|12/11/20 07:30 AM

Avanza el Presupuesto provincial muy condicionado por el justicialismo

La Cámara de Diputados dio media sanción a la ley de recursos y gastos pero la oposición negó su respaldo a una mayor deuda para obra pública y solo el roll over por un año. Acusan al PJ de querer una ley alternativa

Con la impronta que ha colocado la pandemia del COVID-19 y mirando los difíciles tiempos que vendrán, la Cámara de Diputados dio media sanción a las leyes de Avalúo, Impositiva y Presupuesto 2021.

“Las principales herramientas que necesita toda administración provincial, fueron debatidas en un clima de tires y aflojes. Al igual que el año pasado, el gobierno de Rodolfo Suarez, se encontró con el escollo de la fuerte postura de la oposición, fundamentalmente el justicialismo. Que en esta oportunidad su negativa la acompañó con un paquete de medidas, que prácticamente implicaban otro presupuesto, como si el Frente de Todos estuviera gobernando la provincia.

Como se recordará, la pauta general de gastos que implica la ley de leyes de Mendoza es de $238.000 millones de acuerdo con lo presupuestado en el proyecto del actual gobierno. Números con sus respectivas partidas, que fueron expuestos por todos los ministros del Ejecutivo, la Suprema Corte de Justicia y los titulares de entes descentralizados. Además del intenso debate entre los diferentes bloques políticos con representación parlamentaria”.

Las leyes de Avalúo e Impositiva tuvieron rápido trámite y fueron aprobada por el interbloque del Frente Cambia Mendoza, PI, Protectora Fuerza Política y Ciudadanos por Mendoza. En contra las diputadas Mailé Rodríguez (FIT) y Mercedes Llano (PD). 

Por su parte el Frente de Todos (PJ) se abstuvo, quizá por no haber tener la mínima posibilidad de obtener consideración al respecto del paquete de medidas que habían propuesto, como alternativas a la idea del oficialismo.

 

Ley de Presupuesto sin roll over, ni endeudamiento 

Con fuerte cruce entre bancas, donde no faltó el pase de factura histórico entre los partidos que han gobernado la provincia, se aprobó la media sanción de la Ley de Presupuesto. Donde el justicialismo presentó un proyecto alternativo de ley, con una veintena de obras, autorización de roll over por un año y no como propuso Rodolfo Suarez en forma indefinida, y con un monto límite de $12.000 millones.

Además de una autorización de toma de financiamiento por $19.000 millones. Toda una propuesta que fue rechazada de plano por el Frente Cambia Mendoza, al mismo tiempo que demandó que se vote el presupuesto, el roll over y el financiamiento solicitado por el gobernador Rodolfo Suarez.

Como no se concretó el acuerdo para conformar los dos tercios para tratar roll over y financiamiento, solo se pudieron votar los artículos esenciales de la Ley de Presupuesto propiamente dicha. En conclusión, por segundo año la actual administración no pudo acceder a roll over y financiamiento.

El Ciudadano pudo sintetizar la larga jornada con testimonios de sus protagonistas, como lo expresado por el bloque del justicialismo que estuvo encabezado por el senador Lucas Ilardo y el presidente del bloque de diputados Germán Gómez. A propósito, esto dijo Ilardo: “La situación económica que está atravesando el país y la provincia es muy difícil. Ante esto, recibimos por parte de los intendentes de la provincia y de la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti el pedido de colaborar con el Gobierno provincial y ayudarlo en esta difícil situación. Por eso, estamos planteando desde nuestro espacio lineamientos en las tres leyes”.

Por caso Avalúo e Impositiva acompañaríamos las dos leyes y hacemos el aporte que, en materia de impuestos Automotor e Inmobiliario, para que se prorrogue la alícuota que venía transitando durante el año 2020-2021. Lo hacemos en virtud de que el gobernador ha manifestado la difícil situación para convocar a paritarias provinciales y dar aumento a los empleados públicos. Entonces, lo lógico sería que tampoco se apliquen aumentos en términos de esos impuestos que afectan precisamente en mayor medida a los trabajadores de la provincia de Mendoza”, consideró. 

Inmediatamente agregó: “Creemos también que hay respuestas al empresariado, sobre todo aquellos que no han podido trabajar durante esta pandemia y cuyas actividades estuvieron paralizadas un 100% y para quienes solo trabajaron el 50%. Para todos ellos planteamos una reducción del 80% y el 50% del alícuota de Ingresos Brutos respectivamente”.

Sobre el refinanciamiento de deudas preexistentes que tiene la provincia y el financiamiento pedido por Suarez para obras, respondió: “Tenemos la voluntad de acompañar al gobierno en el roll over para este año de $12.000 millones. En cuanto a endeudamiento entendemos que es necesario para el Gobierno y para la provincia una reactivación en términos económicos. Por eso, acompañaremos, si para el Gobierno la obra pública es la manera de reactivación, con un plan de endeudamiento en dólares. Con un plan de obras detallado que hemos elaborado y acercado, en base a tres criterios. Un criterio socio productivo, teniendo en cuenta la generación de empleo. Otro, respecto de los organismos que financian para tratar de ser un endeudamiento muy flexible y barato para la provincia. Y un criterio geográfico que es alrededor de los oasis productivos que están distribuidos a lo largo de toda la provincia”. 

 

El vicegobernador Abed trato de irresponsable al frente de todos

El primero en la línea sucesoria de la provincia, Mario Abed, se mostró como no se lo había notado hasta ahora, irritado: “Tras largas charlas en los últimos 45 días, donde hemos estado trabajando el presupuesto que envió el Poder Ejecutivo. Nos quieren cambiar totalmente las tres leyes dando un presupuesto alternativo, muestra cabal de irresponsabilidad presupuestaria sobre la pandemia que nosotros estamos viviendo, porque nos deja sin herramientas financieras a la provincia, desde donde la provincia paga sueldos y encara obra pública”.

“Fíjese hasta dónde llega la irresponsabilidad de la oposición, que no miden, por ejemplo, que, en el tema de patentes de automotores, perjudica a cada uno de todos los municipios de la provincia. Porque si nosotros, aceptamos moratoria alguna, los principales afectados en su recaudación serían los municipios”, ejemplificó.

Finalmente, Abed resaltó: “En cuanto a roll over, también hay irresponsabilidad y por qué no, discriminación. Hace unos días el Gobierno Nacional decide renegociar sus deudas que eran en pesos y la transformó en dólares con el 16% al 15% de interés. Sin embargo, nuestro gobierno no tiene la posibilidad de contar con un roll over por tres años, como solicitó el gobernador Rodolfo Suarez, golpe que solo lo reciben, innecesariamente los mendocinos”.