Cargando...
Por Redacción

Ya suman 132 los niños muertos en ataque a escuela paquistaní



El cruento ataque perpetrado en la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, ha dejado por el momento un recuento de 141 personas fallecidas, la gran mayoría menores. A su vez 80 han resultado heridas en la acción armada contra un colegio bajo tutela del Ejército. Según ha informado el director general de Comunicación de las Fuerzas Armadas paquistaníes, Asim Bajwa, 132 de las víctimas fatales son niños.


En una rueda de prensa recogida por el diario “Express Tribune”, se ha precisado que dos oficiales y siete militares han resultado heridos durante la evacuación. “Había 1.099 estudiantes y personal registrados en la escuela, más de 950 lograron ser rescatados”.


Mandos militares han asegurado que al menos seis hombres armados lograron entrar en la Escuela Pública del Ejército, gestionada por las Fuerzas Armadas paquistaníes. Unos 500 estudiantes y profesores se encontraban en pleno horario de dictado de clases en el momento del ataque.


“Estábamos fuera de la escuela y comenzó un tiroteo, y se desató un caos por todas partes y gritos de niños y profesores”, ha relatado Jamshed Jan, un conductor de autobús. Según declaraciones de un periodista presente en el lugar de los hechos, “El caos y temor ocasionados por el asalto del comando rebelde llevó a los gritos y corridas de cientos de niños que quedaron atrapados entre el fuego cruzado de los extremistas y los guardias del centro educativo. También he visto a militares rodeando el centro educativo para entrar en su interior”.


Desde el primer momento los talibanes paquistaníes habían reivindicado la autoría del asalto, al tiempo que habían asegurado que no iban a herir a los niños porque su objetivo son los militares que gestionan el centro.“Nuestros terroristas suicidas han entrado en la escuela. Tienen instrucciones de no herir a los niños y atacar al personal del Ejército” había asegurado el portavoz talibán Muhamad Umar Jorasani, en declaraciones a la agencia Reuters.


Además de reivindicar el ataque, los talibanes paquistaníes lo han justificado porque para el “Ejército nuestras familias son objetivos” en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber. “Queremos que sientan nuestro dolor”, ha dicho un miembro del grupo a un diario local.


El Ejército pakistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de mil muertos.


Los colegios suelen ser objetivo de los talibanes en Pakistán, en especial las escuelas para niñas, al igual que las instalaciones militares.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Ya suman 132 los niños muertos en ataque a escuela paquistaní

El cruento ataque perpetrado en la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, ha dejado por el momento un recuento de 141 personas fallecidas, la gran mayoría menores. A su vez 80 han resultado heridas en la acción armada contra un colegio bajo tutela del Ejército. Según ha informado el director general de Comunicación de las Fuerzas Armadas paquistaníes, Asim Bajwa, 132 de las víctimas fatales son niños.

En una rueda de prensa recogida por el diario “Express Tribune”, se ha precisado que dos oficiales y siete militares han resultado heridos durante la evacuación. “Había 1.099 estudiantes y personal registrados en la escuela, más de 950 lograron ser rescatados”.

Mandos militares han asegurado que al menos seis hombres armados lograron entrar en la Escuela Pública del Ejército, gestionada por las Fuerzas Armadas paquistaníes. Unos 500 estudiantes y profesores se encontraban en pleno horario de dictado de clases en el momento del ataque.

“Estábamos fuera de la escuela y comenzó un tiroteo, y se desató un caos por todas partes y gritos de niños y profesores”, ha relatado Jamshed Jan, un conductor de autobús. Según declaraciones de un periodista presente en el lugar de los hechos, “El caos y temor ocasionados por el asalto del comando rebelde llevó a los gritos y corridas de cientos de niños que quedaron atrapados entre el fuego cruzado de los extremistas y los guardias del centro educativo. También he visto a militares rodeando el centro educativo para entrar en su interior”.

Desde el primer momento los talibanes paquistaníes habían reivindicado la autoría del asalto, al tiempo que habían asegurado que no iban a herir a los niños porque su objetivo son los militares que gestionan el centro.“Nuestros terroristas suicidas han entrado en la escuela. Tienen instrucciones de no herir a los niños y atacar al personal del Ejército” había asegurado el portavoz talibán Muhamad Umar Jorasani, en declaraciones a la agencia Reuters.

Además de reivindicar el ataque, los talibanes paquistaníes lo han justificado porque para el “Ejército nuestras familias son objetivos” en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber. “Queremos que sientan nuestro dolor”, ha dicho un miembro del grupo a un diario local.

El Ejército pakistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de mil muertos.

Los colegios suelen ser objetivo de los talibanes en Pakistán, en especial las escuelas para niñas, al igual que las instalaciones militares.

comentarios

imagen imagen
Login