Buenos Aires, Argentina
Mendoza, Argentina

|17/09/20 07:06 AM

Dólar: están atacando los síntomas sin resolver el problema de fondo

El valor de la moneda estadounidense volvió a ser el tema excluyente de la agenda pública. Nuevas restricciones a su compra, retenciones e incertidumbre marcan el clima de la desaparición de la confianza en el peso

Las nuevas medidas anunciadas por el titular del Banco Central de la República Argentina, Miguel Pesce, que afectan a los consumos en dólares, a las compras de dólar ahorro, y a los servicios contratados en moneda extranjera, sembraron incertidumbre y volvieron a enrarecer el clima económico, en un momento en que la zozobra por la pandemia y la ida de empresas multinacionales ponen puntos suspensivos sobre la real capacidad de salida de nuestro país.

Las medidas fueron analizadas por Fernando Marengo, economista en jefe de la reconocida consultora Arriazu Macroanalistas, en diálogo con CNN Radio Mendoza, quien expresó: “Vale la pena retroceder unos meses, y tener en claro que lo que está pasando hoy en el mercado de cambio es resultado de una situación de déficit fiscal muy importante, y que la única forma de financiarlo que tiene la Argentina es emitiendo pesos, porque no tenemos ni ahorro ni acceso al mercado de capitales”. Para el economista, “esos pesos venían siendo demandados, y el mercado empezó a percibir que había demasiados pesos en la economía. Como la historia argentina es de estafas recurrentes al tenedor de pesos, vía la inflación, la gente busca cómo sacarse esos pesos de encima, entonces la forma es comprando dólares al Banco Central, que son los 200 por mes, y otra la que yo llamo comprar cuasi dólares, productos importados que se pagan a 75, que es como sacarle dólares con productos cercanos a 75”, esto es como el caso de los autos en los últimos tiempos, que estaban en dólares más baratos que en Estados Unidos y hubo un pequeño boom de ventas.

A su criterio, “lo que generaron estas situaciones es una fuerte caída en las reservas del Banco Central, y esa situación no puede ser permanente, porque las reservas son un stock, y la caída es un flujo, si todos los días sigo perdiendo, entonces en algún momento se me va a acabar ese ahorro”.

En este análisis, el problema no es nuevo, “el gobierno anterior, después de las PASO, tomó algunas medidas; luego este gobierno cuando ingresó profundizó el cepo, y a pesar de que, entre comillas, el cepo se va perfeccionando, se siguen perdiendo reservas, entonces cada vez se le da una vuelta más”. el fondo del asunto “Lo que hay que tener en claro – –resaltó Marengo, yendo a las causas del problema– es que lo que hace perder las reservas es un déficit fiscal que se financia emitiendo pesos, y la fuerte desconfianza. Para responder que posibilidad de éxito tiene esta medida, hay que responder si esta medida ayuda a reducir el déficit fiscal, y si mejora la confianza. Como no lo hace puede ser un paliativo, pero indefectiblemente vamos a terminar perdiendo reservas de nuevo”.

Fernando Marengo.

El especialista destacó que “la mejor medida que podría tomarse, y no de este gobierno, sino de los últimos 70 años en Argentina, es generar confianza en el peso. Que la gente quiera tener pesos en el bolsillo por decisión propia, y no que todos los días haya que tomar una medida nueva para obligarnos a quedarnos con pesos en el bolsillo, y así financiarlo al Gobierno”.

Pero pensando en las soluciones, puntualizó: “¿Cuál es la principal medida para generar confianza en el peso? Bajar la inflación. ¿Cómo bajo la inflación? Para ello tengo que eliminar la emisión de pesos para financiar el déficit fiscal, entonces tengo que eliminar el déficit fiscal, y cómo lo elimino, o aumentando los ingresos –pero no puedo porque ya la presión impositiva es exorbitante– con lo cual lo único que queda es bajar el gasto. Tomar una decisión de recorte de gastos para el sector público”. Y agregó que “esto no es un problema coyuntural de este gobierno. Si vemos los últimos 70 años la Argentina promedió una inflación del 65% por año. Eso es una estafa al tenedor de pesos y los argentinos lo sabemos mejor que nadie”.

 

Las leyes de la economía

Para muchos, se trata de un virtual desdoblamiento cambiario, sin embargo, Marengo sostiene que “es un pseudo desdoblamiento. El problema son los incentivos que genera vender el mismo producto a diferencia de precio. En economía hay una ley que es la ley del precio único: si voy a vender un producto le tengo que vender a todos al mismo precio, porque si no me arbitran y me lo terminan sacando todos al más barato. Bueno, el dólar es un producto y el BCRA está tratando de venderlo a diferentes precios. ¿Qué hace el mercado?, siempre encuentra la forma de arbitrar y sacarlo al precio más barato, lo que implica perder reservas”.

Y ahí aparece otro de los problemas que señala el especialista, en cuanto a lo que generan las medidas. “Si genera más incertidumbre puede ser que la gente compre los 200 dólares a 135, y luego como está asustada vaya a buscar más a otros mercados de cambio, y me genere brecha cambiaria, o que la gente que ha juntado los dólares y los tiene en el banco tenga miedo de que se los saquen y los vaya a buscar, entonces como los dólares depositados en los bancos se consideran también reservas, caen las reservas de BCRA”, lo que parece una espiral que termina siempre en el mismo lugar, lo que denominó como estar “resolviendo síntomas sin atacar el problema, entonces el problema de fondo siempre está”.

 

La falta de un plan

Entre las alternativas, señaló: “creo que lo que habría que atacar más fuertemente la desconfianza, y la desconfianza tiene un fuerte factor que es la incertidumbre, que nadie tiene claro cuál es el norte del gobierno y como piensa llegar a ese norte”, y lo ejemplificó con el presupuesto que se está elaborando por parte del equipo económico: “el presupuesto me plantea un dólar a 100 a fin del año que viene, y es poco creíble con una inflación del 25%. Entonces lo que debería hacer es explicitar claramente un programa financiero creíble, aun con déficit, y así reconstruir la credibilidad de nuevo”, y concluyó que “ocultar el plan, generar incertidumbre y que todos tengamos los peores temores no es la solución”.

Finalmente, sobre la retirada de empresas extranjeras, afirmó: “estamos leyendo mucho de empresas extranjeras que se van, pero hay muchas empresas argentinas que están cerradas, y cuando veamos los coletazos de la pandemia vamos a saber exactamente cuál es la situación. Por otro lado hay que tener claro que cayó la demanda para todos, y las empresas extranjeras cuando reestructuran empiezan por donde ven menos potencial, y esa es la señal a tener en cuenta para la Argentina”