|01/09/21 04:34 PM

La transmisión comunitaria puede volver con la variante Delta

El virólogo e investigador del Conicet, Mario Lozano, habló con El Ciudadano y explicó cómo avanza el plan de vacunación en la Argentina

Por Redacción

Avanza la vacunación en la Argentina al mismo tiempo que aumentan los casos de la variante Delta en algunas provincias como Córdoba y Buenos Aires. Mientras tanto van apareciendo nuevas cepas en el mundo como la variante Mu que fue detectada por primera vez en Colombia en enero pasado. Desde entonces se ha encontrado en otros países suramericanos y europeos y la variante África detectada en las últimas horas genera gran preocupación por el bajo índice de vacunación que hay en ese continente.

Para profundizar sobre este tema, en el El Interactivo (lunes a viernes de 13 a 14 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) hablamos con Mario Lozano, virólogo investigador del Conicet y especialista en vacunas, quien detalló el avance del plan de vacunación en la Argentina. “Muy probablemente tengamos transmisión comunitaria o sea el inicio”, aseguró.

-¿Qué sabemos de Delta en la Argentina?

-"Estamos en situación expectante en Argentina donde se ha detectado la variante Delta en ciudadanos que no tenían contacto con viajeros y no viajaron. No hay seguridad del porcentaje de distribución de Delta pero se sabe de estos casos que indican que por debajo del radar pueden estar pasando otros casos similares. Muy probablemente tengamos transmisión comunitaria o sea el inicio de eso porque así ha sucedido en otros países".

“Una vez que la Delta superó el 1% de la transmisión, en 4 a 5 semanas será una de las variantes más importantes, por encima del 20%. En 10 semanas en total la variante Delta era prácticamente la única que circulaba habiendo desplazado a todas las demás. Esto pasó en Estados Unidos, Europa, Israel en todos los casos, Sudáfrica y ocurre ahora con Brasil", completó Lozano.

 

¿Puede que haya cambiado la variante Delta con la cantidad de días de aislamiento?

-"Sí, produce una enfermedad relativamente más rápida y empieza a transmitirse de la misma forma. Eso es parte del mayor índice de contagiosidad que tiene. Por otra parte, en las personas que tienen enfermedad leve o son asintomáticos tienen síntomas parecidos al resfrío común, por lo tanto enmascara bastante. La persona piensa que solo está resfriada, pero en realidad transmite la variante Delta".

-¿Puede generar un retroceso en cuanto a las aperturas?

-"En Europa lo que han hecho, sin necesidad de cerrar las aulas, es controlar el aumento de casos. Los problemas son varios, por un lado aumenta la cantidad de casos, países como los europeos que tenían la epidemia controlada comenzaron a tener decenas de miles casos diarios. Sin embargo, ese problema no se trasladó al aumento de internaciones en terapia intensiva. Esos mismos países estaban con una tasa de vacunación relativamente alta, un tercio al principio del ingreso de la Delta. Tampoco se acompañó con aumento de muertos".

“En países con tasa de vacunación menores, como el 10% como en Rusia, Brasil ahora con el ingreso de Delta o Sudáfrica, la curva de aumento de muertes acompañó la curva de aumentos de casos. Si bien la vacuna no impide que contagiemos a otras personas, pero sí impide que la gente se enferme gravemente y el fallecimiento".

“Pasa a ser un problema sanitario de otro nivel, seguramente tendremos que seguir con las precauciones para evitar que los contagios se aceleren porque corremos siempre el riesgo de que el virus siga cambiando cada vez que contagia a una persona nueva. Para evitarlo, la herramienta que tenemos son siempre las vacunas, que en este caso serán menos eficientes para evitarlo. Pero también las políticas de cuidado: uso de barbijo, distanciamiento social, estar en espacios ventilados cuando estamos con otras personas, uso de detectores de dióxido de carbono para escuelas y demás para medir la proporción del aire que respiramos que ya fue respirado por otra persona. Si hubiera una persona contagiada estaríamos respirando menos partículas que esa persona que contagió y por lo tanto tenemos menos chances de contagiarnos".

"Es una variante mucho más contagiosa. Cuando circula en el aire puede ingresar a los ambientes. Pero debemos tener en cuenta que ninguna de estas medidas aisladas nos protege al 100%. Tenemos que usar barbijo pero también mantener el distanciamiento y estar en lugares ventilados. Todo evita en mayor proporción la posibilidad de contagio y siempre vamos a tener una chance, cada vez menor de contagiarnos".

“En Gran Bretaña el 97% de los fallecimientos ocurre en personas no vacunadas. Es un dato importante, porque Gran Bretaña tiene vacunado a más del 60% de toda la población. Si uno toma la población adulta es más de un 80% de la población vacunada, como sabemos los que fallecen son principalmente adultos, no afecta mayormente a los niños.