ciudadanodiario.com.ar
Un sobrino del Papa sufrió un violento robo
Cargando...
Por Redacción

Un sobrino del Papa sufrió un violento robo



Un sobrino del papa Francisco fue víctima de un violento asalto cuando un grupo de ladrones lo abordó en momentos en que llegaba junto a su pareja a su casa de la localidad bonaerense de Ituzaingó, en el oeste del conurbano.


Las víctimas del robo, cometido bajo la modalidad “entradera” fueron identificadas como José Ignacio Bergoglio, sobrino del Papa Francisco, y su pareja, Marina Muro, quienes vivieron una verdadera odisea en su casa de la calle Posta de Pardo al 800, de esa localidad del oeste del Gran Buenos Aires.


Según relataron las propias víctimas, la noche del miércoles llegaban a su domicilio, alrededor de las 22:00, cuando fueron abordadas por los ladrones.


Marina Muro relató a través de su cuenta en la red social Facebook que un grupo de delincuentes intentó ingresar a su domicilio y “a José lo hicieron tirar al piso y le pusieron dos armas en la cabeza mientras a mí me apuntaban con otra”.


En el interior del domicilio se encontraban sus sobrinos, por lo que la pareja ingresó y se encerró en una habitación hasta que llegó la policía.


En diálogo con el portal minutouno.com, Bergoglio aclaró que se encuentran “bien” y descartó que hayan sido golpeados, aunque reconoció que fueron amenazados con armas de fuego.


“Estamos bien, gracias a dios. Dentro de la desgracia y el momento feo que nos  tocó vivir, podemos decir que estamos bien. Hubo cero golpes y gritos, pero siempre estaban con las armas empuñadas. Escuchamos disparos cuando estábamos encerrados, pero no sabemos de quienes fueron”, relató el sobrino del Santo Padre.


Asimismo, el joven agregó que “el susto irá pasando con el tiempo, la verdad que fue un momento durísimo”.


Además, Bergoglio agradeció el rápido accionar de la policía municipal y la bonaerense, que al llegar al lugar, provocó la dispersión de los delincuentes, quienes eran intensamente buscados.


“A pesar de la fea situación vivida, por este hecho de inseguridad que vivimos hace un par de horas, quiero agradecer el rápido actuar de la policía local y bonaerense, quienes se apersonaron casi inmediatamente en nuestra casa”, escribió la mujer en Facebook.


No es la primera vez que familiares del Sumo Pontífice se ven envueltos en situaciones en las que corren peligro sus vidas ya que el mes pasado, amenazaron con decapitar a otro de sus sobrinos.


Se trata de Walter Sívori, párroco de la localidad bonaerense de Villa Elisa, quien denunció haber recibido llamados telefónicos amenazantes.


En agosto del año pasado, otro sobrino, Emanuel Bergoglio, sufrió un violento accidente de tránsito, en la provincia de Córdoba, en el que murieron su esposa y su hijo.


El hombre sufrió un coma farmacológico, aunque varios días después se recuperó y fue dado de alta.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Un sobrino del Papa sufrió un violento robo

Un sobrino del papa Francisco fue víctima de un violento asalto cuando un grupo de ladrones lo abordó en momentos en que llegaba junto a su pareja a su casa de la localidad bonaerense de Ituzaingó, en el oeste del conurbano.

Las víctimas del robo, cometido bajo la modalidad “entradera” fueron identificadas como José Ignacio Bergoglio, sobrino del Papa Francisco, y su pareja, Marina Muro, quienes vivieron una verdadera odisea en su casa de la calle Posta de Pardo al 800, de esa localidad del oeste del Gran Buenos Aires.

Según relataron las propias víctimas, la noche del miércoles llegaban a su domicilio, alrededor de las 22:00, cuando fueron abordadas por los ladrones.

Marina Muro relató a través de su cuenta en la red social Facebook que un grupo de delincuentes intentó ingresar a su domicilio y “a José lo hicieron tirar al piso y le pusieron dos armas en la cabeza mientras a mí me apuntaban con otra”.

En el interior del domicilio se encontraban sus sobrinos, por lo que la pareja ingresó y se encerró en una habitación hasta que llegó la policía.

En diálogo con el portal minutouno.com, Bergoglio aclaró que se encuentran “bien” y descartó que hayan sido golpeados, aunque reconoció que fueron amenazados con armas de fuego.

“Estamos bien, gracias a dios. Dentro de la desgracia y el momento feo que nos  tocó vivir, podemos decir que estamos bien. Hubo cero golpes y gritos, pero siempre estaban con las armas empuñadas. Escuchamos disparos cuando estábamos encerrados, pero no sabemos de quienes fueron”, relató el sobrino del Santo Padre.

Asimismo, el joven agregó que “el susto irá pasando con el tiempo, la verdad que fue un momento durísimo”.

Además, Bergoglio agradeció el rápido accionar de la policía municipal y la bonaerense, que al llegar al lugar, provocó la dispersión de los delincuentes, quienes eran intensamente buscados.

“A pesar de la fea situación vivida, por este hecho de inseguridad que vivimos hace un par de horas, quiero agradecer el rápido actuar de la policía local y bonaerense, quienes se apersonaron casi inmediatamente en nuestra casa”, escribió la mujer en Facebook.

No es la primera vez que familiares del Sumo Pontífice se ven envueltos en situaciones en las que corren peligro sus vidas ya que el mes pasado, amenazaron con decapitar a otro de sus sobrinos.

Se trata de Walter Sívori, párroco de la localidad bonaerense de Villa Elisa, quien denunció haber recibido llamados telefónicos amenazantes.

En agosto del año pasado, otro sobrino, Emanuel Bergoglio, sufrió un violento accidente de tránsito, en la provincia de Córdoba, en el que murieron su esposa y su hijo.

El hombre sufrió un coma farmacológico, aunque varios días después se recuperó y fue dado de alta.

comentarios

Login