Cargando...
Por Redacción

Victoria de punta a punta



El múltiple campeón del mundo no tuvo demasiado inconvenientes para quedarse con la victoria en la noche asiática y tras una buena largada controló de punta a punta la décimo tercera fecha de la temporada de Fórmula Uno.


El alemán Sebastian Vettel con Ferrari se impuso en el Gran Premio de Singapur, que se disputó en horario nocturno, y logró la tercera victoria de la temporada. Segundo llegó el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), mientras que tercero fue el finlandés Kimi Raikkonen.


En una competencia accidentada, que tuvo que ser interrumpida en dos ocasiones, el piloto de la escudería italiana controló el ritmo desde el comienzo, impuso una diferencia tranquilizadora con sus perseguidores y en los reinicios no tuvo problemas para mantener el liderazgo.


La primera salida del auto de seguridad se dio por un accidente entre Massa y Hülkenberg, que obligó una detención. En la vuelta 37, el safety car volvió a salir luego de un intruso apareciera caminando sobre la pista y así todos los vehículos volvieron a juntarse.


Sin embargo, estas detenciones no fueron un problema para Vettel, que impuso su superioridad y alcanzó la bandera a cuadros sin sobresaltos. La disputa estaba en los puestos de atrás, con los dos pilotos de Mercedes peleando posiciones.


Pero la lucha entre los dos líderes del campeonato duró 27 giros, cuando el monoplaza de Lewis Hamilton se quedó sin potencia y tuvo que abandonar. Así, Nico Rosberg, que finalizó cuarto en Singapur, logró reducir la ventaja.


A falta de seis fechas para el final de la temporada, el británico domina el mundial con 252 unidades, 41 más que su compañero de equipo y 49 más que Vettel. La próxima prueba es el Gran Premio de Japón, que se celebrará en Suzuka el 27 de septiembre.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Victoria de punta a punta

El múltiple campeón del mundo no tuvo demasiado inconvenientes para quedarse con la victoria en la noche asiática y tras una buena largada controló de punta a punta la décimo tercera fecha de la temporada de Fórmula Uno.

El alemán Sebastian Vettel con Ferrari se impuso en el Gran Premio de Singapur, que se disputó en horario nocturno, y logró la tercera victoria de la temporada. Segundo llegó el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), mientras que tercero fue el finlandés Kimi Raikkonen.

En una competencia accidentada, que tuvo que ser interrumpida en dos ocasiones, el piloto de la escudería italiana controló el ritmo desde el comienzo, impuso una diferencia tranquilizadora con sus perseguidores y en los reinicios no tuvo problemas para mantener el liderazgo.

La primera salida del auto de seguridad se dio por un accidente entre Massa y Hülkenberg, que obligó una detención. En la vuelta 37, el safety car volvió a salir luego de un intruso apareciera caminando sobre la pista y así todos los vehículos volvieron a juntarse.

Sin embargo, estas detenciones no fueron un problema para Vettel, que impuso su superioridad y alcanzó la bandera a cuadros sin sobresaltos. La disputa estaba en los puestos de atrás, con los dos pilotos de Mercedes peleando posiciones.

Pero la lucha entre los dos líderes del campeonato duró 27 giros, cuando el monoplaza de Lewis Hamilton se quedó sin potencia y tuvo que abandonar. Así, Nico Rosberg, que finalizó cuarto en Singapur, logró reducir la ventaja.

A falta de seis fechas para el final de la temporada, el británico domina el mundial con 252 unidades, 41 más que su compañero de equipo y 49 más que Vettel. La próxima prueba es el Gran Premio de Japón, que se celebrará en Suzuka el 27 de septiembre.

comentarios

imagen imagen
Login