|05/05/21 07:39 AM

Pospandemia: en Mendoza ya se planifica para afrontar la situación económica

El ministro de Economía, Enrique Vaquié, explicó las pautas con las que se manejará el Gobierno provincial para enfrentar una etapa muy difícil  que se considera similar a lo que ocurre  en un país después de una catástrofe natural

El desafío que muy pocos ven en ese tiempo que está al final del tormentoso camino que colocó la pandemia del COVID a la humanidad es acomodar el descalabro económico, laboral y social que dejará la misma.

Para Argentina, en general, y Mendoza, en particular, será todo un tema si se tiene en cuenta que este país, a diferencia de otras naciones de esta parte de Sudamérica, tiene problemas económicos de arrastre que el coronavirus los agravó. Con campos abandonados, fábricas y comercios que cierran, profundización del desempleo y aumento de la pobreza.

Difícil panorama del que se tendría que estar planificando diferentes vías de respuestas para cuando la pandemia se declare formalmente superada. Por eso, indican que, en Mendoza, un sector de la administración provincial estaría ocupado solamente en ese tema, mientras, el resto del Gobierno trabaja en la coyuntura contra el COVID19.

Al respecto, El Ciudadano entrevistó el ministro de Economía Enrique Vaquié. El funcionario tiene una visión clara por dónde hay que ir, por lo que sería uno de los componentes de la administración de Rodolfo Suarez que ya señala el rumbo por el que debe ir la provincia al pisar la denominada pos pandemia.

Ministro de Economía, Enrique Vaquié.

 

El programa ‘Mendoza Activa’ y sus derivados, como así el reciente programa acordado con la Nación de promoción de empleo, serían herramientas de base para el objetivo que amortigüe lo que se avecina.

 

Lo primero que se debe ver es el equilibrio entre lo sanitario y lo económico

—¿Cómo ve la situación de lo que viene para la provincia?

—Vienen desafíos importantes, como ver cómo mantenemos el equilibrio entre lo sanitario y lo económico. En este último, básicamente lo social, que tiene que ver con el empleo de la gente, es decir la mayor cantidad de trabajo posible dadas las circunstancias que hoy nos rodean.

 

—¿Es prioritario ese objetivo?

—Sí, porque a partir de eso hemos tenido una serie de instrumentos concretos para que se atienda la economía con pandemia, pensando en la post pandemia, es decir, cómo hacemos un puente entre la cuarentena y lo que pasará después, aspectos fundamentales que hoy nos planteamos de manera más profunda y fuerte por este año, dado que la pandemia todavía está ahí con muchos meses por delante.

 

—En este contexto que usted plantea, ¿cómo ve la estructura jurídica laboral? 

—Personalmente creo que hay que cambiar la ley de empleo nacional dada las circunstancias de ahora, no vivimos los mismos momentos que hace diez años o 30 años atrás. Por eso, todos los temas hay que estudiarlos y hay que trabajarlos de acuerdo con las circunstancias en las que se vive, ya que el empleo hoy es el tema central de la parte económica junto con la inflación, son los dos temas centrales.

 

—¿Qué propondría usted?

—Mire, la legislación con que cuenta nuestro país tiene muchos impuestos al trabajo. Cuando una pyme contrata a un trabajador, además de su sueldo, tiene que pagarle muchos impuestos al Estado nacional por la contratación. Ante esto, me parece que es una tarea del gobierno nacional y el Congreso la tiene que atender, porque cuando pase la pandemia vamos a tener muchos problemas sociales. Sería como cuando uno pueblo sufre un fenómeno climático, como una inundación. Que en el momento que se produce hay que atenderla con estado de emergencia, cuando pasa, quedan los problemas sanitarios y la reconstrucción de todo lo que dañó y eso no es una tarea sencilla. Es lo que sucederá cuando pase la pandemia, que se podría evitar con un reacomodamiento de leyes y planificación. 

 

El programa de promoción de empleo es importante, pero con tiempo limitado

—¿Cómo ha comenzado a funcionar el programa de promoción de empleo?

—Va en la línea correcta, pero, es puntual y por un tiempo. Me parece, que hay que hacer algo similar a eso, que sea genérico donde estén incluidos todos los servicios, todo lo vinculado con el comercio, todo lo vinculado y con otras actividades que deberían estar.

 

—¿Qué sucede con el tiempo estipulado para el programa?

—Creo, que no debería ser por un tiempo, porque es difícil prever que en tres años ya estemos lo suficientemente bien. Debemos observar que la actividad que hoy tiene la economía de Argentina es similar a la que teníamos hace 15 años atrás, o sea que hemos perdido 15 años. Por lo tanto, muy difícil prever que en tres años se recuperen quince.

 

—En la reunión que mantuvieron los empresarios e industriales metalúrgicos con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, destacaron el programa de promoción de empleo y peticionaron que un empresario del sector ocupa un lugar en el nuevo directorio de IMPSA.

—Sí, así es, pidieron al participar en uno de los tres lugares que el Gobierno nacional tiene en el actual directorio. No le puedo responder si la Nación les dará ese lugar, nosotros tenemos un director y no lo he hablado con el Gobernador todavía, por lo que no sé qué visión tiene sobre este tema. Pero, si me permite, mi parecer sobre este asunto es que el perfil de un director debe ser especialista en negocios. Un director que sepa buscar negocios y buscar actividad para la compañía que representa. Una persona que se haya dedicado muchos años a buscar negocios nuevos, no solamente en Argentina, sino en los otros países.