Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|26/03/20 07:35 AM

Reclamo por la remarcación de precios aprovechándose de la pandemia

Los consumidores esperan mayores controles por parte del Estado. Declaraciones de un legislador y dirigente

Los argentinos en general, como los mendocinos en particular, se han encontrado con un duro panorama de precios en góndolas de supermercados, almacenes de barrio, verdulerías y hasta en hipermercados o mercados concentradores de frutas y hortalizas. Muchos de quienes administran esos centros de comercialización no se han ceñido a disposiciones de la Provincia y la Nación de mantener valores que se registraban antes de declarada la emergencia del país por la pandemia del coronavirus.

Las remarcaciones espantan hasta a quienes tienen buen poder adquisitivo. Lo difícil es entender que en el medio de las medidas de prevención, que obligan a la reclusión, algunas familias no puedan adquirir los productos básicos de la canasta de alimentos.

Muchos consumidores miran con ceño fruncido a los organismos de contralor que deberían ser los máximos controladores de lo que está sucediendo, para corregir la inaceptable anormalidad, sancionar y mostrar que allí también el Estado está al lado de la gente.

Para hablar del tema, El Ciudadano entrevistó al diputado Mario Vadillo (PFP) por su doble condición de legislador y de pertenecer a una ONG que brega por la defensa del consumidor. Ante la pregunta si estaba en conocimiento del tema, dijo: “He tenido conocimiento de los graves aumentos que hicieron sobre frutas, verduras y todo tipo de alimentos, pero fundamentalmente porque estuve en lugares de ventas como la Feria de Guaymallén, súper e híper mercados. Pude comprobar aumentos en frutas y verduras entre un 30% y 40%, y ni hablar de mercaderías donde los sobreprecios son verdaderamente una falta total de respeto y consideración al consumidor”. 

Mario Vadillo, diputado provincial (Protectora).

Para el diputado: “Es grave todo esto está pasando, a pesar de la lista que decretó el Gobierno nacional con precios máximos, donde precisamente se trata de evitar esto. Sin embargo, en el Gran Mendoza, como en el resto de la provincia, hay mucho sobreprecio que se da por igual en supermercados, como en almacenes  y verdulerías”.

Hoy más que nunca el consumidor debe hacer valer sus derechos

Se le preguntó cuál es la herramienta que tiene la gente, a lo que respondió: “Creo que la gente que detecta los sobreprecios al momento de comprar tiene que comunicarse inmediatamente al 148 y realizar la denuncia a Defensa del Consumidor. Pero también tiene que tomar medidas autodefensivas, no comprando los productos que tienen sobreprecios, como harinas, arroz, azúcar, fideos y frutas y verduras”.

Al preguntarle si esto alcanza, apuntó: “Me parece que esto se puede revertir. Los primero es que organismos como Defensa al Consumidor, Secretaría de Comercio de la Nación y otras dependencias de la provincia y municipios salgan inmediatamente a controlar. Pero además, y es lo segundo que le observo, es que todas las grandes cadenas de híper y supermercados tienen precios virtuales. Esto quiere decir que podemos hacer compras on line, por lo tanto los organismos que le acabo de observar puede hacer controles desde sus propias oficinas, es decir, que no necesitan ir a esos establecimientos, una acción que permitiría atacar en conjunto la inescrupulosa actitud de ciertos empresarios que llevan adelante escandalosos remarcaciones”.

Terminar las especulaciones de los millonarios en el  negocio de alimentos

Consultado si ve compromiso del Estado en el difícil momento que vive el país, contestó: “Considero que está faltando, como siempre, la voluntad política de proceder sobre grandes cadenas de supermercados, que si se concreta, se estaría pegando también a esos grandes formadores de precios, que son los productores de alimentos de la Argentina”. 

Finalmente, y no perdiendo sus enérgicas expresiones, sostuvo: “Esos mismos sectores, muy pocos, concentrados y que trabajan en forma carterizada, han hecho de la venta de alimentos un gigantesco negocio millonario, donde las ganancias son tan importantes como ninguna otra parte del mundo, por lo que produce mucha bronca que en estos difíciles momentos que vive el país, donde a la gente se le pide gestos solidarios y responsabilidad social, no haya respeto y miramientos con los valores de los artículos de primera necesidad que necesita el ciudadano que debe aislarse en su casa con su familia".

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?

Ocurrió un error