Cargando...
Por Redacción

Yousafzai y Satyarthi, premios Nobel de la Paz por su defensa de los derechos del niño



La adolescente paquistaní Malala Yousafzai y el presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el indio Kailash Satyarthi, han reclamado este miércoles al recibir el Nobel de la Paz en Oslo el acceso a la educación para todos los niños.


“¿Por qué los países que llamamos fuertes son tan poderosos creando guerras pero tan débiles para traer la paz?, ¿Por qué dar armas es tan sencillo, pero dar libros tan duro?, ¿Por qué construir tanques es tan fácil, pero construir edificios tan difícil?”, se ha preguntado Malala en la ceremonia celebrada en el ayuntamiento de Oslo.


Satyarthi ha criticado por su parte en su discurso la cultura del “silencio” y de la “pasividad” y ha defendido globalizar la”compasión transformadora” para impulsar otra marcha mundial contra la explotación, la pobreza y la esclavitud infantil.


Aunque ha elogiado el progreso en las últimas décadas al reducir en un tercio la mano de obra infantil y a la mitad la cifra de niños no escolarizados, el indio defendió acciones colectivas urgentes y ha pedido invertir en educación a los gobiernos, y a las empresas, más responsabilidad.


Satyarthi ha liberado de la explotación a más de 80.000 niños, mientras que el coraje de Malala “es casi indescriptible”, se ha afirmado.


“Una joven y un hombre más viejo, una de Pakistán y el otro de la India, una musulmana y el otro hindú; símbolos de lo que necesita el mundo: más unidad. ¡Fraternidad entre las naciones!”, dijo Jagland (presidente del comité Nobel) en una ceremonia presidida por la familia real noruega.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Yousafzai y Satyarthi, premios Nobel de la Paz por su defensa de los derechos del niño

La adolescente paquistaní Malala Yousafzai y el presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el indio Kailash Satyarthi, han reclamado este miércoles al recibir el Nobel de la Paz en Oslo el acceso a la educación para todos los niños.

“¿Por qué los países que llamamos fuertes son tan poderosos creando guerras pero tan débiles para traer la paz?, ¿Por qué dar armas es tan sencillo, pero dar libros tan duro?, ¿Por qué construir tanques es tan fácil, pero construir edificios tan difícil?”, se ha preguntado Malala en la ceremonia celebrada en el ayuntamiento de Oslo.

Satyarthi ha criticado por su parte en su discurso la cultura del “silencio” y de la “pasividad” y ha defendido globalizar la”compasión transformadora” para impulsar otra marcha mundial contra la explotación, la pobreza y la esclavitud infantil.

Aunque ha elogiado el progreso en las últimas décadas al reducir en un tercio la mano de obra infantil y a la mitad la cifra de niños no escolarizados, el indio defendió acciones colectivas urgentes y ha pedido invertir en educación a los gobiernos, y a las empresas, más responsabilidad.

Satyarthi ha liberado de la explotación a más de 80.000 niños, mientras que el coraje de Malala “es casi indescriptible”, se ha afirmado.

“Una joven y un hombre más viejo, una de Pakistán y el otro de la India, una musulmana y el otro hindú; símbolos de lo que necesita el mundo: más unidad. ¡Fraternidad entre las naciones!”, dijo Jagland (presidente del comité Nobel) en una ceremonia presidida por la familia real noruega.

comentarios

imagen imagen
Login