|11/01/21 07:37 AM

Comienza la distribución del suero equino hiperinmune en Argentina

Además del plan de vacunación que llevan a cabo las autoridades, una nueva herramienta con foco en pacientes con COVID-19, comenzará a enviarse a distintos centros de salud del país. Es complementario con el tratamiento de plasma 

Por Redacción

 

La lucha contra la pandemia de coronavirus suma en Argentina y a partir de este lunes, una nueva herramienta para el tratamiento de personas que han contraído la enfermedad: el suero equino hiperinmune.

El fármaco fue desarrollado en su totalidad por investigadores argentinos y se usa para tratar cuadros de salud moderados o severos.

Fue autorizado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) a fines del mes de diciembre y a partir de hoy estará disponible para que para que pueda ser administrado bajo prescripción en clínicas, obras sociales, prepagas o Ministerios de Salud del país que lo soliciten sin embargo en principio, la comercialización estará restringida a los hospitales y no tendrá venta general.

El fármaco demostró reducir en un 45% la mortalidad en la población severa, en un 24% la necesidad de internación en terapia intensiva y en un 36% el requerimiento de asistencia respiratoria mecánica en pacientes con enfermedad moderada a severa. Además una disminución de la mortalidad de un 40% en la población total. 

Según lo que aseguran los especialistas, el estudio clínico basado en 242 pacientes adultos, de 18 a 79 años, permitió comprobar “de manera contundente” que el medicamento es “muy seguro y sus efectos adversos, muy leves”. Esto resultó determinante para la aprobación de la ANMAT.

Gentileza: Inmunova

Argentina es pionera en este estudio que también se lleva a cabo en Brasil, México y Costa Rica. Sin embargo en esos países, el avance del conocimiento al respecto de este fármaco está menos avanzado que en nuestro país, contó Fernando Goldbaum, director del Centro de Rediseño e Ingeniería de Proteínas de la Universidad Nacional de San Martín (CRIP-Unsam) y socio fundador de la empresa biotecnológica Inmunova, dos de las instituciones desarrolladoras del proyecto.

Goldbaum en diálogo con los medios también precisó que el medicamento estará disponible “con alcance nacional” en cuestión de “horas o días”.

El científico explicó que este tratamiento puede ser “eventualmente complementario” de otros como el suero de pacientes convalecientes, comúnmente llamado “plasma” de personas recuperadas, o los anticuerpos monoclonales que “se están desarrollando en Estados Unidos, Corea y otros países”. “Hay varios estudios y productos que demuestran que ambos podrían tener algún efecto en pacientes leves”, declaró Goldbaum.

El laboratorio del Instituto Biológico Argentino (BIOL) está produciendo alrededor de 12.000 tratamientos por mes. 

En cambio, un estudio realizado en el Hospital Italiano demostró que el plasma de convaleciente “no es efectivo en pacientes de coronavirus en categoría severa”, como sí demostró serlo el suero hiperinmune. “Se trata de aquellos que ya desarrollaron una neumonía y necesitan algún tipo de suministro de oxígeno”, indicó científico.