|29/09/20 10:51 AM

La OMS confirmó el origen del COVID-19

Tedros Adhahom declaró que a pesar de que algunas personas señalan que este virus se originó en un laboratorio de manera artificial, lo cierto es que fue de forma natural

Por Redacción

No fue por laboratorio, ni por un muerciélago, el inmunólogo Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el organismo ha estado investigando cuál es el origen del nuevo coronavirus desde que surgieron los primeros casos.

Y apuntó que de acuerdo con sus investigaciones el padecimiento originado en Wuhan , China en diciembre del 2019, se desarrolló de “manera natural”. El especialista habló sobre el origen del coronavirus, luego de que algunas versiones sugirieran que la enfermedad pudo haber sido creada en un laboratorio con fines de arma biológica.

Adhahom declaró que a pesar de que algunas personas señalan que el origen del nuevo coronavirus es un laboratorio, lo cierto es que el COVID-19 surgió de manera natural y todos los datos que han conseguido recabar a lo largo de la emergencia sanitaria punta que fue de esta manera.

 

 

El director de la OMS insistió que dicho padecimiento se dio de manera normal, así lo declaró en una conferencia de prensa que hay patógenos que han pasado de animales a humanos, por lo que un resultado certero requiere cierto tiempo e investigaciones muy detalladas.

A principios de agosto, la OMS estimó que Wuhan no fue posiblemente el lugar donde el coronavirus pasó de los animales a los humanos, pese a que los primeros casos se registraron en esa ciudad china. Anteriormente, el organismo declaró que la secuencia genética del SARS-CoV-2 demostraba que su origen era natural.

El origen del virus ha desconcertado a la comunidad científica desde su descubrimiento. En julio, el director del laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan, Yuan Zhiming, rechazó las especulaciones que vinculaban a esa instalación con el origen del COVID-19, asegurando que es imposible que un virus saliera de sus instalaciones al ser esta un centro de alta seguridad.

Independientemente del origen, el virus ya se ha cobrado casi un millón de vidas en todo el mundo, ha devastado la economía, avivando las tensiones geopolíticas y cambiando las vidas de las personas de todos los continentes.