Un nuevo gobierno con mucho trabajo de parto
Cargando...
Por Redacción

Un nuevo gobierno con mucho trabajo de parto



Las tribunas, la calle y la confrontación como atizador de agenda fueron obsesiones del kirchnerismo en los doce años y siete meses de gobierno. Con ese espíritu, Cristina se despide del poder ejerciéndolo hasta el último día y contribuyendo a que el inicio del mandato de Mauricio Macri sea un parto. Toda esa simbología está detrás de la pulseada por la ceremonia de transmisión del mando entre presidentes, una de las tantas rencillas que enfrenta a entrantes y salientes a pocos días de que el Poder Ejecutivo pase a manos del líder del PRO.


Cristina quiere entregar el bastón y la banda presidencial a Macri en el Congreso, con tribunas repartidas, y su sucesor pretende todas las gradas de su lado y recibir los atributos de mando en la Casa Rosada como era tradición hasta que los Kirchner eligieron, en su derecho, hacerlo en el parlamento. Entre esos caminos estrechos buscaban negociar los secretarios generales vigente y nombrado, Eduardo “Wado” De Pedro y Fernando De Andreis, junto a otros interlocutores como Emilio Monzó y Marcos Peña por el macrismo y Julián Domínguez por el FPV.


En la misma línea se preparan festejos de despedida a la mandataria saliente para el 9 y el mismo 10 en la plazas de Mayo y del Congreso, el último cuando Macri ya entrará en funciones. A excepción del núcleo de dirigentes más cercano a la Presidenta, en el Frente para la Victoria verían más apropiado que Cristina Kirchner resigne protagonismo y permita que Macri celebre su llegada al poder a su criterio. El sinsentido solo pudo ser equiparado por la insólita elección en la AFA, donde también hay varios actores de la política grande involucrados.


Inflacion y salarios

Como toda nueva etapa se abren expectativas en distintos ámbitos. Pero entre los economistas y analistas políticos hay incertidumbre común respecto al impacto de las primeras medidas económicas del gobierno de Cambiemos. Mientras miraban de cerca la elección en la AFA, Hugo Moyano le pidió a Macri que se mantengan “el poder adquisitivo” y los “puestos de trabajo”.


Moyano encabezará el próximo 17 un plenario para “reunificar” la CGT con “gordos” e “independientes”, quienes estuvieron cerca de la administración K. Se mantienen fuera de ese esquema los industriales Antonio Caló, Ricardo Pignanelli y el taxista Omar Viviani: no quieren que el camionero monopolice el diálogo con el nuevo gobierno y temen por la apertura económica.


En ese sentido, el nombrado ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó que se trabaja en eximir del impuesto a las Ganancias a los aguinaldos, pero al mismo tiempo pidió a los gremios pensar en discusiones paritarias que tomen como base “la inflación futura”, una categoría fácil de sinonimizar con ajuste teniendo en cuenta la perspectiva de una devaluación a corto plazo./ Gabriel Profiti, para Noticias Argentinas


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Un nuevo gobierno con mucho trabajo de parto

imagen

Las tribunas, la calle y la confrontación como atizador de agenda fueron obsesiones del kirchnerismo en los doce años y siete meses de gobierno. Con ese espíritu, Cristina se despide del poder ejerciéndolo hasta el último día y contribuyendo a que el inicio del mandato de Mauricio Macri sea un parto. Toda esa simbología está detrás de la pulseada por la ceremonia de transmisión del mando entre presidentes, una de las tantas rencillas que enfrenta a entrantes y salientes a pocos días de que el Poder Ejecutivo pase a manos del líder del PRO.

Cristina quiere entregar el bastón y la banda presidencial a Macri en el Congreso, con tribunas repartidas, y su sucesor pretende todas las gradas de su lado y recibir los atributos de mando en la Casa Rosada como era tradición hasta que los Kirchner eligieron, en su derecho, hacerlo en el parlamento. Entre esos caminos estrechos buscaban negociar los secretarios generales vigente y nombrado, Eduardo “Wado” De Pedro y Fernando De Andreis, junto a otros interlocutores como Emilio Monzó y Marcos Peña por el macrismo y Julián Domínguez por el FPV.

En la misma línea se preparan festejos de despedida a la mandataria saliente para el 9 y el mismo 10 en la plazas de Mayo y del Congreso, el último cuando Macri ya entrará en funciones. A excepción del núcleo de dirigentes más cercano a la Presidenta, en el Frente para la Victoria verían más apropiado que Cristina Kirchner resigne protagonismo y permita que Macri celebre su llegada al poder a su criterio. El sinsentido solo pudo ser equiparado por la insólita elección en la AFA, donde también hay varios actores de la política grande involucrados.

Inflacion y salarios
Como toda nueva etapa se abren expectativas en distintos ámbitos. Pero entre los economistas y analistas políticos hay incertidumbre común respecto al impacto de las primeras medidas económicas del gobierno de Cambiemos. Mientras miraban de cerca la elección en la AFA, Hugo Moyano le pidió a Macri que se mantengan “el poder adquisitivo” y los “puestos de trabajo”.

Moyano encabezará el próximo 17 un plenario para “reunificar” la CGT con “gordos” e “independientes”, quienes estuvieron cerca de la administración K. Se mantienen fuera de ese esquema los industriales Antonio Caló, Ricardo Pignanelli y el taxista Omar Viviani: no quieren que el camionero monopolice el diálogo con el nuevo gobierno y temen por la apertura económica.

En ese sentido, el nombrado ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó que se trabaja en eximir del impuesto a las Ganancias a los aguinaldos, pero al mismo tiempo pidió a los gremios pensar en discusiones paritarias que tomen como base “la inflación futura”, una categoría fácil de sinonimizar con ajuste teniendo en cuenta la perspectiva de una devaluación a corto plazo./ Gabriel Profiti, para Noticias Argentinas

comentarios

imagen imagen
Login