Una multitud celebró en Córdoba al primer santo argentino
Cargando...
Por Redacción

Una multitud celebró en Córdoba al primer santo argentino



Unos 40.000 fieles de la Iglesia Católica celebraron esta mañana con una misa la canonización del “Cura Gaucho”, el argentino José Gabriel Brochero. Desde la tarde del sábado, miles de personas comenzaron a

llegar a la pequeña localidad cordobesa que lleva del nombre del ahora primer santo que nació, vivió y murió en la Argentina, a comienzos del siglo XX.

Con lágrimas en los ojos y oraciones en nombre del sacerdote cordobés, los fieles siguieron en vivo desde las 5 la transmisión de la misa que ofició el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, para proclamar santo a Brochero. La pequeña localidad serrana ubicada unos 160 kilómetros al suroeste de la capital provincia, Córdoba, en la que viven 7.000 habitantes, se inundó así de fieles católicos y devotos de

Brochero.

Ni los relámpagos que iluminaron el cielo ni la lluvia torrencial que se abatió luego en la noche amedrentaron a los fieles que colmaron las instalaciones y la plaza del pueblo, bautizado en homenaje a Juan Gabriel Brochero, el cura gaucho. Durante la jornada un desfile incesante de fieles pasó frente a la imagen del sacerdote milagroso en la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito y Beato Cura Brochero, para dejarle cartas con pedidos y agradecimientos.

Pasada la medianoche, los fieles se iban trasladando hasta el Predio de la Providencia, a unos 500 metros, a la espera de la transmisión por pantallas gigantes de la ceremonia de canonización del cura Brochero en la madrugada de Argentina, en directo desde El Vaticano, a 14.000 km de allí.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Una multitud celebró en Córdoba al primer santo argentino

imagen

Unos 40.000 fieles de la Iglesia Católica celebraron esta mañana con una misa la canonización del “Cura Gaucho”, el argentino José Gabriel Brochero. Desde la tarde del sábado, miles de personas comenzaron a
llegar a la pequeña localidad cordobesa que lleva del nombre del ahora primer santo que nació, vivió y murió en la Argentina, a comienzos del siglo XX.
Con lágrimas en los ojos y oraciones en nombre del sacerdote cordobés, los fieles siguieron en vivo desde las 5 la transmisión de la misa que ofició el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, para proclamar santo a Brochero. La pequeña localidad serrana ubicada unos 160 kilómetros al suroeste de la capital provincia, Córdoba, en la que viven 7.000 habitantes, se inundó así de fieles católicos y devotos de
Brochero.
Ni los relámpagos que iluminaron el cielo ni la lluvia torrencial que se abatió luego en la noche amedrentaron a los fieles que colmaron las instalaciones y la plaza del pueblo, bautizado en homenaje a Juan Gabriel Brochero, el cura gaucho. Durante la jornada un desfile incesante de fieles pasó frente a la imagen del sacerdote milagroso en la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito y Beato Cura Brochero, para dejarle cartas con pedidos y agradecimientos.
Pasada la medianoche, los fieles se iban trasladando hasta el Predio de la Providencia, a unos 500 metros, a la espera de la transmisión por pantallas gigantes de la ceremonia de canonización del cura Brochero en la madrugada de Argentina, en directo desde El Vaticano, a 14.000 km de allí.

comentarios

imagen imagen
Login