|07/04/20 07:52 AM

Caída en la recaudación afecta a Mendoza

Aseguran que antes de la llegada del virus y los problemas que trajo consigo, las finanzas públicas ya se encontraban comprometidas

Ya no es ningún secreto que el tiempo que viene post cuarentena será muy duro para la Nación, fundamentalmente para la provincia. La actividad económica, social y de las finanzas públicas se verá trastocada, toda una cuestión que mantiene preocupados a muchos sectores que hacen a la vida de Mendoza, porque mientras la Nación no tiene aún presupuesto y está solamente en la tarea de atender con todos los recursos a la cuarentena y los problemas derivados de la misma, las provincias tratan como pueden de acondicionar sus presupuestos y las proyecciones que hicieron al momento de aprobar los mismos, que por supuesto todo se fue a la baja, porque se espera que la coparticipación llegue con problemas y porque cada estado, como Mendoza, tiene que atender problemas heredados en el complejo escenario que tuvo el país al finalizar el 2019.

Sobre el tema, El Ciudadano entrevistó a Alejandro Bianchi, consultor especialista en finanzas públicas y economías regionales de la Fundación Ideal, quien ante la pregunta ¿cómo ve la situación de la provincia en el medio de la cuarentena?, respondió: “La situación general de la provincia ya era muy compleja antes de la cuarentena. Con una crisis de varios meses donde la actividad se notaba en caída. Recordemos que el propio INDEC informó hace poco que la actividad económica mostró caídas del orden del 1,8% el pasado mes de enero, clara demostración que la situación ya era compleja mucho antes de todos los efectos que está provocando la pandemia del coronavirus. Inclusive la cuestión social en Mendoza, antes del virus, era muy dura. En ese sentido, la pobreza registró un 38,6%, cuando un año antes era solo del 30.7%”.

–¿Las finanzas públicas ya estaban comprometidas?

Sí, las finanzas públicas ya estaban comprometidas porque la crisis anterior a la cuarentena ya había afectado las cuentas de la provincia. Algo detectado principalmente en el año 2019, que si bien no hay datos cerrados, todo indicaría que habría culminado con déficit importante. Es importante aclarar que todo esto es parte de no estar ajeno a la realidad nacional que repercutió en las cuentas públicas de todo el país.

“La crisis de la cuarentena no afectará por igual a las personas”

–En su visión, ¿cómo quedará Mendoza después de la cuarentena?

–Es de imaginar que en ese escenario complejo en que se encontraba Mendoza, las cosas se complicarán aún más con la aparición del coronavirus. Por todas las medidas que se han tenido que tomar de aislamiento social, transformarán más dura la situación. Esto será visible en tres canales, como la actividad por la obviedad de que la gente no está saliendo a trabajar y que empresas no están vendiendo. Otro punto y muy importante, son las condiciones sociales, donde muchas personas que son monotributista se quedarán sin ingresos. Lo mismo sucederá quienes llevan todos los días el sustento a sus domicilios, producto de las changas, a ellos los golpeará mucho más. Por eso este crisis no afectará por igual a todas las personas.

–¿Y las cuentas públicas?

–El nuevo escenario impactará en las finanzas de todas las provincias del país. En el caso de Mendoza golpeará significativamente en todas las proyecciones que se hicieron en el presupuesto. Por un lado tenemos mayor necesidad de gasto del sector público, al necesitar más hospitales, compra de equipamiento y todo lo que implica gasto en salud. Por otro lado se notará fuerte caída en la recaudación.

–¿Cómo será eso?

En el caso de la Nación la recaudación venía creciendo en un 44% en los primeros meses del año y el último dato es lapidario, mes de marzo solo fue del 35%. Significan 9 puntos menos que afectarán directamente a las cuentas provinciales a través de la coparticipación. Es de esperar también fuerte caída de recursos propios de los impuestos provinciales, como ingresos brutos, sellos, inmueble, automotor. La gente no podrá cumplir y hará que aumente el déficit del sector público provincial. Habrá que esperar qué mecanismos aplica la provincia para contrarrestar esto que es ineludible.