ciudadanodiario.com.ar
Unidos contra la violencia
Cargando...
Por Redacción

Unidos contra la violencia



Los presidentes de San Lorenzo y Huracán, Matías Lammens y Alejandro Nadur, se mostraron juntos esta mañana para repudiar los hechos de violencia protagonizados en los últimos días por hinchas de sus clubes y remarcaron que “es incomprensible que la rivalidad se lleve a ese extremo”. El miércoles por la noche, tres micros que llevaban a simpatizantes del Ciclón por la avenida Caseros, a pocas cuadras del estadio de Huracán, y se toparon con los del Globo, que se hallaban en una pizzería, ubicada en la intersección con la calle Esteban De Luca.

Los hinchas de San Lorenzo regresaban del estadio de Racing, donde el equipo de Edgardo Bauza acababa de quedar eliminado de la Copa Argentina tras ser vencido por Defensa y Justicia, mientras que los de Huracán habían salido de su estadio donde el elenco perdió con Crucero del Norte. Según se informó, varios locales fueron destruidos a causa del cruce de los fanáticos mientras que trascendió que los simpatizantes del equipo azulgrana tenían armas y vecinos de la zona indicaron que se escucharon detonaciones de balas.

“Es incomprensible que la rivalidad se lleve a ese extremo. Nosotros estamos contentos de estar en Parque Patricios,

seguramente el próximo campeonato vamos a jugar. La historia de San Lorenzo y Huracán tiene más de 100 años, tenemos que trabajar para recuperar la unión que hubo siempre”, explicó Lammens.

En una conferencia de prensa conjunta, Nadur agregó que Parque Patricios y Boedo “son barrios totalmente integrados,

que no se pueden transformar en enemigos, porque enemigos son los que llevaron a los chicos a Malvinas”. “Nosotros somos rivales, nos enfrentamos, cuando ganábamos yo estaba feliz y todo el mundo quemero también, cuando perdíamos quería estar debajo de la cama dos días. Eso es lo bueno, lo lindo, esa gran rivalidad que no se perdió en 100 años. Todos los hechos vandálicos y de violencia los tenemos que erradicar, eso queremos llegar a lograr con San Lorenzo. No somos enemigos, somos grandes rivales de la Ciudad”, explicó.

Ambos presidentes insistieron en la necesidad de que, como ya sucede con varias agrupaciones de socios que se ayudan

mutuamente, la integración entre San Lorenzo y Huracán continúe para que esos actos le ganen a la violencia. “Tenemos que seguir trabajando juntos para dar un mensaje de lo que realmente somos, que es familia, porque hay muchas familias cruzadas con hinchas de ambos clubes. El mensaje tiene que trascender, porque sino nos vamos a quedar con lo que pasó

el miércoles y eso sería un error”, remarcó Lammens.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Unidos contra la violencia

Los presidentes de San Lorenzo y Huracán, Matías Lammens y Alejandro Nadur, se mostraron juntos esta mañana para repudiar los hechos de violencia protagonizados en los últimos días por hinchas de sus clubes y remarcaron que “es incomprensible que la rivalidad se lleve a ese extremo”. El miércoles por la noche, tres micros que llevaban a simpatizantes del Ciclón por la avenida Caseros, a pocas cuadras del estadio de Huracán, y se toparon con los del Globo, que se hallaban en una pizzería, ubicada en la intersección con la calle Esteban De Luca.
Los hinchas de San Lorenzo regresaban del estadio de Racing, donde el equipo de Edgardo Bauza acababa de quedar eliminado de la Copa Argentina tras ser vencido por Defensa y Justicia, mientras que los de Huracán habían salido de su estadio donde el elenco perdió con Crucero del Norte. Según se informó, varios locales fueron destruidos a causa del cruce de los fanáticos mientras que trascendió que los simpatizantes del equipo azulgrana tenían armas y vecinos de la zona indicaron que se escucharon detonaciones de balas.
“Es incomprensible que la rivalidad se lleve a ese extremo. Nosotros estamos contentos de estar en Parque Patricios,
seguramente el próximo campeonato vamos a jugar. La historia de San Lorenzo y Huracán tiene más de 100 años, tenemos que trabajar para recuperar la unión que hubo siempre”, explicó Lammens.
En una conferencia de prensa conjunta, Nadur agregó que Parque Patricios y Boedo “son barrios totalmente integrados,
que no se pueden transformar en enemigos, porque enemigos son los que llevaron a los chicos a Malvinas”. “Nosotros somos rivales, nos enfrentamos, cuando ganábamos yo estaba feliz y todo el mundo quemero también, cuando perdíamos quería estar debajo de la cama dos días. Eso es lo bueno, lo lindo, esa gran rivalidad que no se perdió en 100 años. Todos los hechos vandálicos y de violencia los tenemos que erradicar, eso queremos llegar a lograr con San Lorenzo. No somos enemigos, somos grandes rivales de la Ciudad”, explicó.
Ambos presidentes insistieron en la necesidad de que, como ya sucede con varias agrupaciones de socios que se ayudan
mutuamente, la integración entre San Lorenzo y Huracán continúe para que esos actos le ganen a la violencia. “Tenemos que seguir trabajando juntos para dar un mensaje de lo que realmente somos, que es familia, porque hay muchas familias cruzadas con hinchas de ambos clubes. El mensaje tiene que trascender, porque sino nos vamos a quedar con lo que pasó
el miércoles y eso sería un error”, remarcó Lammens.

comentarios

Login