|15/02/21 07:20 AM

Sostienen que la mayoría de las pymes están en lenta recuperación

La Asociación de Empresarios Nacionales realizó un sondeo que arroja que el 91% de las empresas está operando y que un 8% está sin actividad

En el complejo cuadro de situación de la economía argentina producto de problemas de arrastre que lleva sobre sus espaldas el país y que la pandemia del COVID 19 terminó agudizar, las pequeñas y medianas empresas industriales llevaron la peor parte.

Sin embargo, a finales del 2020 se notó franca recuperación que se pretende afianzar en el primer cuatrimestre del 2021. El dato lo arroja un importante trabajo realizado por la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC) sobre pymes industriales en todo el territorio del país, entre las que figuran pequeñas y medianas empresas de Mendoza.

El sondeo al que tuvo acceso El Ciudadano indica que un “69,34% de las empresas industriales pymes del país, es decir, siete de cada diez, retomó niveles normales de actividad por encima del 60%”. Lo que en detalles habla de importante resurgimiento con crecimiento en los últimos cuatro meses del difícil 2020.

El material señala que del “82,14% de las empresas encuestadas se encuentran operando y un 17,86% están paradas”. Esto último es el costado preocupante que se vislumbra con las secuelas dejadas en el año pasado de alrededor de 40.000 empresas que cerraron sus puertas con graves secuelas de perdidas de fuentes de trabajo.

 

Pymes industriales muestran recuperación a finales del 2020

Para interiorizarnos un poco más sobre el sondeo de la ENAC, nuestro diario entrevistó a Florencia Moreno, que integra la delegación Mendoza de dicho organismo empresario, a quien se le solicitó detalles de lo elaborado: “La Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC) llevó a cabo una encuesta en el cuarto trimestre del 2020, sobre 616 empresas en 23 provincias. Uno de los focos principales del trabajo fue sobre el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) con un 64%”.

 

—¿Qué arrojó esto?

—Arrojó datos importantes, como que la capacidad industrial pyme a fin de año pasado estaba en un 63%. Lo que significa que, siete de cada diez pymes pudo retomar los niveles normales de actividad cuando en un momento la misma en el mes de marzo 2020, señalaba que las empresas estaban en un 9% de capacidad.

 

—¿Cómo es la situación al iniciar este 2021?

—En este momento hay un 91% de empresas que están operando, mientras se detectó que un 8% de empresas están prácticamente paradas. En el trabajo se ha podido dilucidar que de ese 91% de empresas industriales en recuperación, el 10% corresponden a la totalidad del país. Esto marca que hubo un repunte en un año donde, no solamente se instaló una pandemia que complicó mucho la situación de las pymes, sino también una crisis económica que por supuesto ya venía azotando a las empresas desde hace varios años. Incluso desde antes del 2015, podemos decir desde los años 2013 2014.

 

—La situación detectada con el sondeo, ¿es tendencia firme?

—Creo que esta tendencia debería sostenerse. También mejorar la capacidad de las empresas, con una industria que muestre un 90% o un 100% de su capacidad. Creo que lo que todo aparato económico quiere y es lo estamos tratando a través del diálogo y la generación de debates, es la implementación de políticas públicas hacia las pymes.

 

—Es lo que pide todo el arco económico, ser escuchado.

—Fíjese que con ese debate las empresas del país estarían en camino de franca recuperación, teniendo en cuenta que son las que otorgan el 90% del empleo en la Argentina. Por eso debería esta situación mejorar, como toda la actividad económica. Donde baje la inflación y se tomen medidas tendientes a ayudar a que las empresas puedan generar más y mejor empleo. Cuestión que se alcanza sosteniendo su capacidad productiva.

 

Las pymes luchan contra la inflación y contra los formadores de precios

—¿Las pymes necesitan de políticas públicas?

—En el 2020 las medidas que tomó el Gobierno de apoyo a las empresas para que no se caigan y sus fuentes de trabajo, fueron importantes. Lamentablemente y aun así muchas empresas cerraron o se reconvirtieron en un 100% para poder seguir existiendo. De allí que es fundamental que esta tendencia detectada a finales del año pasado continúe.

 

—Son semanas claves por los encuentros del gobierno con diferentes sectores del trabajo, el campo y las empresas.

—Claro, estamos muy atentos al acuerdo de precios y salarios que, sin dudas va a ser muy importante este año porque las pymes sufrimos los aumentos de los formadores de precios de las grandes empresas que forman presión en la Argentina. Además de la presión impositiva y salarial, punto que es igual para una pyme que para una gran empresa con muchos empleados o incluso una multinacional.

 

—¿El trabajo de ENAC detectó bajas en pymes y fuentes de trabajo?

—Sí, lamentablemente. Las pequeñas y medianas empresas a través de diferentes cámaras y asociaciones muestran que desde el 2015 hasta la pandemia muchas empresas ya estaban cerrando. La pandemia agravó la situación que estaban atravesando, mientras algunas lograron reconvertirse otras no pudieron adaptarse en sus servicios, no resistieron y tuvieron que, lamentablemente cerrar.

 

—¿Tiene datos sobre el número de pymes que cerraron?

—Según, informes que han sido publicados el año pasado, inclusive datos oficiales del INDEC, el año pasado se perdieron aproximadamente 4 millones de puestos de trabajo, solamente en el segundo trimestre. También se estima por sondeos de confederaciones u asociaciones empresarias, como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que tuvieron que cerrar en el 2020 aproximadamente 40.000 empresas de distintos rubros.

 

—¿Hay pymes en zona de riesgo con sus respectivas fuentes de trabajo?

—Sí y es muy preocupante que se muestren alrededor de 40.000 empresas en situación de riesgo muy críticas. Con el agravante que esto potencia la afectación de fuentes de trabajo entre 600.000 y un millón de personas”.