Una bomba podría haber tirado el avión ruso
Cargando...
Por Redacción

Una bomba podría haber tirado el avión ruso



El gobierno británico expresó este miércoles su temor de que una bomba hizo estrellar el avión ruso sobre el Sinaí egipcio, con 224 personas a bordo, mientras que el grupo Estado Islámico (EI) insistió en que fue un atentado suyo.


Londres anunció la suspensión de los vuelos hacia la localidad turística egipcia de Sharm el Sheij, de donde partió el vuelo.


En El Cairo, los investigadores esperan que el examen de las cajas negras de la aeronave, un Airbus A-321-200, puedan elucidar las causas de la catástrofe, cuyas hipótesis son de un posible atentado o un fallo técnico.


“El avión pudo haber sido derribado por un artefacto explosivo”, dijo un portavoz del gobierno del primer ministro conservador David Cameron, antes de anunciar la decisión de “aplazar los vuelos que tenían que venir esta noche de Sharm el Sheij”.


La medida pretende dar tiempo a expertos de aviación y seguridad para que viajen a Egipto para supervisar el regreso de los vuelos británicos.


“Mientras la investigación esté abierta no podemos decir categóricamente porqué se estrelló el avión ruso”, explicó el portavoz.


“Pero a medida que va apareciendo nueva información, empezamos a inquietarnos porque el avión pudo haber sido derribado por un artefacto explosivo”, estimó.


El EI, por su parte, reafirmó este miércoles que había causado la caída del avión comercial en el desierto egipcio, el pasado sábado.


El grupo yihadista reivindicó también un atentado suicida cometido el miércoles con coche bomba en Al Arich, en el Sinaí, en el que murieron tres policías.


Un kamikaze hizo estallar el coche que conducía delante de un club policial en Al Arich, en la provincia del Sinaí del Norte, donde el ejército combate al EI.


El atentado fue cometido en represalia al “arresto de mujeres beduinas por las fuerzas apóstatas” en la región, afirmó la reivindicación.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Una bomba podría haber tirado el avión ruso

imagen

El gobierno británico expresó este miércoles su temor de que una bomba hizo estrellar el avión ruso sobre el Sinaí egipcio, con 224 personas a bordo, mientras que el grupo Estado Islámico (EI) insistió en que fue un atentado suyo.

Londres anunció la suspensión de los vuelos hacia la localidad turística egipcia de Sharm el Sheij, de donde partió el vuelo.

En El Cairo, los investigadores esperan que el examen de las cajas negras de la aeronave, un Airbus A-321-200, puedan elucidar las causas de la catástrofe, cuyas hipótesis son de un posible atentado o un fallo técnico.

“El avión pudo haber sido derribado por un artefacto explosivo”, dijo un portavoz del gobierno del primer ministro conservador David Cameron, antes de anunciar la decisión de “aplazar los vuelos que tenían que venir esta noche de Sharm el Sheij”.

La medida pretende dar tiempo a expertos de aviación y seguridad para que viajen a Egipto para supervisar el regreso de los vuelos británicos.

“Mientras la investigación esté abierta no podemos decir categóricamente porqué se estrelló el avión ruso”, explicó el portavoz.

“Pero a medida que va apareciendo nueva información, empezamos a inquietarnos porque el avión pudo haber sido derribado por un artefacto explosivo”, estimó.

El EI, por su parte, reafirmó este miércoles que había causado la caída del avión comercial en el desierto egipcio, el pasado sábado.

El grupo yihadista reivindicó también un atentado suicida cometido el miércoles con coche bomba en Al Arich, en el Sinaí, en el que murieron tres policías.

Un kamikaze hizo estallar el coche que conducía delante de un club policial en Al Arich, en la provincia del Sinaí del Norte, donde el ejército combate al EI.

El atentado fue cometido en represalia al “arresto de mujeres beduinas por las fuerzas apóstatas” en la región, afirmó la reivindicación.

comentarios

imagen imagen
Login