|14/09/21 02:16 PM

Hacer dieta aumenta el riesgo a contraer COVID-19

El estudio sostiene que hay una relación sinérgica entre la mala alimentación y la privación socioeconómica con el riesgo de coronavirus

Por Redacción

Relizar dieta puede afectar el riesgo y gravedad de COVID-19 según un estudio encabezado por Jordi Merino, titular de la Unidad de Diabetes y Centro de Medicina Genómica (Hospital General de Massachusetts - MGH), e instructor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard. Además una alimentación “saludable” basada en vegetales puede favorecer las respuestas inmunitaria de nuestro organismo a esta enfermedad.

La investigación, publicada en la revista Gut, constituye un avance en la materia, dado que hasta el momento solo se había relacionado las afecciones metabólicas como la obesidad y la diabetes tipo 2 con el coronavirus.

El estudio, desde el punto de los investigadores, indica que hay una relación sinérgica entre la mala alimentación y la privación socioeconómica con el riesgo de coronavirus. “Nuestros hallazgos son un llamado a los gobiernos y las partes interesadas para que prioricen las dietas saludables y el bienestar con políticas impactantes”, detalló Merino en su estudio.

Examinaron datos de 592.571 participantes (todos sin síntomas de coronavirus). Los participantes vivían en el Reino Unido y Estados Unidos, y fueron reclutados desde el 24 de marzo de 2020 y seguidos hasta el 2 de diciembre de 2020. Antes de empezar, completaron un cuestionario que preguntaba sobre sus hábitos alimenticios antes de la pandemia.

Durante el seguimiento, 31.831 participantes desarrollaron COVID-19. En comparación con los individuos en el cuartil más bajo de la puntuación de la dieta, aquellos en el cuartil más alto tenían un riesgo 9% menor de desarrollar coronavirus y un riesgo 41% menor de desarrollarlo grave. 

Andrew Chan, gastroenterólogo y jefe de la Unidad de Epidemiología Clínica y Traslacional del MGH, sugirió: “Las personas también pueden reducir potencialmente su riesgo de contraer COVID-19 o tener malos resultados si prestan atención a su dieta”. La calidad de la dieta se evaluó mediante una puntuación de alimentos basada en plantas saludable que enfatizaba los alimentos vegetales como frutas y verduras.

 

 

Tanto Merino como Chan detallaron que las estrategias de salud pública que mejoran el acceso a alimentos saludables y abordan los determinantes sociales de la salud pueden ayudar a reducir la carga de la pandemia de coronavirus. Entonces, no solo depende de que las personas tengan una alimentación saludable basada en frutas y verduras, sino que también los gobiernos fomenten el consumo y lo hagan accesible. “Corremos el riesgo de perder décadas de progreso económico y un aumento sustancial de las disparidades en la salud”, concluyeron.