|09/07/21 07:24 PM

El Bitcoin entra al MotoGP y atraviesa la cruz de la muerte

Hasta 2023 el BTC correrá en uno de los campeonatos más rápidos del mundo, mientras seduce a los pequeños inversores con su mercado futuro.

Los analistas recomiendan tener la mente fría cuando se toman decisiones de inversión y no montar un teatro mental de operaciones basado en presentimientos o corazonadas. Por el contrario, aconsejan considerar los resultados basados en ciclos históricos y tener en cuenta las razones lógicas de lo que esté sucediendo.

En el caso del Bitcoin, BTC, lo hemos señalado reiteradamente en El Ciudadano durante los últimos meses cuando se observó el fuerte impacto que tuvieron algunos ataques señeros, principalmente el originado en la República de China, donde el libre mercado tiene un enemigo natural y que regula oficialmente hasta los nacimientos de los niños.

 

 

Sin embargo a varios les habrá extrañado la coincidencia que tuvieron al respecto los chinos con los estadounidenses. En el segundo caso por intereses totalmente diferentes, ya que la preocupación en el país del Norte sigue siendo la devaluación del dólar, que quedó al descubierto cuando el actual presidente Joe Biden presentó su abultado Presupuesto 2020.

 

Experiencia sobre dos ruedas

Pero si el BTC demostró algo de fortaleza recientemente solo basta observar lo que sucedió el primer fin de semana de julio cuando los grandes inversores, identificados en el mercado cripto bajo el nombre de ballenas, cuando, frente a la oportunidad del precio, adquirieron 60K de la criptomoneda.

 

 

Esto produjo que rompiera resistencia alcista y se ubicara por sobre los U$S35.000 la unidad aunque a los pocos días inició su nuevo camino de corrección a la baja hasta marcar el viernes 9 de julio, a las 18.11 un registro de U$S34.494,91, mientras trascendía una nueva fuerte apuesta por la promoción de su mercado futuro.

 

 

Así lo hizo saber Dorna Sports, organizador del mayor suceso deportivo en torno a las carreras de motos, que en su página oficial informó oficialmente el desembarco de Bitci.com como el nuevo sponsor oficial del MotoGP hasta 2023.

Bitci es una empresa de tecnología blockchain fundada en BodrumTurquía, en 2018, que permite a la industria del deporte y el entretenimiento revolucionar los programas de participación de los fans a través de fan tokens, dando a las personas la oportunidad de invertir y ganar a través del intercambio de criptomonedas.

 

 

Apuesta que comenzó a ser visible primero a través de lo que hicieron algunos clubes del fútbol europeo cuando lanzaron sus propias criptomonedas manifestando su fe en los criptoactivos y ahora, al revés, cuando la tecnología de valor puso los ojos en otra disciplina deportiva global como lo es el motociclismo de alto rendimiento.

Por ello es que el Gran Premio de Austria de 2021, que tendrá lugar en el Red Bull Ring de Estiria del 13 al 15 de agosto, se denominará oficialmente Gran Premio Bitci de Austria.

 

Escapar a la cruz de la muerte

Al mismo tiempo que el BTC ingresa franco en algunos deportes los expertos explican lo que está sucediendo básicamente por lo pergeñado en China donde se localizaba la mayoría de los mineros cripto que ahora buscan echar raíces en otras partes del mundo como en Canadá o en Argentina. En ambos casos en localidades extremas y frías debido a la necesidad de refrigeración de las granjas cripto.

Y el actual momento lo comparan con lo sucedido en 2018 cuando el BTC tuvo su peor caída habiendo ingresado en el mercado bajista todo ese año manteniéndose con su bajo perfil en total durante 18 meses.

 

 

Técnicamente, mientras toman como punto de comparación el mejor momento del BTC en 2021, acontecido a mediados de abril último, cuando superó los U$S64.000, luego volviendo la mirada a la abrupta caída en mayo pasado, cuando perdió más de un 35%, y recalando en lo que sucede hoy cuando las cuentas dan como resultado en las gráficas lo que se conoce como la cruz o El valle de la muerte.

Para los analistas de mercado es importante tener en cuenta la media móvil de los últimos 50 días y la media móvil de 200 días y observar lo que sucedió. En el caso de la primera marca se confirmó una caída por debajo de la segunda marca, por lo que, según las estadísticas, el precio del BTC podría seguir anclado en torno a los U$S33.000 durante algunos meses más.

 

 

La clave para la mejora estará entonces atada a la suerte de los cripto mineros, hasta que vuelvan a establecerse en sus labores de minado en las blockchain y en el aprovechamiento que podrían hacer del precio los pequeños inversores teniendo en cuenta que una vez que la variable de la media móvil de los últimos 50 cambie de rumbo.

De ser así, los expertos aseguran que la línea de los U$S40.000 sería traspasada fácilmente y a los pocos días llegaría a rozar los U$S49.000 para buscar un nuevo curso de cotización que, según los más optimistas, podría llegar a los U$S100.000 durante los primeros meses de 2022.

Además de mantener la mente fría, los analistas también recomiendan comprar cuando una acción baja y no cuando sube.