Cargando...
Por Redacción

Un obispo se propone consolidar el vínculo entre la Iglesia y los medios.



El nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Santiago Olivera, expresó que se dispone a fomentar en los próximos tres años de gestión la capacitación de agentes pastorales, y consolidar el vínculo entre la Iglesia y los medios.


El obispo, oriundo de Cruz del Eje, dijo que “le agradece mucho a Dios y a los demás hombres de la curia” por su misión, ya que tiene que impulsar la Oficina de Prensa del episcopado, formar un equipo de voceros, capacitar a agentes pastorales en las nuevas tecnologías, y consolidar los vínculos con los medios de comunicación, tareas para nada fáciles.


“Soy comunicador desde el momento mismo de mi bautismo, ya que todos los cristianos somos anunciadores de la Buena Noticia” relató. Asimismo, sostuvo que “los campos de acción serán externos e internos. La clave, a nivel iglesia, consistirá en ayudar a que la comunicación cuente con agentes que se vayan formando”.


“Ahora, si hablamos de lo que está fuera del ámbito eclesial, pondría énfasis en el festejo por el Día del Periodista. Y sueño con recuperar los congresos de comunicadores, y el Premio San Gabriel”, agregó.


Monseñor Santiago Olivera estuvo al frente de la Delegación Episcopal para las Causas de los Santos durante seis años. En su gestión avanzaron muchos procesos, y se proclamó beato al sacerdote cordobés José Gabriel del Rosario Brochero, más conocido como “Cura Brochero”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Un obispo se propone consolidar el vínculo entre la Iglesia y los medios.

El nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Santiago Olivera, expresó que se dispone a fomentar en los próximos tres años de gestión la capacitación de agentes pastorales, y consolidar el vínculo entre la Iglesia y los medios.

El obispo, oriundo de Cruz del Eje, dijo que “le agradece mucho a Dios y a los demás hombres de la curia” por su misión, ya que tiene que impulsar la Oficina de Prensa del episcopado, formar un equipo de voceros, capacitar a agentes pastorales en las nuevas tecnologías, y consolidar los vínculos con los medios de comunicación, tareas para nada fáciles.

“Soy comunicador desde el momento mismo de mi bautismo, ya que todos los cristianos somos anunciadores de la Buena Noticia” relató. Asimismo, sostuvo que “los campos de acción serán externos e internos. La clave, a nivel iglesia, consistirá en ayudar a que la comunicación cuente con agentes que se vayan formando”.

“Ahora, si hablamos de lo que está fuera del ámbito eclesial, pondría énfasis en el festejo por el Día del Periodista. Y sueño con recuperar los congresos de comunicadores, y el Premio San Gabriel”, agregó.

Monseñor Santiago Olivera estuvo al frente de la Delegación Episcopal para las Causas de los Santos durante seis años. En su gestión avanzaron muchos procesos, y se proclamó beato al sacerdote cordobés José Gabriel del Rosario Brochero, más conocido como “Cura Brochero”.

comentarios

imagen imagen
Login