|25/05/20 09:19 PM

'Curantena', inspiración artística desde el encierro

Ante la imposibilidad de trabajar en eventos, el fotógrafo David Medina Kaiser se animó a realizar su proyecto en plena cuarentena

Cuando a mediados de marzo se decretó la cuarentena obligatoria en Argentina, David Medina Kaiser no sólo tuvo que dejar de trabajar como fotógrafo de eventos artísticos, sino que también tuvo que confinarse al extremo por ser una persona "en grupo de riesgo" (es asmático).

Pero desde el encierro, David pudo comenzar a darle forma a Curantena, un proyecto con el que logra congeniar sus pasiones por la fotografía y el arte. "Yo no podía salir y, para colmo, trabajo no hay... Ese fue el puntapié, pero también está el hecho de que yo, como artista visual, intento meter el tiempo libre en trabajo, entonces es muy difícil utilizar el tiempo libre en algo artístico", reflexionó el fotógrafo en diálogo con El Ciudadano.

En este proyecto, David Medina Kaiser le aplica a sus fotos un tratamiento desde el dibujo y la pintura para crear obras de arte abstracto. "Venía jugando con líquidos y con cómo se iluminaban, y se me empezó a meter en la cabeza la idea de crear cosas que tengan algo de profundidad, que no queden en algo bidimensional y se genere algo de tercera dimensión. Más allá de que yo termino sacándole una foto a algo que yo creo a partir de una mezcla de líquidos, fluidos, tintas y luces... las luces son igual de importantes que todo lo demás y la fotografía termina siendo uno de los procesos dentro de todos los  que hay, la edición también es importante", explicó.

En cuanto a la temática de Curantena, su creador comentó: "Me gusta el género abstracto, siempre me atrajo. Y con el tema del COVID-19, siempre mostraban como es el virus, que tiene cierto parecido (estético) con las obras que estaba haciendo. Viene todo encerrado en la misma mano, por eso el nombre tiene que ver con la cuarentena y tiene que ver con la idea de curarme y, en este juego, poder salir al universo que me re-significan algunas de las obras".

El paso final de este proyecto que por fin se pudo comenzar a gestar en cuarentena es mostrarlo a la gente, algo que, a causa de la pandemia, también es un problema. Y en este punto, la respuesta llegó -cuando no- a través de una página web: "Idea.me surge como solución a cómo dar a conocer el proyecto. Porque esta plataforma ayuda a conseguir el dinero para poder imprimir las obras, que es lo que quiero hacer para finalizar el proyecto. En esta página, uno puede colaborar y se lleva distintas 'recompensas': fondos de pantalla para el celular o la computadora, obras impresas en papel, en tela, o la obra que es de 1,5 x 1 metro. Además, en junio creo que voy a sacar postales y esas cosas".