|19/07/21 11:38 AM

COVID-19: un especialista puso el foco en un grupo vulnerable

El neuomonólgo José Manuel Viudez se refirió al riesgo en los adultos mayores. Resaltó la posibilidad de combinar vacunas, apuntando a una mayor inmunidad

Por Redacción

La pandemia de COVID-19 atacó sin piedad al mundo entero y uno de los grupos más afectados fue el de los adultos mayores. Si bien con la colocación de la vacuna ese porcentaje disminuyó, lo cierto es que se debe poner nuevamente el foco en ellos.

En esta segunda ola la tendencia indicó que las camas de terapia intensiva fueron ocupadas por menores de 60 años, pero en cuanto a la mortalidad, en Argentina el grupo más afectado continúa siendo el de mayores de 60 años, con un aumento de la tasa de letalidad conforme aumenta la edad. El 83,3 % de los fallecidos en 2021 correspondió justamente a esos mayores.

El doctor José Manuel Viudez, neumonólogo y gerontólogo, analizó en declaraciones a FM 91.7: “Hemos perdido el foco en el adulto mayor que sigue siendo el más vulnerable. Recordemos que este virus tiene una tendencia muy clara a la inflamación y esos son los pacientes a los que le va peor".

Y agregó: "Sabemos que el paciente más inflamado se inflamaba más por la edad. El segundo factor es haber llegado a esa edad de manera muy vulnerable: sedentarios, que tienen sobrepeso, diabéticos, hipertensos, EPOC o con enfermedades crónicas".

En ese sentido agregó un "inconveniente", representado porque entre el 15% y 20% de la población adulto mayor entró en la segunda ola en el país con una sola dosis.

"Tenemos muy buenas vacunas, pero tener el calendario completo claramente es mejor que tener una sola. Entonces, ese grupo todavía la está peleando, cursando COVID en hospitales y sanatorios.  Es el grupo que, por posibilidades, se va a morir más por el tema de la inflamación, de no soportar el respirador, porque tiene masa muscular más débil, y son de mayor edad", explicó Viudez.

 

Alimentación, actividad física y vacunas

El especialista hizo hincapié en la importancia de incrementar los cuidados a la hora de la alimentación y la actividad física.

Así sostuvo que una dieta saludable, rica en frutas, verduras, frutos secos, pescado y aceite de oliva, "es mucho más protección contra el COVID-19".

Además, recomendó "hacer ejercicio, más de 120 minutos por semana. Mejora el sistema de defensa, la masa muscular" y la "socialización".

El médico también instó a las personas de este grupo a que se vacunen contra la gripe. "Hay trabajos demostrados científicamente que reduce un 20% las complicaciones por COVID contra un grupo que no se vacunó. Colocarse la vacuna pone al sistema inmunológico en alerta, no cubre contra el coronavirus, pero produce una respuesta inmunitaria generalizada", resaltó.

Y agregó: "Si luego de la vacuna se llegara a contagiar, tendría un sistema inmune despierto. Por eso estar también inmunizado contra la neumonía es muy importante".

Viudez recomendó a los adultos mayores que utilicen spray nasal, ya que "tiene carragenina, un alga nasitral, que se queda pegada en la nariz y cuando el virus entra, eso impediría seguir su camino. Se dan dos disparos en cada orificio cada cuatro horas, así el adulto mayor podría salir y hacer vida normal".

Además, se refirió a la importancia de concientizar sobre el buen uso del barbijo, "ya que la mayor entrada del virus se produce por vía nasal".

"Tenemos varios, el mejor es el quirúrgico, que tiene una vida mayor a un día y puede durar hasta 15 días si uno lo usa por poco tiempo, cuatro horas por día cuando se sale. El barbijo que hizo CONICET que es muy bueno y los famosos N95 y K95", sostuvo.

Y advirtió que aquellos adultos mayores que van a un banco o un supermercado "deberían ponerse doble barbijo: el bueno va primero y el tapaboca después".

 

Vacunas y anticuerpos

Sobre los anticuerpos que generan las diferentes vacunas contra COVID-19 el neumonólogo indicó: “Hicimos un estudio en Argentina con médicos, yo también fui voluntario. Tomamos anticuerpos con las vacunas que hay en Argentina, las tres son muy buenas y todas están por encima del 78,80% de protección".

Y amplió: "Lo hicimos nosotros, nos sacamos sangre nosotros y luego de tres meses analizamos los resultados: la Sinopharm está cerca del 80%, la AstraZeneca, con las dos dosis, ronda el 90% y la Sputnik V, cerca del 95%. Ahora llegó Moderna con una eficacia del 90%".

 

 

 

La llegada de Moderna

El especialista reiteró la importancia de que los adultos mayores completen su esquema de vacunación con las dos dosis y resaltó la llegada de las inoculaciones de Moderna, "una vacuna que se puede mezclar o combinar con cualquiera de las que tenemos en Argentina".

"Aparentemente mezclar, AstraZeneca con Sinopharm, que sería parecida a Moderna demostró tener más anticuerpos que dos dosis de Pfizer juntas. Así que sería una buena opción usarla para niños vulnerables, que en el país son unos 100 mil, de entre 12 y 15 años", indicó.

Para cerrar el especialista completó: "El resto lo usaría para adultos mayores o pacientes con inmunosupresión como oncológicos, trasplantados o inmunosuprimidos con corticoides. Después iría con niños de 12 a 15 años".