|10/01/22 04:47 PM

Confirman que la leche materna transmite anticuerpos contra el COVID-19

Las mujeres que fueron inmunizadas contra el COVID-19 transmiten anticuerpos mientras amamantan ofreciéndoles a sus hijos inmunidad pasiva contra la enfermedad.

Por Redacción

Después de mucho tiempo con la incógnita, estudios científicos afirmaron que la leche materna de mujeres vacunadas contra el coronavirus es un vehículo transmisor de anticuerpos para el bebé.

Según la investigación, realizada por científicos de la Universidad de Massachusetts Amherst, la leche maternas de personas que fueron inmunizadas contra el COVID-19 transmiten anticuerpos a los bebés mientras son amamantados, ofreciéndoles inmunidad pasiva contra la enfermedad.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Obstetrics & Gynecology, y es el primero en medir la respuesta inmune a la vacuna de ARNm de COVID-19 tanto en la leche materna como en las heces de los bebés amamantados por una madre inmunizada.

El autor principal del estudio, Vignesh Narayanaswamy, sostuvo que la investigación es "la primera en detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en muestras de heces de bebés de madres vacunadas", y subrayó su importancia, ya que "las mujeres quieren saber si sus bebés tienen estos anticuerpos, y nuestro estudio muestra que los anticuerpos se transfieren a través de la leche materna".

También agregó que "proporcionar esta evidencia convincente es una motivación para que las mujeres continúen amamantando después de recibir la vacuna", según publicó la agencia Europa Press.

En este sentido, el científico añadió que los anticuerpos se detectaron en los bebés desde un mes y medio hasta los 23 meses.

El estudio en 30 mamás lactantes

El estudio estuvo compuesto por un total de 30 mujeres lactantes de Estados Unidos, la mayoría de ellas trabajadoras sanitarias, que recibieron la vacuna de ARNm de COVID-19 entre enero y abril de 2021.

Para el control de los resultados, se recolectaron muestras de sangre y de heces infantiles de 19 a 21 días después de recibida la vacuna, y se compararon con muestras prepandémicas de leche materna, gotas de sangre seca y heces infantiles para detectar las variaciones de los anticuerpos.

Es así que se demostró que en las muestras de leche materna se encontraron los anticuerpos capaces de neutralizar la proteína Spike del SARS-CoV-2, y en cuanto a las heces infantiles, aproximadamente un 30% de las muestras también contenían anticuerpos.