita a un comercio ubicado en Guaymallén, donde corroboraron estos incrementos, que dependen del tipo de carne y de su calidad.

Para dar ejemplo de los nuevos precios promovidos por el congelamiento que hubo durante meses, en este sitio, la carne molida común pasó de $350 a $450 y la especial de $550 a $750.

Por su parte, los cortes con más demanda tuvieron también importantes incrementos, sobre todo los que se utilizan para el asado: las costillas alcanzan los $750, la entraña los $1.000 y el vacío, $850.

Personal del trozadero relató que frente a esta nueva suba hay personas que se sorprendieron y otras que no, porque ya imaginaban que los precios iban a dispararse luego de las elecciones generales.

Uno de los trabajadores del lugar, afirmó que "hay personas que piden que le cortemos bien finita la carne para hacerla rendir más"; mientras que otros compran menos cantidad.

 

¿Con qué alimentos suplantamos la carne?

Tanto las carnes rojas como blancas son difíciles, pero no imposibles de intercambiar por otros alimentos, aunque no aconsejan descartarlas por completo de la alimentación.

La nutricionista integrante del programa Aprender Salud de la dirección de Prevención y Promoción de la Salud, Yanina Mazzaresi, afirmó en el programa En la mira de FM 91.7 que "hay que pensar en una alimentación que se pueda organizar semanalmente, de manera tal, que podamos aprovechar las frutas y verduras de estación que se consiguen a precios accesibles durante su época".

Respecto al consumo de proteínas de origen animal, la profesional recomendó ingerir cualquier tipo de carnes al menos una vez a la semana porque poseen hierro, en especial las morcilla; y vitaminas del complejo B, fundamentales para el buen funcionamiento del organismo.

La nutricionista aconsejó también consumir como mínimo un huevo por día, ya que es la proteína con con más alto nivel biológico; y mezclar legumbres con arroz para alcanzar una alimentación rica en aminoácidos completos.