|08/04/21 07:34 AM

Prevén mejora del consumo con los cambios en el Impuesto a las Ganancias

La senadora Fernández Sagasti confía en que este jueves tengan sanción definitiva las exenciones para asalariados

Mendoza, al igual que el resto del país tendría un beneficio extra en su consumo interno con la ley que modifica el mínimo no imponible. El proyecto que llega al Senado nacional con media sanción de Diputados tendría incidencia directa en el salario de más de un millón y medio de trabajadores.

De acuerdo con la iniciativa oficial, las modificaciones radican en que el impuesto se aplicará en sueldos activos a partir de los $150.000 y pasivos de $165.000. Seguirán eximidos todo personal del sistema de la salud, mientras se duplicarán exenciones por hija e hijo con discapacidad de $78.833 a $57.666.

Se calcula que en la provincia alrededor de 46.000 contribuyente dejarán de pagar el Impuesto a las Ganancias, algo así como el 65% de empleados que abonaban ganancias. Importante monto que se colocaría a partir de la vigencia de la ley al consumo interno de Mendoza, que obviamente incidiría en la economía local.

 

Importante beneficio a los trabajadores e inyección de dinero a la golpeada economía

Profundizando el tema que este jueves trata el Senado, esto dijo la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti: “El proyecto de ley para modificar Ganancias ya tiene dictamen de comisiones, por lo que considero que la media sanción que viene de Diputados le daremos tratamiento de aprobación en la sesión de hoy”.

“Con esta importante modificación al mínimo no imponible estamos dando una respuesta a más de un millón y medio de ciudadanos argentinos que están esperando de dejar de tributar este injusto impuesto. Por lo que se transforma en una verdadera recuperación del salario real de los trabajadores”, resaltó la legisladora.

Para Fernández Sagasti, la ley que modifica el mínimo no imponible hoy será sancionada, cuando expresó: “Por todo lo que expuse es necesario que hoy jueves sí o sí salgan las modificaciones a este impuesto. Porque, además, esto producirá efectos en la economía ya que lo que no se le extraiga al sueldo de los trabajadores, redundará en beneficio del consumo interno. Eso es muy bueno de resaltar, porque, contrariamente a lo que por ahí se especula que iría a la timba financiera o fuera del país, esto impactará en el circuito local del consumo como una forma de reactivar la economía”.

Agregando detalles, puntualizó: “La norma beneficiará también a pequeñas y medianas empresas. La importancia de la medida radica en que estaremos contribuyendo a la generación de empleo y, por eso, destaco que el mercado interno de nuestra provincia recibirá el beneficio, cuando 45.500 contribuyentes dejen de pagar el impuesto, cifra que representa un 65% de trabajadores que no pagarán el tributo. Todo ese flujo de dinero pasará al consumo interno local”.

Finalmente, al reiterar las implicancias de las modificaciones, Sagasti resaltó, trabajamos en la recuperación del salario real de los trabajadores y trabajadoras. Sabemos que más de 1.500.000 van a dejar de pagar Ganancias, de ahí que la propuesta de subir el piso a $150.000 significa volver al porcentaje histórico de que solo paguen alrededor del 10% de los empleados y jubilados (lejos del 25% actual). que tienen mayores ingresos. Está claro que nuestro proyecto político entiende que a la Argentina la vamos a construir como siempre hicimos: con la producción y con el trabajo”.