|30/12/20 12:21 PM

Alertan que los jubilados perderán con la nueva fórmula

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, aseguró que la ley de movilidad significará un ajuste y que debería tratarse la situación de casi el 80% del sistema, que percibe la mínima de 19 mil pesos

Por Redacción

Con 132 votos a favor, la Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto de movilidad jubilatoria, que establece que los haberes de los trabajadores pasivos se ajusten con una fórmula que combina un 50% de la recaudación de la Anses y otro 50% de la variación salarial.

La iniciativa propone incrementos trimestrales para unos 18 millones de personas, entre jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), asignaciones familiares, pensiones no contributivas, y pensión al adulto mayor.

Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad, fue consultado sobre la aprobación de la fórmula para calcular los aumentos y arrojó en primer lugar: "La discusión o debate es una falacia, la realidad del resultado es la construcción de otra. Lo que debía haberse debatido, que dije en la bicameral cuando fui invitado, es la situación de los jubilados que se están muriendo de hambre".

Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad.

 

Advirtió que 4,5 millones, casi el 80% del sistema, percibe la mínima de 19 mil pesos. "Es el mismo número que percibieron el año pasado, precisamente porque en diciembre del 2019 las mínimas eran de 14 mil pesos y hubo un bono de 5 mil pesos", argumentó.

En tanto, planteó que con esta ley solo "se blanqueó el ajuste que en 2019 hizo el Ejecutivo con los decretos hacia la baja de mayo, junio y septiembre, que hace que los haberes jubilatorios pierdan entre 15 y 20 puntos y que pierdan alrededor de 15 puntos parejos, en relación con lo que debían haber cobrado conforme a la ley suspendida. Todo eso se suma a que durante el 2018 y 2019 habían perdido 20 puntos en relación con la inflación".

 

No hubo recomposición de los 20 puntos, los argentinos seguimos pagando las Leliq y los jubilados siguen muriendo de hambre", remarcó.

 

Lo que hace esta ley es ratificar el escenario hacia el futuro. Es una ley que rigió entre 2009 y 2017, toma dos viables que son del salario y la de la recaudación previsional que dan hacia la baja ahora. Siempre estuvieron por debajo de la inflación por momentos que hubo índices importantes. En el mejor de los casos, pueden no perder demasiado respecto de lo que hoy están cobrando, que es una miseria", agregó.

Consideró que "es un desconocimiento de que el haber jubilatorio no es un subsidio sino un derecho. No se tiene en cuenta que hablamos de gente que aportó 30 a 40 años al sistema y que el Estado argentino los estafó".

 

El privilegio de pocos

En este marco, se conoció la resolución de la Justicia que autorizó a la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, a cobrar otra vez la pensión de su difunto esposo, Néstor. 

El pago, con intereses y retroactivos, podría alcanzar los dos millones de pesos por mes y 100 millones de pesos más como retroactivo.

"Esto es una muestra pornográfica del poder para los ciudadanos de a pie", dijo Semino en relación al privilegio mencionado.  

A modo de ejemplo, planteó: "La calidad del derecho es el mismo de lo que cobran los funcionarios, que es la pensión no contributiva de un discapacitado en Argentina, que hoy es de 14 mil pesos. Si esa persona con discapacidad fallece, el papá o la mamá de quien puede cobrar la pensión de los 19 mil pesos, para hacerlo tiene que renunciar a la pensión de los 14 mil".