|23/03/21 12:43 PM

Semana Santa: ¿el “preludio” de una nueva ola de contagios?

De cara a la importante celebración litúrgica y otros feriados, Mendoza envía muestras al Malbrán buscando descartar la aparición de las nuevas cepas. Casa Rosada, apuesta al potencial económico que dejará el turismo, en tiempos donde más preocupa la llegada de una nueva ola de contagios

 

Argentina se encuentra en un “momento bisagra”, epidemiológicamente hablando. Se aproxima Semana Santa y la preocupación por una nueva ola de contagios en el país, alarma a las autoridades que ven que en Europa, toman nuevamente medidas restrictivas y además en los vecinos países de Chile, Paraguay y Brasil, la pandemia prospera llamativamente.

Las autoridades nacionales, descartan implementar una cuarentena estricta porque saben el costo económico (ni que hablar del “consenso social”) que eso tiene y que la “cuestión fiscal”, no tiene el mismo margen y prioridad que la del año pasado, por eso son cada vez menos y específicos los sectores que reciben algún tipo de asistencia mediante el plan Repro II.

Por otro lado, ven en la importante fecha de celebración litúrgica y el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas, como y quizás, una de las “últimas oportunidades” que tenga el sector turístico y hotelero principalmente como así también el comercio en general, de tener ventas y ganancias para paliar la crisis arrastrada desde el comienzo de la pandemia.

Decimos la “última oportunidad”, porque desde el Gobierno nacional permitirán los viajes interprovinciales y son conscientes de que la circulación de personas será alta y todo sucede en la quizás, “puerta de entrada” de la segunda ola de contagios. Por eso el plan es reforzar los controles, ser severos con la salida de argentinos del país y los protocolos para aquellos que regresen pero “puertas adentro”, hay una apuesta económica fuerte de cara a los feriados venideros que no están dispuestos a cercenar.

Entre otras, la llegada de tres millones de dosis de Sinopharm antes de fin de mes, es la carta fuerte que quiere jugar Casa Rosada en este complejo momento y para apostar a la vacunación de un sector que no volverá a la virtualidad (al menos de forma total como en 2020), la Educación.

Nuevos arribos –serían inminentes- desde México, es decir con dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, también generan optimismo.

 

Mendoza y su lugar en la escena nacional ante las nuevas cepas y Semana Santa

Mendoza y el turismo tienen una estrecha relación y desde el Gobierno local, buscan dar todas las certezas posibles a los visitantes y habitantes en lo que a controles sanitarios se refiere.

Por el momento, la situación epidemiológica parece estar controlada. Pero hay que destacar que en las últimas horas, se confirmaron tres muertes y 176 nuevos contagios.

Mendoza contabiliza desde que comenzó la pandemia: 67.408 casos positivos, 63.613 personas recuperadas y 1.500 fallecidos.

La subsecretaria de Planificación y Coberturas Sanitaria, Mariana Álvarez, en diálogo con medios de comunicación en la mañana de este martes, dijo que se están enviado muestras al Instituto Malbrán para ratificar que no sean casos de las nuevas cepas de coronavirus como las de Sudáfrica, Gran Bretaña o la de Manaos.

“Una vez que ingresa es difícil de detener", evaluó la funcionaria sobre el cuadro de circulación comunitaria que puede desprenderse por las nuevas variantes de COVID-19.

La estrategia de la cartera de Salud provincial es trabajar para retrasar lo más posible la llegada de una nueva ola de contagios. Pero admiten que es “muy probable” que las cepas más contagiosas y mortales, lleguen de todos modos.

Iris Aguilar, directora del Vacunatorio Central, destacó por su parte en diálogo con los medios, que “hay departamentos que ya concluyeron la vacunación de mayores de 70, por ejemplo La Paz, Santa Rosa, Malargüe y seguramente dentro de un par de días, así se logrará en todo Valle de Uco”.

Aguilar mirada de cerca por la ministra de Salud provincial, Ana María Nadal

Aguilar defendió que en Mendoza, están orientados a la vacunación de grupos de riesgo y remarcó que no se contempla de ninguna forma, colocar una sola dosis de la vacuna, sino estirar la inoculación del complemento, en el marco actual de crisis mundial de producción de los fármacos contra el COVID-19.

“Es una medida que está en evaluación por la Comisión Nacional de Inmunizaciones y es claro el mensaje, no es dar una sola dosis, sino posponer, postergar la segunda” dijo Aguilar.

“En base a las dosis que tenemos, estamos pudiendo abordar (con vacunas) solamente a mayores de 70 años, grupo que todavía no terminamos y que tuvo más de 100 mil inscriptos. En la medida que llegue más dosis iremos por los mayores de 60 y luego por menores de 60 que tengan determinadas enfermedades asociadas”, explicó la funcionaria en torno al panorama actual y el porvenir de la campaña de vacunación en Mendoza.

“Más adelante, seguramente en el 2022 buscaremos acotar o disminuir o cortar la circulación viral cuando haya vacunas disponibles, cuando la situación sea diferente”, acotó Iris Aguilar explicando que la crisis mundial por la producción de vacunas, afecta a todos los países y se hace lo que se puede, con lo que el material que se tiene.

“Ahora el objetivo es claro, es evitar que los grupos vulnerables de riesgo tengan complicaciones graves si se enferman y eso lo podemos lograr con la primer dosis de la vacunas”, enfatizó.

La funcionaria destacó lo fundamental que sería poder contar con los estudios que certifiquen que la vacuna china de Sinopharm, pueda ser aplicada en mayores de 60 años, lo que descomprimiría el uso de los fármacos de Oxford-AstraZeneca y Sputnik V en edades que van desde ese rango etario, sumando entonces una nueva opción de fármaco para ellos.