|05/11/21 01:27 PM

Argentina presentó a los vinos más australes del mundo

Chubut produjo, en la cosecha 2021, unos 247 mil kilos de uva. Las principales variedades son Pinot Noir, con 105 mil kilos, Chardonnay con 89 mil kilos y Traminer, con 21 mil kilos.

El vino argentino posee una gran abanico de variedades que se cultivan en cientos de miles de paños multicolores que, en su mayoría, se nutren de los minerales que aportan los suelos a lo largo de la Cordillera de los Andes. Extensión que se sigue ampliando, ahora, por la incorporación de los vinos más australes del mundo elaborados en Chubut.

Para celebrar la elaboración de los vinos de la Patagonia Vitivinícola Argentina recientemente se realizó la primera Feria de la Vid y el Vino, en la Ciudad de Trelew, gracias a la decisión política que tomó la iniciativa de apoyar al incipiente, pero valioso, desarrollo del sector privado ligado a la cultura más vieja del mundo: el vino.

 

 

El sanjuanino Hugo Carmona, vicepresidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, INV, narró que “entre el 15 y el 16 de octubre se realizó en la Ciudad de Trelew, provincia de Chubut, la Primera Feria de la Vid y el Vino, potenciando los vinos de esa provincia argentina. En esta oportunidad, el intendente Adrián Maderna, fue el eje político que convocó a bodegueros, productores y a la ciudadanía al suceso donde se pudo observar el potencial que poseen los vinos de esa zona austral del país”.

 

 

Chubut es una de las 18 provincias vitivinícolas de importancia hoy en Argentina y por debajo del Paralelo 42 es donde se cultivan las vides y se elaboran los vinos más australes del mundo. Desde Esquel, El Hoyo, Trevelin, localidades que están al pie de la Cordillera de los Andes. Actividad que se desarrolla hasta Puerto Madryn o Rawson, que tienen un clima marítimo, desde donde se ofrecen con distintos tipos de suelos estos vinos distintos.

 

 

Esa geografía vitivinícola argentina ofrece al turista nacional e internacional una gran oportunidad para que puedan apreciar, con la imponente belleza de sus paisajes, esos vinos que, en conjunción con su gastronomía, potencian a toda la actividad que genera empleo en la Patagonia y que es una excelente oportunidad de crecimiento para esos pueblos.

 

 

“Realmente es de resaltar que en esta oportunidad el Instituto Nacional de Vitivinicultura, INV, tuvo la oportunidad de participar con una disertación vinculada a la Indicación Geográfica, IG, y la Denominación de Origen Controlada, DOC, y todo lo que significa el uso de los nombres de las regiones para valorar la calidad y los vinos de cada una de esas zonas de Chubut”, valoró Carmona luego de participar en el suceso vinario.

 

 

El funcionario destacó que “por este apoyo a los productores, a los bodegueros y en agradecimiento hacia el INV, el intendente Adrián Maderna entregó una distinción al organismo nacional que depende del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que conduce Julián Domínguez, por el apoyo constante a esta zona austral. También por la participación que tuvimos”.

 

 

“También es de destacar el potencial que tiene en estos momentos Chubut ya que en el año 2000 no habían plantación vitivinícola alguna y que a partir de ese momento inició la actividad en la localidad de El Hoyo y que se fue extendiendo hasta hoy con un total de 19 viñedos inscriptos que trabajan 87 hectáreas de vides. Todos esto distribuido en los departamentos de Sarmiento, Cushamen, Futaleufú, Paso de Indios, Rawson, Gaiman y Languiñeo”, enumeró.

 

 

Hay que tener en cuenta que Chubut ha producido en la cosecha 2021 unos 247 mil kilos de uva. En los cuales las principales variedades son el Pinot Noir, con 105 mil kilos, el Chardonnay con 89 mil kilos y el Traminer, que es una uva rosada, con 21 mil kilos. Otras variedades de importancia son el Merlot, el Pinot Gris, el Torrontés Riojano, el Riesling y el Malbec con solo 1.800 kilos ya que hay 2 hectáreas cultivadas, siendo la zona con menos superficie con la variedad emblemática del país

 

 

Toda esta actualidad es a partir de viñedos que están en plena producción en las que se está planeando incorporar nuevas variedades de uvas para vinos que no se cultivan en Argentina y que, por unas condiciones climáticas especiales, pueden desarrollarse en la Patagonia vitivinícola. Donde solamente trabajan 7 bodegas, con cinco elaboradoras de espumantes “con producciones muy interesantes”, 8 elaboradores de vinos artesanales y 1 creador de vinos caseros.

 

 

“Lo observado en Chubut es muy importante para destacar debido a que a medida que vaya creciendo su potencial el atractivo turístico tendrá una excelente oportunidad para interesar a los visitantes. Estamos seguros que los estudios que están comenzando a realizarse en los distintos suelos serán muy importantes a futuro por lo que el interés del INV es muy grande para apoyar a ese sector privado”, aseguró.

 

 

Y completó: “Realmente ha sido una experiencia muy interesante y sumar a la Argentina vitivinícola esta región geográfica austral es muy importante para fortalecer la imagen del vino argentino en el exterior. Desde aquí, ahora desde San Juan, celebramos con una copa de vino todo esto. También el próximo aniversario que cumplirá el Vino Bebida Nacional, el próximo 24 de noviembre. Brindo por eso y por la audiencia argentina que pueda celebrar con un vino argentino en su mesa”.