|01/07/20 10:43 AM

Gabriel Fidel lanzó su vino propio: Paisano Malbec

Parlamentario del Mercosur, ex ministro de Economía de Mendoza, impulsor del enoturismo en la provincia, docente y ex CEO de empresa en el sector privado, Fidel quiso darse un gustito y presentó su vino de partida limitada

Hace cuatro años, Gabriel Fidel presentaba su libro “Turismo del vino. La experiencia argentina”, un anhelo que tenía luego de ser uno de los pioneros en apostar fuerte en la gestión dedicada al enoturismo en Mendoza.

Ahora llegó el turno de concretar otro proyecto, su vino propio elaborado con uvas de una parcela que posee en The Vines of Mendoza, en el Valle de Uco y elaborado por Juan Pablo Michelini, uno de los jóvenes enólogos destacados de la provincia.

Paisano Malbec 2018 es una partida limitada de 2.300 botellas y es un homenaje al trabajador de la viña y al productor. “El nombre tiene que ver con el hombre de campo en la Argentina. El propio José de San Martín se refería al paisano como el hombre de campo”, describe Fidel.

“El vino interpreta lo que alguna vez hablamos con Juampi, cuando en una cata le conté cuál es el estilo que más me gusta y él me prometió que me iba a ayudar a cumplir este sueño”, remarca Gabriel Fidel.

Paisano Malbec 2018 se elaboró en Passionate Wines, la bodega y proyecto personal de otro de los hermanos Michelini, Matías. Es un vino elaborado con mucho respeto hacia la identidad del terroir de Chacayes en el Valle de Uco.

En diálogo con El Descorche, Gabriel Fidel destacó que la principal motivación de tener un vino propio fue “mi amor por esta actividad, por la vitivinicultura”.

“Me dedico a la economía regional vitivinícola, ya sea desde el sector público como en el privado. Escribí un libro sobre enoturismo y esto es un paso más en tantos años que llevo consagrado a esta actividad. Simplemente quería tener un vino que exprese todo lo que a mí me gusta de esta bebida”, cuenta Gabriel.

Sobre el estilo de su vino, Fidel lo describe como  “un vino delicado, elegante, con frescura, linda fruta y amable. Creo que son los vinos que a la gente le gusta tomar. Fáciles de entender y de tomar, que den ganas de una segunda copa y que no necesite explicaciones, solo disfrutarlo”.

El primer vino de Gabriel Fidel es una partida limitada de algo más de 2300 botellas, pero sabiendo que llega de la mano de un economista y asesor de proyectos, no es difícil pensar que Paisano va a agrandar la familia.

“Esto podrá crecer un poco más, pero no tanto. La idea es tener un proyecto chico, que sea manejable, disfrutable y acotado en la cantidad. Es algo que va a apuntar siempre a la calidad  y no a la cantidad. Este vino específico no va a crecer mucho más porque sale de una parcela que no da mucho más tampoco”, comenta Fidel al respecto.

“Podrán aparecer otros vinos “Paisanos”, tal vez, aparezcan otras variedades, como un blanco que acompañe la serie pero será algo acotado. Mi idea es que esto complemente el resto de las actividades que tengo en mi vida profesional”, afirma.

“Es un proyecto familiar en el sentido que lo hablo mucho con mi esposa y con mis hijas. Es un lugar que ellas conocen, me acompañan y un proyecto que lo sienten como propio”, remarca Fidel.

Paisano Malbec 2018 es un vino que se presenta muy redondo, sin extremos ni exuberancia y con una acidez muy bien equilibrada. La cosecha se realizó en el momento justo, ni muy temprano ni con excesiva madurez, para que la uva refleje todo su potencial.

Se fermentó en pequeñas piletas de cemento y luego tuvo una crianza de 18 meses en barricas nuevas de roble francés de 500 litros, aportando toda la complejidad de la madera, pero dejando que la uva de Chacayes exprese toda su riqueza.

Sobre el terruño Juan Pablo Michelini “no hay necesidad de trabajar con tantos agroquímicos. Son viñedos de una estabilidad natural muy sana, esto ayuda a tener una buena carga de levaduras nativas. Esa estabilidad se refleja en una buena acidez que sumada a la crianza en madera nueva, hace que sea un vino con un potencial de mínimo de 10 años”.

Paisano Malbec 2018 se comercializa en los locales de la cadena GoBar. Tiene un precio sugerido de $ 1.250.