|09/08/21 07:41 AM

El avance del comercio electrónico ya constituye una nueva realidad

Los consumidores han mutado sus costumbres y el modo de compras a distancia va tomando cada vez más volumen en los resultados de los vendedores

El incremento sostenido de la comercialización por medios electrónicos es, sin dudas, una de las tantas secuelas que está dejando la pandemia del COVID-19. El caso que muestra la economía regional cuyana es contundente, como así las cifras que están arrojando diferentes informes al respecto.

Todos coinciden que ese crecimiento está en el orden del 124% y una cifra récord que supera los $45.000millones en ventas.

Lo destacado o asombroso es que estos datos son del año pasado, según lo afirma la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), desde su centro en esta parte del país.

En el pormenorizado informe al que accedió El Ciudadano, que estos datos señalan que Cuyo está en línea con lo sucede en el resto del país y eso se mide con el porcentaje dado a conocer, en el que los $45.257 millones superan los $20.146 millones del 2019.

El trabajo de relevamiento dice: “En medio de la coyuntura de la pandemia por COVID-19, el comercio electrónico se convirtió en el protagonista, ya que fue una gran alternativa para que los usuarios puedan adquirir productos de forma online y segura. Los compradores indican que prefieren este canal, principalmente, por el ahorro de energía y esfuerzo que implica la compra online, seguido por el ahorro de tiempo y, en tercer lugar, porque les resulta seguro”.

Agrega más adelante: “El 41% de los compradores de la región realiza sus compras de forma ocasional –al menos una vez cada seis meses–, seguidos por el 39% que lo realiza de forma regular (una vez por mes). Lo llamativo es que el 21% de los consumidores compran al menos una vez por semana, versus el 11% que lo realizaban en 2019. Esto nos permite hablar de un usuario que se está animando cada vez más al canal y que lo comienza a utilizar para compras cotidianas, donde la adquisición de alimentos, bebidas y artículos de limpieza se vuelve clave”.

Con esta modalidad instalada en crecimiento, en la pandemia, el informe ordenó las prioridades que los usuarios fueron dando al comercio electrónico y, en ese sentido, los alimentos y bebidas se ubicaron a la cabeza.

Le siguieron artículos de limpieza, computación, indumentaria no deportiva, consolas, consolas de juegos y accesorios. Le siguieron indumentaria deportiva, educación, electrónica, audio, video y TV; cierran el listado, celulares, colchones y sommiers.

 

Las tarjetas de crédito se colocaron a la cabeza como medios de pago

Para el director regional de Cuyo de la CACE, Gerardo Biondillo: “El dispositivo que más se utiliza en la región de Cuyo para buscar es el mobile (teléfono) por sobre el desktop (aparato electrónico sobre la mesa). Principalmente, los usuarios se abocan a mirar precio, información del producto, disponibilidad entienda y opiniones respecto de la compra que quieren realizar”.

Por otro lago, el directivo resaltó: “El medio de pago más elegido para las compras online, es la tarjeta de crédito, en primer lugar, que en el 2020 fue de un 59%, mientras que en el año 2019 alcanzó el 71%. En esos años comparativos, las de débito tuvieron porcentajes del 32% durante el 2020 y solo el 25% en 2019”.

Al profundizarlos datos que están volcados en el material de CACE Cuyo, Biondolillo expresó: “Como característica de la región, crece notablemente la tarjeta de débito al retirar la compra, en ese sentido, fue del 18% durante el 2020, y solo del 8% en 2019. Por su parte, la billetera electrónica arrojó el 16% durante 2020, notable crecimiento frente al 3% en 2019. En tanto, la tarjeta de crédito, al retirar la compra en el punto de venta, fue del 15% durante el 2020 y del 11% en 2019”.

Finalmente, confesó: “En la CACE percibimos cada año un importante crecimiento en el desarrollo del eCommerce (comercio electrónico es un método de compraventa de bienes, productos o servicios valiéndose de Internet como medio) de la región Cuyo, notamos que hay nuevos compradores que ya lo han incorporado a su realidad y que rápidamente percibieron las ventajas de las compras online”.