Argentina
Argentina

|26/05/20 06:32 PM

Pandemia y economía argentina: crecieron las deudas y las ventas online

Los números en rojo de empresas y personas pero también el reemplazo de la estructura física de venta por el portal digital, son dos consecuencias económicas del paso del coronavirus en Argentina

La pandemia provocó una caída económica global. Algunos países con más “espalda”, pueden sobrellevarla mejor pero otros trabajan arduamente para el presente, tomando medidas de diversa índole pero sobre todo con una verdadera incógnita sobre lo que les sucederá en el futuro por el costo que acarrearán las mismas. (¿Argentina sería uno de ellos?).

En nuestro país, el factor tecnológico ha atravesado la crisis sanitaria de forma transversal, ya que en diversas aristas: educación, trabajo, industria, política, etc se ha tenido que recurrir, en la medida de lo posible, a los soportes digitales o teletrabajo para continuar en funcionamiento y control, así sea de forma reducida pero con algún tipo de movimiento al fin y al cabo.

¿La era de las ventas electrónicas?

Se escucha decir en la calle, “ojalá que la pandemia nos enseñe algo”. Si esta frase la llevamos al campo tecnológico, seguramente podremos afirmar que el mundo no será el mismo cuando todo esto pase. Los canales digitales en la sociedad, podrían ingresar a su consagración y apogeo, que hasta ahora tenía ciertos reparos y choques, con las operaciones manuales y presenciales. Hay fuertes indicios para creer que esto será así, industrias y negocios que cayeron de forma estrepitosa y otras que por el contrario, se destacaron por estar prestas a la rápida digitalización de sus productos, contenidos, servicios, etc.

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), informó este martes que las ventas vía comercio electrónico en nuestro país, subieron 84% solo en el mes de abril, con respecto del mensual del primer trimestre de este 2020.

En comparación con enero-marzo del 2019, la suba fue del 75% informó la CACE.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) -que comenzó a regir el pasado 20 de marzo- fue el gran causante de este marcado crecimiento de la facturación de ventas online en abril, primer mes completo en cuarentena.

Según lo que informaron desde la CACE, el año 2019 terminó con un aumento del 76% anual en operaciones digitales en el comercio. La tendencia continúa en un claro y acelerado ascenso.

Coronavirus y deudas

La palabra crisis, si hablamos en términos económicos puede referirse a múltiples definiciones. Vamos a hacer hincapié  puntualmente en una que se ha acrecentado obscenamente en varios sectores del tejido social durante este último tiempo: las deudas.

Las deudas que pueden tener los trabajadores del sector privado pueden ser muy distintas a las del sector público.

Hay que tener en cuenta que los empleados públicos vienen cobrando a fin de mes, es decir, sin tener retrasos, mientras que muchos de los privados, lo hicieron en cuotas y algunos incluso percibieron una parte de su salario, lo que hace más compleja su situación.

“Vemos reflejados los pagos de diversos sectores sociales, por ejemplo a través de impuestos, como el inmobiliario o el automotor. Ambos tuvieron una notable caída, la gente los dejó de pagar en un 60 y un 50%”, lanzó crudamente la economista perteneciente al grupo Gestión Consultores, Paula Pía Ariet, en diálogo con medios mendocinos.

“La cantidad de personas que tomaron créditos para pagar las tarjetas bancarias, es altísima. Hay gente que dejó de pagar los colegios. Esto nos refleja cuánto creció el nivel de endeudamiento de los privados”, dijo la economista. Frente a esto último la especialista detalló, “vemos que la cantidad de gente que dejó de pagar el colegio, ronda el 50%. Estos entonces (las escuelas o colegios), están recaudando la mitad, el 50% de las cuotas”.

Además el panorama se complica, si a la bolsa de rubros de comercios, le sumamos los gimnasios, los institutos de inglés, entre otros. Las personas que dejaron de percibir ingresos o que su actividad cuantapropista se vio paralizada, dejó a abonar este tipo de establecimientos.

“Las personas pagan lo que se denomina esencial para ir dejando el resto para después”, dijo la economista.

Desde sectores económicos saben que recuperarse de las deudas, llevará tiempo pero lo que si necesitan prontamente, es la generación de mercados y que estos se adecuen al escenario de pandemia y post-pandemia.

 

“Esto va ser más lento que la salida de la crisis del 2001”

“En esta oportunidad, el mercado externo no nos va a acompañar como pasó en aquel momento” agregó Paula Pía Ariet.

Otro grupo en alerta por la compleja situación económica, es el inmobiliario. El pago de los alquileres que varios locadores no están percibiendo y locatarios que no están pagando.

Por el alcance de un DNU, no se pueden realizar desalojos hasta septiembre sin embargo, la situación provoca una deuda, ya que el ingreso para muchos locatarios, no llega y estos arrastran esa deuda a sus locadores pero estos a su vez, la derivan a otros sectores, empresas, personas, etc. “Con el tiempo genera una burbuja económica que podría estallar”, advierten economistas.

“Hay que empezar a pensar cómo se va a reestructurar toda esta deuda para poder salir. Pensemos en los shoppings y sus comercios, todos esos lugares que no tienen si quiera fecha de posible habilitación. No hablemos de las expensas que están generando hoy… deudas que van a ser impagables por ahora”, concluyó preocupada la economista.