|12/06/21 12:15 PM

Estados Unidos desecha millones de vacunas Johnson & Johnson

Según explicó la agencia estadounidense de medicamentos, hay "varios lotes" inutilizados: nada menos que 60 millones de dosis

Por Redacción

Estados Unidos tuvo un "error técnico" que afectará al avance de su campaña de vacunación: desecharán varios lotes de vacunas Johnson & Johnson que fueron producidos en una planta de la ciudad de Baltimore, justo en un momento donde las vacunas escasean a nivel mundial.

Como su fabricación fue detenida hace algunas semanas, los cargamentos quedaron inutilizados y, según indicó The New York Times, afectará a unas 60 millones de dosis contra el COVID-19, que se perderán por completo.

Una situación similar se había dado en marzo, cuando se desperdiciaron 15 millones de dosis en la misma planta de Baltimore, que pertenece a la empresa Emergent BioSolutions, donde también se fabricó la AstraZeneca. En ese momento, la composición de la segunda dosis se mezcló con la primera y provocó la contaminación masiva.

¿Cuál fue el error y qué va a pasar?

La planta lleva dos meses siendo investigada por el incidente de marzo, es decir la mezcla que se dio en la producción. Sin embargo, el viernes se aprobaron dos lotes de 10 millones de dosis que se podrían usar en Estados Unidos o para exportar.

Por un lado, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) estadounidense confirmó que tales dosis de la vacuna son adecuados para su uso, pero tendrán que ir acompañadas de un aviso de que los entes reguladores no pueden asegurar que Emergent BioSolutions haya cumplido con las "buenas prácticas recomendadas".

A su vez reiteró que varios otros lotes no van a poder ser utilizados, aunque todavía se están revisando vacunas adicionales y lo informarán una vez que tengan los resultados. Además, la FDA extendió la fecha de vencimiento de la vacuna Janssen después de determinar que se puede almacenar a 2,8° C durante cuatro meses y medio en vez de tres meses.

Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró que los lotes contaminados no estaban destinados a la Unión Europea (UE), pero como medida de precaución recomendaron no usar ningún lote que haya sido elaborado al mismo tiempo que se produjo el error.