Cargando...
Por Redacción

Un papelón



Hay situaciones determinantes, existen los puntos de inflexión. El domingo Godoy Cruz atravesó uno de esos momentos.


No es de mi interés señalar, cosas que vengo marcando desde este mismo espacio hace ya un tiempo. No voy a hablar de la notoria falta de jerarquía del plantel, no voy a escribir sobre como se ha decidido dilapidar el prestigio conseguido, no quiero aburrirlos con el sólido argumento de que es un equipo que se acostumbro a NO ganar, y que es consecuencia de las decisiones que se toman, fuera y dentro del campo.


Hoy Godoy Cruz debe decidir si quiere seguir siendo una institución seria, como lo era hasta hace no mucho tiempo, o andar a la deriva, de ser así el cuento tiene un final inexorable. Deberá poner punto final a un ciclo que nunca debió empezar. Deberá reconocer el error de contratar a un técnico que no es tal. Ahora es fácil encontrar respuestas al porqué Heinze no quiere dialogar con la prensa y prohíbe que presencie los entrenamientos, no hay mucho para mostrar y nada para responder.


No dudo que en el futuro “El Gringo” pueda tener una destacada carrera como entrenador, pero para ello deberá terminar el curso que lo acredita como tal, adquirir el conocimiento que el curso otorga e identificar al enemigo, que en este caso NO es la prensa sino su ya demostrada impericia.


Hoy el “Tomba” por primera vez, desde que milita en primera, no realizó ningún cambio. El equipo perdía 2-0 y no entró ningún sustituto. ¿Habrá sido una decisión del NO entrenador? O ¿Será que ante la expulsión de su ayudante no quedo nadie para realizarla en el banco de relevos? Una de las imágenes más elocuentes, simbólicas y tristes desde que Godoy Cruz, orgullo de todo mendocino futbolero, entregó desde que se codea con los más grandes.


Ante semejante papelón deberá Godoy Cruz, o mejor dicho su presidente, entender su error. Hacerse cargo de su mala decisión y buscar un entrenador, que la pasantía Heinze la realicé en otro lado, no en el Club más importante del oeste del país. Deberá Godoy Cruz o Mansur respetar el pasado reciente de su institución y hacerlo respetar. Fue un error “Pepe”, entre tanto acierto esta vez se equivocó. Sepa reconocerlo y con sus desiciones vuelva a poner a Godoy Cruz en el lugar que se merece.


Por Gabriel Landart – Diario El Ciudadano on line


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Un papelón

Hay situaciones determinantes, existen los puntos de inflexión. El domingo Godoy Cruz atravesó uno de esos momentos.

No es de mi interés señalar, cosas que vengo marcando desde este mismo espacio hace ya un tiempo. No voy a hablar de la notoria falta de jerarquía del plantel, no voy a escribir sobre como se ha decidido dilapidar el prestigio conseguido, no quiero aburrirlos con el sólido argumento de que es un equipo que se acostumbro a NO ganar, y que es consecuencia de las decisiones que se toman, fuera y dentro del campo.

Hoy Godoy Cruz debe decidir si quiere seguir siendo una institución seria, como lo era hasta hace no mucho tiempo, o andar a la deriva, de ser así el cuento tiene un final inexorable. Deberá poner punto final a un ciclo que nunca debió empezar. Deberá reconocer el error de contratar a un técnico que no es tal. Ahora es fácil encontrar respuestas al porqué Heinze no quiere dialogar con la prensa y prohíbe que presencie los entrenamientos, no hay mucho para mostrar y nada para responder.

No dudo que en el futuro “El Gringo” pueda tener una destacada carrera como entrenador, pero para ello deberá terminar el curso que lo acredita como tal, adquirir el conocimiento que el curso otorga e identificar al enemigo, que en este caso NO es la prensa sino su ya demostrada impericia.

Hoy el “Tomba” por primera vez, desde que milita en primera, no realizó ningún cambio. El equipo perdía 2-0 y no entró ningún sustituto. ¿Habrá sido una decisión del NO entrenador? O ¿Será que ante la expulsión de su ayudante no quedo nadie para realizarla en el banco de relevos? Una de las imágenes más elocuentes, simbólicas y tristes desde que Godoy Cruz, orgullo de todo mendocino futbolero, entregó desde que se codea con los más grandes.

Ante semejante papelón deberá Godoy Cruz, o mejor dicho su presidente, entender su error. Hacerse cargo de su mala decisión y buscar un entrenador, que la pasantía Heinze la realicé en otro lado, no en el Club más importante del oeste del país. Deberá Godoy Cruz o Mansur respetar el pasado reciente de su institución y hacerlo respetar. Fue un error “Pepe”, entre tanto acierto esta vez se equivocó. Sepa reconocerlo y con sus desiciones vuelva a poner a Godoy Cruz en el lugar que se merece.

Por Gabriel Landart – Diario El Ciudadano on line

comentarios

imagen imagen
Login