Un gran año
Cargando...
Por Redacción

Un gran año



Atrás quedaron los días de la euforia provocada en Londres que replicó por cada rincón de la Argentina ante cada escapada de Santiago Cordero, la palomita de Juan Imhoff ante Irlanda, los tackles de Tomas Lavanini, el liderazgo dentro y fuera de la cancha de Agustin Creevy un capitán con todas las letras.


No es mi intención dejar de mencionar el enorme trabajo de Daniel Huevo Hourcade la cabeza de este maravilloso grupo. Si es mi intención destacar el trabajo realizado por Agustin Pichot el cerebro de este gran año del rugby argentino.


Pichot no sabe solo de manejar forwards, sino que además ideó un plan a 50 años, si leyó bien no es un error de tipeo. En la Argentina un tipo se animó a planificar a 5 décadas y un equipo de gente lo escucho, lo acepto y lo sigue.


Claro, los resultados llegaron antes de lo previsto y el viento juega a favor de este modelo. Un mundial muy exitoso, la continuidad del Rugby Championship,  la franquicia en el Súper-Rugby, los pladares, etc, etc…


Lo cierto es que para coronar él año, los Pumas en modalidad de seven (será Olímpica en Río 2016) se alzaron con la Copa de Plata en Sudáfrica luego de perder la final con el local por un ajustadísimo 22-19 luego de superar, tras 9 años, a los poderos All Blacks.


En el circuito mundial de rugby de siete jugadores, el seleccionado argentino termina tercero detrás de Fiji y Sudáfrica, dos potencias en la  modalidad. Cerrando un gran año para el rugby argentino. Sin dudas el deporte en equipo de mayor crecimiento en los últimos años.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Un gran año

imagen

Atrás quedaron los días de la euforia provocada en Londres que replicó por cada rincón de la Argentina ante cada escapada de Santiago Cordero, la palomita de Juan Imhoff ante Irlanda, los tackles de Tomas Lavanini, el liderazgo dentro y fuera de la cancha de Agustin Creevy un capitán con todas las letras.

No es mi intención dejar de mencionar el enorme trabajo de Daniel Huevo Hourcade la cabeza de este maravilloso grupo. Si es mi intención destacar el trabajo realizado por Agustin Pichot el cerebro de este gran año del rugby argentino.

Pichot no sabe solo de manejar forwards, sino que además ideó un plan a 50 años, si leyó bien no es un error de tipeo. En la Argentina un tipo se animó a planificar a 5 décadas y un equipo de gente lo escucho, lo acepto y lo sigue.

Claro, los resultados llegaron antes de lo previsto y el viento juega a favor de este modelo. Un mundial muy exitoso, la continuidad del Rugby Championship,  la franquicia en el Súper-Rugby, los pladares, etc, etc…

Lo cierto es que para coronar él año, los Pumas en modalidad de seven (será Olímpica en Río 2016) se alzaron con la Copa de Plata en Sudáfrica luego de perder la final con el local por un ajustadísimo 22-19 luego de superar, tras 9 años, a los poderos All Blacks.

En el circuito mundial de rugby de siete jugadores, el seleccionado argentino termina tercero detrás de Fiji y Sudáfrica, dos potencias en la  modalidad. Cerrando un gran año para el rugby argentino. Sin dudas el deporte en equipo de mayor crecimiento en los últimos años.

comentarios

imagen imagen
Login