|28/04/21 01:05 PM

Ignoró sus síntomas y desató una ola de contagios de coronavirus

Ocurrió en España. Un hombre que presentaba alta fiebre y tos, insistió en seguir con su vida normal en el trabajo y gimnasio. Se desprendieron muchos contagios tras lo sucedido y quedó detenido por la Policía

Por Redacción

El caso de un hombre que con todos los síntomas de coronavirus, decidió seguir su vida normal y contagió aparentemente a una veintena de personas, sacude a España.

El hecho tuvo lugar en Manacor –Mallorca- cuando la Policía de esa localidad detuvo a una persona de sexo masculino a la que se la acusa del delito de lesiones culposas por contagiar de coronavirus presuntamente a un total de 22 personas. Ocho de ellas de forma directa y 14 de forma indirecta.

Todos los casos confirmados se desprenden del trabajo al que asistía el sujeto de 40 años de edad y también del gimnasio al que iba. En ambos sitios este concurría ignorando los síntomas que estaba teniendo.

Un brote de coronavirus en un famoso establecimiento de Manacor a finales de enero, alertó a las autoridades que comenzaron a investigar como se había originado y las pesquisas terminaron dando muestras de que una persona que se había contagiado, había ocultado su enfermedad.

Según informa La Vanguardia, días antes de que se produjera el llamativo brote de contagios, este hombre había empezado a tener síntomas compatibles con los del coronavirus y sus compañeros de trabajo, alertados al respecto, comenzaron a preocuparse porque este no se encontraba bien al tiempo que le marcaron que se retirara a su hogar, temiendo que pudiera contagiarlos.

El acusado se presentó en un centro médico luego de una jornada laboral en la que tuvo un importante malestar y se realizó un PCR. La salud de esta persona no mejoraba desde hacía ya varios días pero a pesar de todo siguió yendo al trabajo e incluso al gimnasio.

Finalmente, ante la insistencia de este hombre volviendo a su trabajo sin contar aún con el resultado del PCR, tanto sus compañeros de trabajo como el encargado del establecimiento, le exigieron que se marchara a su casa pero este hizo caso omiso a las órdenes y finalmente, terminó incidiendo la Policía que al detenerlo, dieron cuenta de que el detenido tenía más de 40º de fiebre.

“En el trabajo tosía, bajándose la mascarilla, y amenazaba “os voy a contagiar a todos del coronavirus”, aseguraron medios locales.

Luego se confirmó el caso positivo de COVID-19 del hombre de 40 años pero también se procedió a realizarle test PCR a sus compañeros de trabajo y cinco de ellos dieron positivo al virus pero a su vez, estos contagiaron a varios de sus familiares y entre los contagiados, se encuentran tres bebés que no superan el año de edad.

Además, fuentes españolas informaron que en el gimnasio al que el sujeto asistía se produjeron tres contagios directos en el mismo periodo de tiempo que en el caso de los compañeros de trabajo del hombre. Estas personas del local deportivo, también llevaron el virus a su familia y así la lista asciende de momento a 22 personas que han contraído coronavirus.

Hasta hace algunos días atrás, notificaron que ninguno de los contagiados había tenido que ser internado.

El acusado por lesiones, dado el aparente comportamiento errático que tuvo aun sabiendo que tenía toda la sintomatología compatible con el COVID-19, permanece detenido y a disposición de la Autoridad Judicial de Mallorca.