json='{"targeting":{"Autor":["Antonella Farías"],"Firmante":["el_ciudadano"],"Seccion":["Coronavirus"],"Subseccion":[""]}}'>
Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|02/06/20 07:42 AM

Sergio Saracco: “Tenemos que trabajar como si el virus lo tuviera el de al lado”

Estamos en un momento de la pandemia donde algunas conductas se van relajando, y como ha quedado claro estos días, es una actitud peligrosa e irresponsable. El doctor Saracco reafirma la necesidad de cumplir las disposiciones como único modo de mitigar el problema

Tras unos cuantos días donde la provincia exhibía un comportamiento muy tranquilizador a partir de la carencia de nuevos contagios, manteniendo números alentadores, un solo episodio sirvió para que se sumen rápidamente más de una decena de casos. Además, este desaguisado sirvió para entender el carácter exponencial del peligro. Más de mil personas debieron ser abordadas y controladas por un encuentro donde concurrieron solo once.

El Director del Observatorio de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNCuyo, y uno de los más respetados profesionales del área en Mendoza, doctor Sergio Saracco, reflexionó en la entrevista realizada por Franco Ballabriga en el programa Enfoques, en CNN Radio Mendoza, sobre el momento en que nos encontramos y cómo mantener una conducta adecuada: “Tenemos que recordar que estamos en una situación de pandemia, ¿qué significa? Que estamos ante la presencia de un virus nuevo, que no hay anticuerpos en la población, que además se transmite con muchísima facilidad, a través de las secreciones respiratorias, y eso hace que traspase rápidamente las fronteras”, señaló el profesional.

“Por lo tanto, lo esperable en todo el mundo es que exista presencia de este virus en cualquier momento o situación si no se cumplen las condiciones mínimas e indispensables de bioseguridad que están dadas por el distanciamiento entre personas, el uso de tapabocas o barbijos, y las medidas de higiene y desinfección de rutina que tenemos que cumplir, que todo ello apunta a disminuir, atenuar o cortar esta transmisibilidad”.

La novedad de virus plantea un escenario de aprendizajes sobre la marcha. “Vamos conociendo día a día”, recuerda Saracco, y agrega que hay “una comunicación permanente a nivel mundial, que vamos transmitiendo el aprender diario. ¿Qué sabemos?, primero que es muy tramposo, porque muchas veces infecta y no da sintomatología típica. Para el diagnóstico contamos con un elemento fundamental que es la clínica, que signos y síntomas presenta un paciente, y segundo poder confirmar esto con estudios complementarios, sean de laboratorio o sean por imágenes".

"Esta infección tiene por un lado que no da una sintomatología presente en todos los casos, por eso hablamos de asintomáticos, y los que lo tienen son dispares, hay temperatura, pero puede haber alteración del olfato, diarrea, tos, eso lo hace muy difícil de poder identificar. Estamos con estudios que están en proceso de optimizar el resultado. Hablamos del hisopado, que es un método muy confiable, el PCR, pero para que sea efectivo tenemos que contar con el elemento que identifica perfectamente el virus, en este virus que a veces no está en suficiente concentración y cantidad para pescarlo con el hisopo. Lo mismo sucede con los anticuerpos, por lo tanto, tenemos herramientas muy nuevas en cuanto al reactivo”.

El cuidado es la principal arma

El reconocido profesional fue muy taxativo a la hora de las recomendaciones: “Tenemos que llegar a entender que, ante un virus, que tiene todas estas características, y los estudios en período de optimización, tenemos que tomar máximos cuidados. Afortunadamente estos no son tan críticos como en otras infecciones. Es simple, y a veces por simple no se cumple, la distancia de seguridad, el buen uso del barbijo, que cubra nariz boca y mentón, la higiene de manos con agua y jabón, y desinfectar las superficies, esta es la clave”.

Consultado sobre las dudas que algunos expresan sobre los tapabocas y elementos de precaución, las negó terminantemente: “Tendríamos a todos los profesionales de salud enfermos cuando atienden infecciones si no se respetaran esas condiciones de bioseguridad. Por qué había personas en un ambiente sin cumplir las medidas de seguridad, que las cumplimos en el área de salud siempre, son estándares que nos permiten desarrollar nuestra profesión, sino nos enfermaríamos”.

Pese a que para los mal informados pueda sonar alarmista, el médico resaltó que “siempre se tiene que trabajar con la peor hipótesis. Si yo me baso en que usted puede ser un posible portador asintomático, me tengo que cuidar. Entonces, si yo me cuido y usted se cuida vamos a transitar sin contagiar a nadie y vamos a seguir en esta situación de un escenario de control. Acá lo que tenemos que tratar es de que sea controlado, y que, si alguien se contagia, que eso nazca y termine y que nadie más se contagió”.

Es que para Saracco, “el gran problema de este virus no es lo individual, es prácticamente sencillo en lo individual porque trae bajas complicaciones. Algunos pueden hacer más complicaciones, pero si hay disponibilidad de camas el riesgo de vida baja considerablemente. El problema de este virus es la masividad, que si no cumplo estas condiciones de aislamiento empieza a multiplicarse como un efecto dominó, y ahí se desmadra el sistema porque empieza a haber gran cantidad de personas que van a tener que ir a los centros asistenciales, donde ya no solo involucra a los que tienen la enfermedad, sino a los que tienen otras patologías y no va a haber capacidad para que sean atendidos por una apendicitis, un problema cardiológico. Nosotros tenemos que trabajar como si el virus lo tiene el de al lado, entonces hago dos pasos para atrás, hablo a distancia, con tranquilidad, con responsabilidad”.

Finalmente, evaluó el comportamiento de los mendocinos: “Progresivamente se va deteriorando, porque hay un agotamiento, estamos cansados, y hay una visión de que esto ya pasó, y no es así. Esto pasó, pero en Europa, acá todavía no. Hay que poner el lomo para aguantar, y tendremos que hacerlo hasta que haya una vacuna disponible”.

También fue consultados sobre la posibilidad de contar prontamente con esa vacuna que se busca en diversos laboratorios del mundo. La respuesta fue alentadora, ya que Sergio Saracco destacó que “por suerte son muy promisorios los trabajos que se vienen haciendo a nivel internacional, como el que se realiza en Oxford (Gran Bretaña) y puede ser que tengamos algo para el verano”, concluyó, dejando claro que cuidarse es la única defensa posible, al menos por ahora.