Cargando...
Por Redacción

Una buena idea para la inclusión



En Maipú fueron habilitados ‘paradores inclusivos’, una herramienta que permite facilitar el acceso al trasporte público de pasajeros a las personas a quienes se les dificulte. Se han incorporado en dos puntos de gran flujo urbano del departamento, uno sobre San Martín y Pablo Pescara, en la Ciudad, y el restante en Hipólito Irigoyen y Ozamis, en el distrito Gutiérrez.


Según informó la comuna, son espacios de 12 metros de longitud que coinciden con el largo exacto de los colectivos. Los paradores se encuentran a 40 centímetros de la calzada con el fin de facilitar el acceso en línea recta hacia el micro. Además, cuenta con un sistema lumínico y rampas diseñadas para la comodidad de personas que se trasladan en sillas de ruedas o no videntes, que además contienen espacios de descanso y un sector para la ubicación de bicicletas.


La iniciativa surgió en el Rotary Club Amanecer, entidad que se consolida gracias al municipio. Al idear la creación de este espacio se tomó como principal referencia la estadística de que el 60% de la población utiliza el transporte público, por lo que deben garantizarse las condiciones de acceso y comodidad para los usuarios.


La inversión realizada por el municipio fue de $350 mil para los dos primeros modelos, convirtiéndose en el primer lugar de la provincia con paradores adecuados a las necesidades de los usuarios en base a la inclusión.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Una buena idea para la inclusión

En Maipú fueron habilitados ‘paradores inclusivos’, una herramienta que permite facilitar el acceso al trasporte público de pasajeros a las personas a quienes se les dificulte. Se han incorporado en dos puntos de gran flujo urbano del departamento, uno sobre San Martín y Pablo Pescara, en la Ciudad, y el restante en Hipólito Irigoyen y Ozamis, en el distrito Gutiérrez.

Según informó la comuna, son espacios de 12 metros de longitud que coinciden con el largo exacto de los colectivos. Los paradores se encuentran a 40 centímetros de la calzada con el fin de facilitar el acceso en línea recta hacia el micro. Además, cuenta con un sistema lumínico y rampas diseñadas para la comodidad de personas que se trasladan en sillas de ruedas o no videntes, que además contienen espacios de descanso y un sector para la ubicación de bicicletas.

La iniciativa surgió en el Rotary Club Amanecer, entidad que se consolida gracias al municipio. Al idear la creación de este espacio se tomó como principal referencia la estadística de que el 60% de la población utiliza el transporte público, por lo que deben garantizarse las condiciones de acceso y comodidad para los usuarios.

La inversión realizada por el municipio fue de $350 mil para los dos primeros modelos, convirtiéndose en el primer lugar de la provincia con paradores adecuados a las necesidades de los usuarios en base a la inclusión.

comentarios

imagen imagen
Login