|13/01/21 12:19 AM

Si vas a Chile en auto lo vas a tener que dejar allá

Salir de Mendoza hacia Chile conllevará un riesgo que solo se justificará por la fuerza mayor del viaje

Imaginemos que la familia Gareboto está inquieta desde que recibió la noticia de que la hermana del jefe de familia, Irene, está grave luego de estar luchando un par de años contra el cáncer. 

En este caso el diagnóstico sería un carcinoma que toma algunos ganglios y que se refiere a un tipo de enfermedad muy infrecuente.

De hecho los máximos especialistas de la Universidad Austral de Buenos Aires estudian este tipo de cáncer con el afán de hallar una cura y que por el momento tiene un bajísimo porcentaje de recuperación.

Los mismos vecinos de San Roque, Maipú, habrían colaborado en varias ocasiones para enviarle medicamentos que en Chile cuesta conseguir. Irene Gareboto diría que se crió en ese vecindario, en el Bajo San Roque, hasta que durante unas vacaciones en Reñaca conoció a Pepe, con quien de después de tres años se casó en Valparaíso en 1986. El mismo año en que se desencadenaba el "accidente" de Chernobyl, en Rusia. Sucedido el 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania, que en ese momento pertenecía a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, a 3 km de la ciudad de Prípiat. Y que ponía en riesgo a 50 millones de personas.

Ahora sus familiares estarían frente a lo que sería la última oportunidad de acariciar el rostro de la querida mendocina,pero para eso deberían haber tomado una decisión fundamental, ya que la situación no daría para que los cinco integrantes de los Gareboto viajaran en avión, ida y vuelta. 

Por estas horas estarían evaluando dirigirse al país transandino en dos automóviles, pero el dilema era dónde dejarían guardados los rodados cuando debieran regresar a Mendoza, vía Ezeiza, desde Buenos Aires.

Sucede que desde la última Navidad en Argentina cambiaron las reglas del juego para los viajeros al exterior.

La disposición es que pueden salir, previo firmar un documento aceptando que la única manera de retornar a la provincia cuyana, y a la República Argentina, será en avión. Obviamente, las excepciones son contadas con los dedos de la mano.

Según la misma directiva de la Dirección Nacional de Migraciones del Ministerio del Interior (DNM), que lleva la firma de Florencia Carignano, solamente podrán regresar a la Argentina por vía terrestre aquellos que salieron del territorio nacional entre abril y el 25 de diciembre de 2020, fecha a partir de la cual se cerró la frontera terrestre.

Claro que el ingreso de extranjeros quedó restringido salvo los casos expresamente autorizados por la DNM, que aceptará ingresos bajo condiciones de reunificación familiar, por cuestiones laborales o de salud.

Sin embargo, la determinación de la familia Gareboto parecería no tener vuelta atrás debido a que tendrían una única posibilidad de brindarle su amor a la querida Irene durante las últimas horas de convalecencia de su ser querido, a pesar del costo que debieran enfrentar para poder realizar tamaña gesta.

Por eso es que estarían recibiendo el apoyo y la ayuda de diversos amigos y otros parientes de Mendoza para poder lograrlo.

Según la publicación oficial de Carignano realizada a través de su cuenta en Twitter (@florcarignanook) del 10 de enero reciente, “los únicos accesos habilitados para el ingreso al país de ciudadanos y/o residentes argentinos serán los aeropuertos de Ezeiza y San Fernando, como así también la terminal de Buquebus. Se exigirá PCR negativo hecho en las 72 horas previas y el aislamiento obligatorio de 7 días”.

Para esto último, el Ministerio de Salud y la Cancillería elaboraron un listado de países que ofrecen PCR con resultado en menos de 72 horas. Quienes provengan desde estos destinos deberán presentarlo sin excepción y en ese listado se encuentra la República de Chile.

“Los que hubieren egresado con posterioridad, firmando el consentimiento de conocer la imposibilidad de regresar por un paso terrestre y aun así viajaron, deberán ingresar a través de los aeropuertos habilitados, exclusivamente con PCR negativo y cuarentena obligatoria de 7 días”, remarcó Carignano en el mismo hilo publicado en Twitter.

La funcionaria aclaró: “Los pasos fronterizos de San Sebastián (en Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) e Integración Austral (Santa Cruz) quedan exceptuados de la restricción de egresos e ingresos, para garantizar el tránsito con la República de Chile y la conexión con Argentina”.

Y añadió: “El resto de las fronteras terrestres estarán cerradas, excepto para el comercio internacional”.

Entre los exceptuados, según Carignano, están “el personal de transporte internacional y tripulaciones", que quedan exentos de los requisitos "bajo la aplicación de los protocolos sanitarios específicos, en el ejercicio exclusivo de su actividad”.

Para el caso de los deportistas enmarcados en protocolos específicos para eventos deportivos, previa autorización de la DNM y la autoridad sanitaria, su actividad será supervisada por el Ministerio de Turismo y Deportes.

La buena noticia tanto para los Gareboto como para cualquiera que necesite viajar en una forma similar es que la titular de la DNM contesta a casi todas las dudas en forma personal y brindando consejos por el mismo medio por el que divulgó las determinaciones del Gobierno Nacional en esta nueva etapa de la pandemia por el coronavirus.