|11/11/20 02:32 PM

Abed sobre el presupuesto: "En ninguna provincia se discute el roll over"

Aseguró que la actitud del peronismo marca una irresponsabilidad presupuestaria, dejando sin herramientas financieras a la provincia

Por Redacción

En la Legislatura de Mendoza, el vicegobernador Mario Abed y el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, se refirieron al tratamiento del Presupuesto 2021, previsto para la sesión de este miércoles, como así también las leyes de Avaluó e Impositiva.

“Me llama mucho la atención que después de 45 días que hemos estado trabajando el Presupuesto 2021, enviado por el Ejecutivo como corresponde en tiempo y forma, el peronismo cambie totalmente el presupuesto y den uno alternativo. Marca una irresponsabilidad presupuestaria, dejando sin herramientas financieras a la provincia”, expresó Abed.

Además, criticó la propuesta desarrollada por los bloques de Senadores y Diputados del Frente de Todos durante la jornada. “Pagamos sueldos debido al financiamiento que nos dan nuestros ciudadanos, sería muy irresponsable decir que podemos hacer una moratoria cuando la situación financiera de la provincia está equilibrada. Se está pidiendo financiamiento para obra, no es endeudamiento”, explicó.

En tanto, remarcó que el financiamiento de 350 millones de dólares es plurianual y para obras de toda la provincia. "Necesitamos el roll over de 3 años para financiarnos. Hoy el mundo entero renegocia sus deudas, tienen que reflexionar y entenderlo", enfatizó.

 

"En ninguna provincia de nuestro país se discute el roll over, no se entiende que para una renegociación nosotros necesitamos darle seriedad a cada uno de los que nos prestaron plata. No nos podemos separar del país, nosotros somos la provincia de Mendoza", remarcó.

Por otro lado, consideró que "este Gobierno no se lo puede juzgar" y que "si quieren hacer un Presupuesto alternativo, tienen que ganar elecciones”.

Por su parte, Lombardi aseveró: “En Mendoza se ha mantenido el equilibrio fiscal, nosotros tenemos que ser serios hablar con claridad y solvencia”.

“Es un presupuesto equilibrado que tiene un plan de obras que se financia una parte con recursos propios, no incluye aumento de tasas y que tiene en algunos casos condonación del 50% de las tasas”, afirmó.