ciudadanodiario.com.ar
Ucrania e Irak, temas centrales en la Cumbre de la OTAN
Cargando...
Por Redacción

Ucrania e Irak, temas centrales en la Cumbre de la OTAN



Ucrania e Irak serán la agenda central en la Cumbre de la OTAN en Gales Los Veintiocho países de la OTAN empezaron hoy en la ciudad galesa de Newport su cumbre bianual, en la que abordarán la fase final y posterior término de la intervención aliada en Afganistán y la crisis en Ucrania, además de la amenaza yihadista del Estado Islámico (EI) en Irak.


El primer ministro británico, David Cameron, anfitrión del encuentro, y el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, dieron la bienvenida a los jefes de Estado, entre ellos el presidente de EE.UU., Barack Obama; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, entre otros.


Tras la foto protocolar, la cumbre, que se celebra en el complejo hotelero Celtic Manor de Newport y en la base militar con sede en esa ciudad, comenzó con una sesión dedicada a Afganistán, a la que seguirá otra en la que se abordará la “agresión” rusa en el este de Ucrania.


Cameron señaló que “la OTAN sigue siendo vital para el futuro” de la defensa de sus Estados miembros y en el sostenimiento de la seguridad colectiva a escala global, al tiempo que destacó que la reunión tiene lugar “en un momento crucial por la amenaza rusa y el terrorismo islámico”.


Sobre Afganistán, los líderes hablarán de la retirada de la casi totalidad de tropas internacionales en Afganistán tras doce años de intervención y la misión de entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas prevista para el año próximo, las cuales se harían cargo de garantizar la seguridad interna del país.


Poco antes del inicio de la reunión, los presentes rindieron homenaje a los militares muertos o heridos durante la misión de asistencia internacional (ISAF) en Afganistán, tanto de los aliados como de las otras naciones que participan en esta iniciativa desde hace más de una década, guardando un minuto de silencio.


Uno de los temas más críticos que abordará la Cumbre serán la estrategia y acciones consecuentes que llevarán adelante los miembros del Tratado frente al avance geopolítico de Rusia y su área de influencia en el oeste europeo, sumado a la denominada “agresión” sobre Ucrania. Dada la importancia de la agenda referente a Ucrania, la OTAN ha invitado al presidente de este país, Petró Poroshenko, quien hoy ofrecerá una rueda de prensa junto al secretario general de la OTAN. En ese sentido, en una declaración antes de la cumbre, Rasmussen, cuyo mandato termina el próximo 1 de octubre, dijo que la “agresión de Rusia contra Ucrania ha sido un llamado de atención” pues “nos ha recordado a todos que no puede darse por hecho nuestra libertad, seguridad y prosperidad”.


Según fuentes diplomáticas “Los líderes aliados podrían dar autorización para que el organismo proporciones algún tipo de asistencia económica a Ucrania para que pueda reforzar su sistema de defensa”.


Además de Afganistán y el apoyo a Ucrania, los 28 tienen previsto tratar un nuevo plan para el despliegue de una fuerza de “acción rápida” a fin de apuntalar la defensa de la alianza ante situaciones de crisis, como plantea ahora la “agresión” rusa. Se pretende que esta fuerza podría ser desplegada en un periodo de tiempo muy corto, de entre 48 a 72 horas.


En la cumbre también se abordará la necesidad de que los países incrementen sus inversiones en defensa, con especial énfasis en animar a los miembros a que cumplan el objetivo propuesto por la Alianza para que todos ellos dediquen a la defensa el 2 % de sus presupuestos nacionales, algo que por ahora solo hacen Estados Unidos, Reino Unido y Francia.


Además, los líderes hablarán sobre la creciente preocupación por la violencia impulsada por la organización yihadista Estad Islámico en Irak (EI) tras la decapitación de los periodistas estadounidenses Stephen Sotloff y James Fowley y la amenaza de matar a otro rehén británico como represalia por los ataques de EE.UU. contra los extremistas.


