|08/05/19 04:44 PM

'Las Garganttini': una mirada a la Mendoza de los 50

El viernes se estrena la comedia dirigida por Jorgelina Flores, quien antes habló con ‘El Ciudadano’

La Guerra Fría llegaba a su punto de máxima tensión, las colonias en África, Medio Oriente y Asia conseguían su libertad y Alfred Hitchcock revolucionaba el cine mundial. En el mundo pasaban muchas cosas en los 50, pero en Mendoza también sucedían hechos importantes que marcaron la idiosincrasia y la cultura de sus habitantes. 

Un poco de esa idiosincrasia menduca es lo que busca retratar Jorgelina Flores con Las Garganttini. Una comedia homicida, la superproducción que este viernes se estrenará en el teatro Tajamar (en San Martín al 1921 de Ciudad).

Antes de esta primera función, la directora de la obra adelantó: “Las Garganttini tiene mucho tinte de comedia de humor negro, puede tener un dejo de policial pero, sobre todo, es una obra de teatro en la que el objetivo es interpelar al espectador a un lugar en el que se va sentir identificado con los enredos familiares, los secretos y las verdades”.

En esta ‘comedia homicida’, Flores propone una historia de “mujeres que se reúnen en una casa por allí, en los años 50, en Lunlunta, Maipú”. “La idea es que la obra tenga un impacto en el público por su idiosincrasia en algunas terminologías y características que acontecen en las acciones”, añadió.

Rodrigo Calderón, Guillermo Olarte, Mauricio Fábrega,Exequiel Sosa, Diego Portabella y Ernesto Latino Saá, seis actores hombres son los elegidos para encarnar a Las Garganttini, seis personajes femeninos. Esta jugada apuesta en la elección de los intérpretes es lo que le da otro tinte de originalidad al drama. “Lejos de ser una pieza travestida, la invitación a los actores fue a deconstruir, decodificar y desaprender comportamientos y procesos mentales para que se dejen habitar por la mujer que hay en ellos. Yo creo que el actor es un instrumento sin género, yo hago mucho hincapié en eso”, dijo la directora, quien además aclaró: “Los actores han tenido un proceso de exploración, investigación, trabajo corporal, caracterización y gesticulación para que, siguiendo un perfil realista, puedan tener algo de grotesco y absurdo”.

Las Garganttini también se caracteriza por una imponente puesta en escena (a cargo de  Rodolfo Carmona) y la música en vivo de Ariel Sedevich que, para Flores, “es el clima, la tensión y la organicidad latente de cada escena”. “Hay un soporte de acompañamiento muy importante de la música a la estructura dramática”, afirmó.

Como para que termine de tener un tinte de realidad el espectáculo, Jorgelina Flores bautizó a las protagonistas con un apellido verídico y acorde en tiempo y espacio con la obra. “Existe la familia Garganttini en Mendoza, que perteneció al plantel de la élite de los bodegueros. Igual, no es un episodio referencial lo que cuento, hemos tomado eso para condimentar nada más. Podrían haber sido los Giol o cualquier otro”, dijo.

Con esta comedia grotesca que pretende quedarse por varias semanas en la cartelera del Tajamar, la directora mendocina planea representar la vida en una época de la que se sabe mucho como los 50, pero vista desde acá, desde nuestra provincia.

Sobre el estreno de Las Garganttini

Función: viernes, a las 21.30.

Lugar: teatro Tajamar (en San Martín 1921, Ciudad).

Entrada: $200 en taquilla. Reservas: 425 6165.