|10/01/22 03:04 PM

Vera Bello: "La evidencia más concreta es la vacuna”

El director de Epidemiología de Mendoza analizó el escenario epidemiológico en la provincia y el impacto de la inmunización

Por Redacción

Este domingo, la provincia de Mendoza registró 2.218 casos positivos de Covid. En esta oportunidad, la positividad descendió levemente respecto a los días anteriores, marcando un 41,60%. Con respecto al escenario actual, el director del departamento de Epidemiología, Gonzalo Vera Bello aseguró que "la evidencia más concreta es la vacuna".

En diálogo con FM 91.7, el profesional sanitario se refirió al crecimiento en los contagios a causa de la variante Ómicron: “Siempre digo que hay 3 palabras que son claves en esta pandemia: primero que es un fenómeno global, lo segundo que es un fenómeno dinámico y lo tercero es un fenómeno cuyo libro aún no se termina de escribir”.

 

Gonzalo Vera Bello.

 

“Desde el punto de vista global, lo que está pasando acá está pasando en el hemisferio Norte con una potencia mucho más grande. Ómicron tiene la capacidad de tener un periodo de incubación muy breve, desde que se incorpora al organismo hasta que aparecen los síntomas”, explicó Vera Bello.

Y agregó que “con Ómicron están apareciendo otras variantes más, y todo esto tiene relación con la inmunización que se tiene. La mayor cantidad de casos de variantes nuevas han venido de África, que es donde está la menor tasa de cobertura de inmunización”.

Así las cosas, Vera Vello se mostró esperanzado y especuló: “Ojalá que esto sea el inicio del fin de esta pandemia y que después se comporte como una enfermedad endémica”.

 

El contagio en los niños

En referencia a la cantidad de niños que se contagiaron a raíz de esta nueva variante de coronavirus, el médico alentó a los padres a que realicen "la consulta pertinente al médico de cabecera".

"En un contexto pandémico, donde lo que prima es Ómicron, una de las probabilidades es que el menor tenga esta variante. Pero, también existen otras infecciones respiratorias que son comunes en este grupo etario, por eso se recomienda que sigamos inmunizando a los niños mayores de 3 a 11 años”, advirtió Vera Bello.

Por último, reflexionó que “la evidencia mata estridencia. Se ha demostrado que en la mortalidad, los números que tienen los hospitales, las terapias intensivas y en las semanas epidemiológicas impactan las inmunizaciones. La evidencia más concreta es la vacuna”.