|10/06/21 11:18 PM

La batalla que libra Bitcoin seduce a las grandes empresas

Fuertes inversores mundiales no solo apuestan al mercado futuro cripto sino que quieren estar a la vanguardia tecnológica.

La pelea que está enfrentando en los últimos meses el Bitcoin, BTC, asediado con mayor fuerza en las últimas semanas, y en la que se está recuperando de a poco, está bajo la mirada de fuertes inversores internacionales. También por sus parientes altcoins que son el resto de las criptomonedas como Binance, BNB, Cardano, ADA, Dogecoin, DOGE y Polkadot, DOT, que también reflejaron altas subas y correcciones.

A lo que se observó el miércoles, 9 de junio de 2021 a las 14.58, cuando tuvo una recuperación habiendo superado la barrera de los U$S36.500, el jueves a las 15.23 superó los U$S36.700, lo que entusiasmó a los estrategas de gigantes mundiales como PayPal, Visa, Mastercard, Microsoft o Tesla, esta última en manos de unos de sus enemigos virtuales que juega en el mercado a través de su cuenta en Twitter: Elon Musk. 

 

 

Pensando en el espíritu de la competencia empresaria mundial no hay que descartar nunca el ego de las multinacionales que siempre buscan estar a la vanguardia.

Claro está que la oportunidad que brinda su llamativa caída respecto a su valor en dólares también representa un motivo para tener un poco de paciencia y de esa manera poder comprar barato con la mirada puesta en el mercado futuro que para muchos analistas es más que interesante.

Así lo están entendiendo además compañías como la web para adultos PornHub, la conocida base de datos Wikipedia o las estadounidenses especializadas en comidas rápidas como KFC y Subway. En el plano local, la misma tendencia está siendo imitada por MercadoLibre, que ya está unida a la llamada revolución cripto.

 

 

Y una de las mejores anécdotas de la historia del BTC sigue siendo una fecha: la del 22 de mayo de 2010. Cuando el analista de sistemas Laszlo Hanyecz (foto) adquirió un par de pizzas familiares en la cadena estadounidense Papa John´s  por 10 BTC, cuando ese día le costó la compra unos U$S41. A la cotización actual esas dos pizzas le habrían costado más de U$S1.500 y no es que el valor cambió por una probable inflación en EEUU. Todo lo contrario, fue gracias a la gran apreciación que tuvo la criptomoneda en los últimos 11 años.

 

 

Ese fenómeno es el que marcó una tendencia de búsqueda de los inversores, por ejemplo, argentinos, quienes en plena pandemia, en 2020, escapándole a la inflación en Argentina y ante la imposibilidad de proteger sus ahorros convirtiendo sus pesos en dólares ocuparon posiciones en el mercado cripto habiendo abierto un poco más de 2 millones de cuentas.

Uno de los casos más visibles en EEUU es el de PayPal, que recientemente activó su nuevo programa a través de Checkout With Crypto, que ofrece el servicios de poder adquirir criptomonedas en el país del Norte. Esto lo hizo posible gracias al uso de un monedero virtual que exclusivamente acepta transacciones con BTC, Ethel o Litecoin. En tanto que los comercios continúan recibiendo dólares debido a que la APP automáticamente realiza la conversión durante la compra.

 

 

Según iProUp, Visa actualmente acepta StableCoin USDC, un token que siempre fija su valor en dólares, como moneda de pago en EEUU. Mientras su rival Mastercard, ya anunció que el cambio que ha encarado en el camino de apoyar a los activos digitales “permitirá que muchos más comerciantes acepten criptomonedas”. De esa manera espera eliminar “ineficiencias” logrando que tanto compradores como vendedores eviten tener que convertir tokens y monedas tradicionales para concretar operaciones.

El conocido argentino Matías Bari (foto), experto en criptomonedas y cofundador de la exchange SatoshiTango, explico a iProUp que detrás de esta creciente aceptación por parte de los jugadores institucionales se encuentra la necesidad de sumarse a una tendencia que llegó para quedarse y que aún tiene mucho camino por recorrer.

 

 

"Las empresas que tienen historia tradicional en la industria de las finanzas no pueden quedarse afuera”, explicó

En ese sentido amplió que esas compañías “saben que necesitan meterse en el mundo cripto. No necesariamente en lo que respecta a la compra y venta, sino desde el punto de vista de la infraestructura”, dijo refiriéndose a que el BTC es reconocido como tecnología y a la vez como una moneda descentralizada, “que permite enviar dinero a cualquier parte del planeta".

En el mismo carril de pensamiento Ignacio Carballo (foto), director de Ecosistema Fintech & Digital Banking de la UCA, coincidió con su colega Matías Bari. Aunque el experto agregó q”ue los motivos pueden dividirse en dos grandes grupos. Por un lado, los indicadores del mercado; por otro, la necesidad de estar a la vanguardia”.

 

 

"Los jugadores institucionales ven a este tipo de activos digitales como el medio de pago del futuro y por tal motivo están apostando por ellos", señaló a iProUP el especialista. Y destacó que “sumarse a esta tendencia les brindará la posibilidad de acceder a nuevos clientes”.