|17/07/21 01:52 PM

Vacunación: los beneficios de haber tenido COVID-19

Un estudio argentino reveló que las personas que tuvieron la enfermedad y recibieron la primera dosis tienen más anticuerpos

Por Redacción

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, en conjunto con el Conicet, publicó un nuevo estudio que afirma que aquellas personas que tuvieron coronavirus y luego recibieron sólo la primera dosis de la vacuna Sputnik V, han generado más anticuerpos que las personas que completaron su esquema de vacunación.

¿Qué dice el estudio?

En concreto, sostiene que las personas que tuvieron la enfermedad y han recibido sólo una dosis de la vacuna, desarrollaron entre ocho y doce veces más anticuerpos que quienes ya tienen las dos dosis, pero nunca tuvieron el virus.

Este resultado se da a conocer en medio de un contexto en el que hay preocupación por la falta de sueros rusos, a pesar de que empezaron a llegar, y de cara a enfrentar la variante Delta, cuya circulación comunitaria en el país parece inevitable.

De esta manera, la investigación del Ministerio y el Conicet fue publicada en la revista Cell Reports Medicine y también detectó que el 94% de los que nunca tuvieron COVID-19 y luego se vacunaron con la primera dosis, generaron una fuerte respuesta de anticuerpos, pero subió al 100% cuando recibieron la segunda dosis.

De hecho, con el estudio se constató que los pacientes que sí tenían antecedentes del virus no tuvieron beneficios significativos con la segunda dosis en cuanto a la respuesta de anticuerpos, sino que estos se generaron a raíz de la enfermedad y la primera dosis. Es decir que con infección previa y una dosis, hay más respuesta que sin infección y dos dosis.

¿Pasa lo mismo con las demás vacunas?

Uno de los coordinadores de la investigación, el inmunólogo Jorge Geffner, indicó a TN que este dato es novedoso con la Sputnik V, pero que ya se comprobó en Estados Unidos y Europa con las vacunas Pfizer, Moderna y AstraZeneca-Oxford. El objetivo ahora será verificar que lo mismo suceda con la Sinopharm.

¿Cómo se comprobó?

Los autores del estudio liderado por la jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora del Conicet, Andrea Gamarnik, lo comprobaron estudiando las respuestas de anticuerpos de 289 trabajadores de la salud que recibieron una y dos dosis de la vacuna rusa, de los cuales 62 habían tenido coronavirus.

A todos ellos se les tomó una muestra de sangre antes de inocularse, 21 días después de la primera dosis y 21 días después de la segunda. Luego se analizaron todas las muestras y se reveló:

  • Personas sin antecedentes de COVID-19: 104,2 unidades por mililitro de anticuerpos con la primera dosis y 787,8 unidades por ml con la segunda.
  • Personas con antecedentes de COVID-19: 181,1 unidades por ml (primera dosis) y 6.356 unidades por ml (segunda dosis).

Con esta información, según Geffner, se podrá guiar de manera estratégica la campaña de vacunación.