|01/06/21 03:53 PM

A pesar de la situación sanitaria en Brasil, Bolsonaro afirmó: "Habrá Copa América"

El Presidente del vecino país atribuyó las críticas de la decisión a sectores de la prensa que no tendrán los derechos de transmisión. Se confirmaron las cuatro sedes

Por Redacción

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este martes que él y su ministro de Salud están de acuerdo en que el país reciba la organización de la Copa América de fútbol, pese al riesgo de una tercera ola de la pandemia de coronavirus, con hospitales colapsados.

Luego de que la CONMEBOL oficializara la suspensión de la Copa América en la Argentina debido a la difícil situación sanitaria, se confirmó que el país sede del torneo Sudamericano será en el país vecino: Brasil. 

Una noticia que sorprendió a todos ya que faltaba menos de un mes para su inicio en la Argentina y la Confederación ya había desembolsado dinero para plotter de micros, algunos materiales electrónicos y hasta la convocatoria de  personal que ya estaba planificada.

Así el mandatario presidencial de Brasil afirmó, a la salida de la residencia presidencial, el palacio de la Alvorada, en Brasilia: "Si depende de mí, inclusive del ministro de Salud, ya está acordado. Habrá Copa América".

En contra de esta decisión durante la mañana, los principales diarios y medios brasileños criticaron fuertemente la decisión, ya que el país sudamericano suma más de 462.000 muertos por coronavirus y tiene estados con las terapias intensivas descontroladas, con la tercera ola en puerta.

A pesar de ello, oficialmente comunicaron que: Mato Grosso, Goiania, Brasilia y Río de Janeiro serán las sedes de la Copa América 2021. Además indicaron que los partidos serán sin público, algo que estaba todavía en duda.

Según el presidente, después de ser consultado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y de conversar del tema con todos los ministros de su gabinete, "incluido el de Salud", si de su Gobierno depende "habrá Copa América en Brasil".

En el Congreso, la oposición repudió la organización del certamen, que se metió en la comisión parlamentaria del Senado que investiga al gobierno y su rol en la pandemia.

Además, algunos gobiernos regionales también mostraron sus reparos sobre recibir la Copa. Bolsonaro atribuyó las críticas a sectores de la prensa que no tendrán los derechos de transmisión, en referencia a la TV Globo, que perdió los derechos de televisar el torneo frente a SBT, el canal del magnate bolsonarista Silvio Santos, cuyo yerno es ministro de Comunicaciones, Fabio Faria.

Gobernador anuncia que San Pablo no será sede de Copa América:

Por su parte, el gobernador del estado brasileño de San Pablo, Joao Doria, anunció esta tarde que rechaza albergar una de las sedes de la Copa América por recomendación del comité científico contra la Covid-19.

"Le comuniqué al secretario general de la Confederación Brasileña de Fútbol, Walter Feldman, que San Pablo no deberá ser sede de la Copa América", dijo Doria en un comunicado. Según el gobernador del estado más afectado por la pandemia y con algunas regiones en colapso hospitalario, la realización de la Copa América sería "una mala señal" en la lucha contra la pandemia.

Hora antes, Doria había dado el visto bueno a la competición que fue confirmada por el presidente, Jair Bolsonaro, argumentando que también se están jugando partidos de la Copa Libertadores o los torneos locales brasileños. Esta situación dejó entrever las diferencias internas que existen en el Gobierno brasilero y la poca claridad que hay en la organización de un torneo que debería comenzar en tan solo 10 días.