Esta cumbre de la OTAN es la primera que se celebra en el Reino Unido en casi 25 años, se considera que será una de las más importantes, por la relevancia de sus decisiones, en los últimos 10 años y en la misma se conmemoran los 65 años de existencia del organismo de defensa del hemisferio norte.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Ucrania e Irak, temas centrales en la Cumbre de la OTAN

Ucrania e Irak serán la agenda central en la Cumbre de la OTAN en Gales Los Veintiocho países de la OTAN empezaron hoy en la ciudad galesa de Newport su cumbre bianual, en la que abordarán la fase final y posterior término de la intervención aliada en Afganistán y la crisis en Ucrania, además de la amenaza yihadista del Estado Islámico (EI) en Irak.

El primer ministro británico, David Cameron, anfitrión del encuentro, y el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, dieron la bienvenida a los jefes de Estado, entre ellos el presidente de EE.UU., Barack Obama; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, entre otros.

Tras la foto protocolar, la cumbre, que se celebra en el complejo hotelero Celtic Manor de Newport y en la base militar con sede en esa ciudad, comenzó con una sesión dedicada a Afganistán, a la que seguirá otra en la que se abordará la “agresión” rusa en el este de Ucrania.

Cameron señaló que “la OTAN sigue siendo vital para el futuro” de la defensa de sus Estados miembros y en el sostenimiento de la seguridad colectiva a escala global, al tiempo que destacó que la reunión tiene lugar “en un momento crucial por la amenaza rusa y el terrorismo islámico”.

Sobre Afganistán, los líderes hablarán de la retirada de la casi totalidad de tropas internacionales en Afganistán tras doce años de intervención y la misión de entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas prevista para el año próximo, las cuales se harían cargo de garantizar la seguridad interna del país.

Poco antes del inicio de la reunión, los presentes rindieron homenaje a los militares muertos o heridos durante la misión de asistencia internacional (ISAF) en Afganistán, tanto de los aliados como de las otras naciones que participan en esta iniciativa desde hace más de una década, guardando un minuto de silencio.

Uno de los temas más críticos que abordará la Cumbre serán la estrategia y acciones consecuentes que llevarán adelante los miembros del Tratado frente al avance geopolítico de Rusia y su área de influencia en el oeste europeo, sumado a la denominada “agresión” sobre Ucrania. Dada la importancia de la agenda referente a Ucrania, la OTAN ha invitado al presidente de este país, Petró Poroshenko, quien hoy ofrecerá una rueda de prensa junto al secretario general de la OTAN. En ese sentido, en una declaración antes de la cumbre, Rasmussen, cuyo mandato termina el próximo 1 de octubre, dijo que la “agresión de Rusia contra Ucrania ha sido un llamado de atención” pues “nos ha recordado a todos que no puede darse por hecho nuestra libertad, seguridad y prosperidad”.

Según fuentes diplomáticas “Los líderes aliados podrían dar autorización para que el organismo proporciones algún tipo de asistencia económica a Ucrania para que pueda reforzar su sistema de defensa”.

Además de Afganistán y el apoyo a Ucrania, los 28 tienen previsto tratar un nuevo plan para el despliegue de una fuerza de “acción rápida” a fin de apuntalar la defensa de la alianza ante situaciones de crisis, como plantea ahora la “agresión” rusa. Se pretende que esta fuerza podría ser desplegada en un periodo de tiempo muy corto, de entre 48 a 72 horas.

En la cumbre también se abordará la necesidad de que los países incrementen sus inversiones en defensa, con especial énfasis en animar a los miembros a que cumplan el objetivo propuesto por la Alianza para que todos ellos dediquen a la defensa el 2 % de sus presupuestos nacionales, algo que por ahora solo hacen Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Además, los líderes hablarán sobre la creciente preocupación por la violencia impulsada por la organización yihadista Estad Islámico en Irak (EI) tras la decapitación de los periodistas estadounidenses Stephen Sotloff y James Fowley y la amenaza de matar a otro rehén británico como represalia por los ataques de EE.UU. contra los extremistas.

Esta cumbre de la OTAN es la primera que se celebra en el Reino Unido en casi 25 años, se considera que será una de las más importantes, por la relevancia de sus decisiones, en los últimos 10 años y en la misma se conmemoran los 65 años de existencia del organismo de defensa del hemisferio norte.

comentarios

Login